La sugestiva foto de Ritondo con Milei
- Anuncio -

Fue hoy después que el Presidente del Bloque de diputados del Pro, Cristian Ritondo, almorzara con el Presidente de la Nación, Javier Milei.

La sugestiva foto de Ritondo con Milei. Oposición, alianza o fusión, las tres palabras definen el debate que se articula dentro del PRO y que quedará saldado en marzo, cuando se elijan nuevas autoridades del partido hoy en manos de Patricia Bullrich.

El favorito es Mauricio Macri que quiere mantener la autonomía sin restarle apoyo al Presidente Javier Milei al menos durante su primer año de gobierno. Se sabrá el 19 de marzo si finalmente asume como titular del PRO, el partido que supo fundar y lo llevo a la Presidencia de la Nación.

Macri y los dirigentes vinculados al ex presidente saben que gracias al PRO, lograron gobernar y consolidarse en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. También que gobernaron la Provincia de Buenos Aires, el país, y hoy tienen presencia en todas las cámaras provinciales, en las dos nacionales, muchos intendentes y tres gobernadores.

- SUSCRIBITE GRATIS -

Pero Patricia Bullrich parece estar convencida que hay que actuar de manera más eficaz, más contundente, a mayor velocidad y no perder el norte: el kirchnerismo arruinó el país. Tal como lo expresa Javier Milei, el problema no gira en torno a ideas y convicciones sino poniendo a los «K» enfrente. El proyecto como dijo durante su campaña a Presidente es «terminar con los K» y se reduce a esa frase y no a una propuesta.

Así que Macri va en busca de la autonomía; Patricia Bullrich, a respaldo de Javier Milei por fuera del PRO si es necesario; y Cristian Ritondo por una alianza.

El problema se dará en los distritos provinciales y municipales. ¿Cuántos integrantes del PRO estarán de acuerdo, por ejemplo, en aliarse a las fuerzas negacionistas de La Libertad Avanza? ¿Cuántos radicales se sumarán a la confluencia con el PRO y La Libertad Avanza?

Depende del éxito o el fracaso de Javier Milei y la expansión de La Libertad Avanza con vocación de poder. Por caso, ayer quedó confirmado que en Morón el espacio del Presidente se rompió en dos alas: La Libertad Avanza por un lado y el Partido Demócrata de Victoria Villarruel por otro. Esto demuestra que en vez de acumular se fragmentan y esquivan entonces la construcción política necesaria para gobernar.

Pero ni Macri, ni Bullrich, ni Ritondo tienen en la mira los municipios, pero sí a las provincias. Pese a este punto, ninguno de los tres respaldo de manera contundente a Ignacio Torres, el gobernador de Chubut que se enfrentó al Presidente de la Nación. Lo dejaron sólo. Sin embargo contó con el apoyo de los gobernadores del sur argentino.

Para colmo, Patricia Bullrich ninguneó a la provincia con su frase «en Chubut no vive nadie, hay un millón de guanacos», demostrando como hasta ahora titular del PRO, está más cerca de Milei que de Mauricio Macri y todo por su consigna «para terminar con el kirchnerismo».

Frente al conflicto, tampoco se pronunció Mauricio Macri, ni lo diputados nacionales del PRO que lidera Cristian Ritondo.

Esta falta de movimiento y el aislamiento de Ignacio Torres, un hombre de 35 años que heredó una deuda de 125 mil millones de pesos, demuestra que en los tres casos existe consenso para no alterar el rumbo del Presidente Javier Milei por más que aumentaran los combustibles y la energía, el gas, la electricidad, los colegios privados, las pre pagas, los alimentos y los alquileres licuando los haberes de los sectores populares y la clase media.

Si querés recibir las noticias de Anticipos Diario GRATIS a tu celular, envíanos un mensaje al WhatsApp de la redacción haciendo clic en el ícono que te aparece abajo a la derecha de tu pantalla.

- Publicidad -