El Palomar: La

El Palomar: La Justicia rechazó el cierre y el Aeropuerto sigue. Este jueves, la Justicia determinó que el aeropuerto pueda seguir operando vuelos de cabotaje y regionales, como lo venía haciendo hasta el 20 de marzo, previo al inicio de la cuarentena.

El Palomar: La Justicia rechazó el cierre y el Aeropuerto sigue. El abogado hurlinghense Lucas Marisi había solicitado el cierre del aeropuerto junto a otros vecinos en uno de los amparos que presentó antes de la inauguración del aeropuerto en febrero de 2018.

Finalmente, la jueza Federal de San Martín a cargo del caso, Martina Forns, resolvió rechazar el pedido de cierre total del aeropuerto.

- Publicidad -

La última denuncia fue radicada el 17 de diciembre y argumentaba  exceso en los límites sonoros.

Respecto a esto, Marisi denunciaba que desde el Ministerio de Transporte y de la ANAC falsificaban los límites máximos de ruido para ocultar el daño ambiental y el impacto acústico.

Forns también lleva la causa contra el uso comercial de la Base Aérea por parte de las low cost Flybondi y Jetsmart iniciada a partir de una serie de denuncias vecinales.

Cabe recordar que el Aeropuerto se encontraba operando desde el 2019 entre las 22 y las 7 por una orden Judicial tras los resultados de los estudios por ruidos molestos a la noches.

En caso de que los vuelos regresen el 1 de octubre, el Aeropuerto retomará su actividad, pero siguiendo este horario mencionado.

Tanto Jetsmart como Flybondi tienen abierta la venta de pasajes, por la expectativa de que Nación habilite los viajes aéreos a partir de octubre.

Si querés recibir las noticias de Anticipos Diario GRATIS a tu celular, envíanos un mensaje al whatsapp de la redacción haciendo click en el ícono que te aparece abajo a la derecha de tu pantalla.

También podés seguirnos vía twitter haciendo click en: @diarioanticipos

Anticipos Diario
- Publicidad -
Artículo anteriorMorón no registró fallecidos por COVID en la jornada de ayer
Artículo siguienteLos shoppings esperan volver a abrir durante la pandemia