Castelar: El fin de una obra hídrica

Castelar: El fin de una obra hídrica alivia el barrio San Juan. Se trata de uno de los zanjones que nacen en la ex VII Base Aérea de Morón.

Castelar: El fin de una obra hídrica alivia a Barrio San Juan al concretarse la intervención en uno de los afluentes «perdidos» del Arroyo Morón.

Castelar: El fin de una obra hídrica

La Subsecretaría de Obras Públicas de Morón coordinó la intervención del desagüe dentro de la Base Área. A ese desagüe desemboca el agua de las calles de todo barrio San Juan. Por lo tanto, con el conducto obturado o angosto, la velocidad del agua era menor, Barrio San Juan retenía, la lluvia continuaba y finalmente, en el peor de los casos, entraba en las casas.

En la imagen, el recorrido del zanjón a cielo abierto:

Castelar: El fin de una obra hídrica

Con la mejora, el Gobierno avanza sobre el barrio incluyendo bacheo con hormigón, nuevos refugios en paradas de colectivo y luminarias LED.

Y con la obra hídrica, también aseguran que finalizarán las inundaciones en el barrio que fueron fuertísimas y récord en 2014.

Una parte de la zanja a cielo abierto estaba obstruida y generaba las anegaciones, informaron a este medio desde el Gobierno Local. Y confirmaron que «agregaron un sistema de caños para favorecer el escurrimiento» y equipos de la Provincia de Buenos Aires «realizaron tareas de limpieza y ampliaron el caudal de la zanja para evitar la retención».

El Arroyo Morón nace en ex VII Brigada Aérea y fue entubado en la década del ’40 para frenar las inundaciones, mejorar el Aeropuerto Internacional y urbanizar el partido. Pero trajo más problemas que soluciones, aunque más lotes y ventas, industria e impuestos.

Con el entubamiento, el agua más los desperdicios, frenaron la velocidad de escurrimiento. Y comenzó a notarse cuarenta años después.

El 31 de Mayo de 1985, el distrito sufrió la mayor inundación de la que se tenga memoria durante la democracia.

En esa inundación, murieron nueve personas aunque los diarios porteños arrojaron números disímiles. De las nueve personas, dos eran de Morón. Se trató de hermanas pequeñas de un matrimonio que no tenía más hijos.

Desde entonces, se vienen realizando obras hídricas. El Gobierno actual finalizó la Cuenca Boquerón (Morón Centro), esta a punto de terminar la Cuenca French – Azcuénaga y terminó el Ramal II de la Cuenca Haedo Norte.

El Morón actual tiene 7.000 sumideros, 1.500 cámaras de inspección, 150 kilómetros de cañerías troncales, 60 kilómetros de cañerías auxiliares y 300 bombas depresoras.

Una ingeniería extremadamente difícil para que no haya inundaciones. Y trae aparejado una inversión constante en mantenimiento.

Si algo debe estar en los presupuestos municipales es justamente el gasto frecuente que se realiza para mantener el esquema pluvial que no esta a la vista, es inmenso, y sólo se toma conciencia de su existencia cuando falla. O sea, cuando algún barrio se inunda.

Mientras no ocurra, arrojamos los residuos, ramas, troncos, hojas y desperdicios sólidos dónde y cómo sea.

Cuando llega la inundación, no hay espejo. Por lo general, las mayores críticas caen sobre el jefe comunal de cada distrito sin que nadie se haga cargo del desparramo de residuos.

A partir de 2016, el nuevo gobierno local limpió 4.500 metros lineales de canales para destrabar el flujo de agua.

Más las obras nuevas que planteó y concretó. Entre ellas, la histórica demanda de finalizar la compleja Cuenca Boquerón para aliviar Morón desde el Nuevo Hospital hasta el aérea central lado sur. De ahí en más, el agua tributará a la Cuenca French Azcuénaga y de ahí al Arroyo Morón.

También terminó se realizó una intervención hidráulica en el Barrio Seré para que mejore el recorrido de la Cuenca alta del Arroyo Morón y del escurrimiento de las aguas en las calles Lacarra, Arena, Fernández y Capdevila.

Este curso de agua, Anticipos también lo recorrió. Y acá lo podés ver en el video:

Desde principios del siglo XX, Morón tiene un grave problema con las grandes lluvias, sobre todo por que rellenó todos sus efluentes. No solo el Arroyo Morón que atraviesa el distrito entubado y no a cielo abierto.

Acá, las tapas de los diarios del 1 de junio 1985, al otro día de la terrible inundación, cuando las precipitaciones volvían a ser noticias en Morón y dos hermanas cayeron por una alcantarilla para morir minutos después.

Castelar: El fin de una obra hídrica

Hacé click acá y sumate a nuestra página Facebook dandole Me Gusta!

Anticipos Diario

Si querés recibir las noticias de Anticipos Diario GRATIS a tu celular, envíanos un mensaje al whatsapp de la redacción haciendo click en el ícono que te aparece abajo a la derecha de tu pantalla.

También podés seguirnos vía twitter haciendo click en: @diarioanticipos

Diario Anticipos

También te puede interesar:

- Publicidad -