Increíble: Un palacio
- Publicidad -

Increíble: Un palacio demolido tiene su copia en Francia. Alejandro Machado es parte de un grupo de diez «recuperadores» de la escenografía anónima. El bahiense se mudó a Buenos Aires en 1992 y empezó a sacar fotos por la calle y se volvió un aficionado del patrimonio.

Increíble: Un palacio demolido tiene su copia en Francia. Desde hace varios años, vivía con la angustia de no acreditarle la autoría a un palacio demolido: la quinta de Muñiz, una estancia que hoy pertenecería al barrio de Almagro, específicamente en José Mármol 30, 34, 38, 42 y 44.

Un palacio demolido en Argentina tiene su gemelo en Francia
A la izquierda el Palacio en Argentina y a la derecha el que aún existe en Francia

A su derecha creció la avenida Rivadavia, a la izquierda Hipólito Irigoyen, detrás interrumpió la calle Treinta y Tres Orientales.

- Publicidad -

En 1841 la quinta triangular estaba rodeada por los caminos Estebarena (actual Quintino Bocayuva), Victoria (actual Hipólito Yrigoyen) y General Quiroga (actual Rivadavia).

Doña Juana Isidora de González, viuda de don Andrés Díaz era la dueña de este espacio que contaba con un caserío cerca de la intersección entre Hipólito Yrigoyen y Quintino Bocayuva con sala, dormitorio, comedor, cocina y un patio “sombreado por parras y adornado por rosales”.

Su muerte originó sucesiones y divisiones del terreno. De hecho, la porción oeste de la quinta fue comprada en 1871 por el doctor Ramón Baldomero Muñiz, hijo del naturalista Francisco Javier Muñiz.

Un palacio demolido en Argentina tiene su gemelo en Francia
El aviso sobre la venta del Palacio Muñíz

Adquirió fragmentos de territorios linderos hasta valerse de un campo de 70 metros sobre Rivadavia, 108 metros sobre Mármol, 68 metros sobre Hipólito Yrigoyen y 137 metros Treinta y Tres Orientales.

En 1982, en el centro de la estancia se levantó un distinguido palacio que hospedó a renombrados políticos y figuras de la cultura en su arquitectura versallesca. Fue escenario de fiestas, festejos y tertulias.

Diario Anticipos - Últimas noticias por WhatsApp

La esposa del doctor Muñiz era doña Isabel Frías, la rama patricia de los Frías, entre ellos Félix Frías, secretario del general Lavalle, y Eustaquio Frías. La señora Frías habilitaba el parque de su quinta para recoger a la niñez desvalida del barrio ante la ausencia de plazas.

El dueño murió en 1909: la viuda y sus cinco hijos heredaron la residencia, pero Doña Isabel se retrasó en el pago con el Banque Hypothécaire Trasatlantique, que le había trabado una hipoteca por 770 mil francos oro.

La entidad le ejecutó la garantía para luego venderle el terreno en 500.000 pesos al rentista Lorenzo Raggio.

En 1940 la Quinta tenía su superficie recortada: sobrevivía el Chateau y la extensión del patio con salida a Hipólito Yrigoyen.

Un clasificado de 1917 del diario La Nación anunciaba la venta de la señorial propiedad, “casi única en Buenos Aires”, con salida a: “Calles Rivadavia, Mármol y Victoria, 8932 metros 19 centímetros, o sea 11.191,85 v.c.”.

Increíble: Un palacio
En 1917, el diario La Nación publicó un artículo de venta del Palacio Muñiz

Además, detallaba “invernáculo de hierro y vidrio”, “invernáculo de madera” ,»molino Hércules premiando en la exposición de 1900″, glorieta, pileta, aljibe y la verja perimetral.

Increíble: Un palacio demolido en Argentina tiene su gemelo en Francia

En 1965 la residencia ya no existía. Se estima que en 1950, el Palacio Muñiz fue demolido. El catastro actual lo domina un edificio de siete pisos y el tinglado de un estacionamiento.

La quinta Muñiz era una de las piezas inconclusas de Alejandro Machado: Buscaba encontrarle la firma y quien le dio un indicio fue otro de los compañeros de su grupo de investigadores. “Esteban Güerri estaba peinando La Nación cuando encontró un perfil de Caballito. Le sacó fotos a dos recortes de 1894 en el que un cronista habla de las quintas de Almagro”.

“Alrededores de Buenos Aires, apuntes de un reporter”, era el titulo de la crónica, la cual decía que había sido la primera quinta de Almagro.

Se sabía que era antes de 1900 lo que reducía el número de arquitectos posibles. La nota informaba que el palacio, “con sus dos torreones, original connubio de la torrecita cuadrada y de la redonda”, había sido construido por Grou Dupatty según los planos de Charles Garnier.

A Machado el rastro de Grou Dupatty le recordaba a Théodore Jean de Groux de Patty, un ingeniero y arquitecto francés que había proyectado el primer Palacio Municipal de Lomas de Zamora, había concursado en los proyectos para la construcción de la sede de la Casa Matriz del Banco de la Provincia de Buenos Aires, para la apertura de la Avenida de Mayo y para el Mausoleo del Libertador General Don José de San Martín en la Catedral Metropolitana.

Groux de Patty también había sido el fundador de la primera publicación de “Revista de Arquitectura y de Trabajos Públicos, periódico de los arquitectos, arqueólogos, industriales y propietarios”.

Increíble: Un palacio demolido en Argentina tiene su gemelo en Francia

Charles Garnier no realizó obras en Trouville-sur-Mer, confirmó el investigador, pero le restaba confirmar si el Palacio Muñiz estaba inspirado en un castillo de la comuna del norte de Francia, situada en la región de Normandía.

“Si te parás enfrente del Palacio Pereda, en Arroyo 1130, vas a ver que la fachada es igual al Museo Jacquemart André, la única diferencia es que allá tienen el patio de entrada que el nuestro no», reflexionaba.

«Si te fijás el Palacio Bosch, la residencia del embajador de los Estados Unidos en Buenos Aires, tiene una parte que es muy parecida al castillo de Bénouville de Normandía, obra de Claude Nicolas Ledoux. Es más, el Palacio Paz tiene un frontis que es igual al Museo del Louvre y una referencia al Palacio de Luxemburgo, la sede del senado francés. Pero copias exactas nunca había visto en vida”, contrastó.

Increíble: Un palacio
Construcciones sobre la costa de Trouville-sur-Mer. Uno de esos palacios fue replicado en Buenos Aires.

Machado paseó por Street View hasta que se sorprendió con el mismísimo Palacio Muñiz que había sido demolido hace 70 años en el barrio porteño de Almagro.

“El parecido era inocultable: el porche con arcada, la torrecilla circular, la cuadrada, la ventana doble, las de la mansarda. Todo estaba en el mismo lugar”, comparó: Había encontrado el chateau original, los planos genuinos que Groux de Patty había llevado a Buenos Aires.

“4 Rue Pasteur, Trouville-sur-Mer, Normandía” es la referencia de su ubicación en el mapa interactivo de Google.

Increíble: Un palacio
El Palacio Muñiz fue una copia exacta de la Villa Sidonia

“Los dos edificios son idénticos en volumen, entradas, ventanas, con mínimas variaciones, la misma torreta cilíndrica, la cúpula de base cuadrada, el techo en crucero, la puerta de entrada en el mismo lugar”, celebró Machado.

Increíble: Un palacio demolido en Argentina tiene su gemelo en Francia

El Palacio Muñiz de Argentina es Villa Sidonia en Francia. Una obra proyectada en 1868 por el arquitecto Dèsiré Devrez por encargo del banquero Alfred Honoré en estilo Luis XIII. La villa francesa era un destino habitual de la clase alta argentina en la Belle Époque, hacia fines del siglo XIX.

Trouville es una ciudad tallada en el pasado. La permanencia del chateau original con 152 años de antigüedad es un ejemplo de conservación.

Machado, lamenta que la copia haya durado menos que el verdadero. “Es una radiografía del desastre que hicimos con nuestro patrimonio”, expresó.

Si querés recibir las noticias de Anticipos Diario GRATIS a tu celular, envíanos un mensaje al whatsapp de la redacción haciendo click en el ícono que te aparece abajo a la derecha de tu pantalla.

También podés seguirnos vía twitter haciendo click en: @diarioanticipos

Anticipos Diario
- Publicidad -
Artículo anterior55 mil adultos mayores vacunados en Morón contra el Coronavirus
Artículo siguienteItuzaingó: un nene de 8 años en medio de un asalto a mano armada

ESCRIBÍ TU OPINIÓN!

Por favor, ingrese su comentario aquí.
Por favor escribí tu nombre aquí