Morón: ¿Cómo estuvo el centro en el Día del Padre?
Morón: ¿Cómo estuvo el centro en el Día del Padre?

Morón: ¿Cómo estuvo el centro en el Día del Padre?. Las calles San Martín, Belgrano, Rivadavia e Yrigoyen sin gente en la calle. Los únicos comercios abiertos fueron la farmacia Cogliatti, panaderías, restaurantes e hipermercados.

Morón: ¿Cómo estuvo el centro en el Día del Padre?. Las calles estuvieron vacías. Poco tránsito al mediodía. Contrariamente a la imagen que buscan brindar algunos medios el acatamiento de la cuarentena sigue siendo importante. Pronto se cumplirán 100 días de aislamiento. Las próximas semanas serán cruciales por que se espera un pico de contagios.

(por Santiago Alonso).- En la calle San Martín sólo se visibilizaban tres locales abiertos: un kiosko, un local que vende sandwiches de miga y el mítico restaurante La Intendencia. Este último modificó de forma casi total su estructura. Ya no se ven tanto las mesas sino mostradores que ofrecen bebidas, cajas con pan dulce, desayunos express, facturas y porciones de pizza, empanadas. Muchos carteles con el menú del día y dos repartidores de aplicaciones que esperan llevar pedidos.

El sol se asomaba y en las calles transitaban pocos autos. Los colectivos que paran en la esquina de Brown y San Martín con rumbo a Liniers y Caballito llevaban una o dos personas. No se registraban colas en los cajeros ni aglomeraciones de ninguna índole.

Morón: ¿Cómo estuvo el centro en el Día del Padre?

Ser barrio y centro a la vez

En el trayecto hacia una farmacia de barrio ubicada en Yrigoyen y San Martín había poca gente. Padres llevando a caminar a su hijito y otros trasladando bolsas de carbón para – al menos – darse el gusto de un asado. No había «runners» ni gente haciendo gimnasia mas allá de que el día lo ameritaba.

Hacia Yrigoyen el centro de Morón ya no es el embudo de personas de todos los días. Deja de ser un punto neurálgico para ser barrio desde San Martín al 300. En las casas una parejita saca una mesa a la puerta del lado de adentro y almuerza para que el encierro no se sienta tanto.

Algún mercado de barrio recibiendo gente que olvidó comprar el postre y verdulerías con una radio AM de fondo son la foto de la jornada. Los autos recorren las avenidas pero el tránsito es fluído. Uno,dos, tres autos y eso es todo.

Morón: ¿Cómo estuvo el centro en el Día del Padre? Desde lejos no se ve

Un reconocido café en la esquina de Buen Viaje y San Martín frente a la plaza tapó toda su vidriera con pintura blanca lavable. Si el transeúnte se acerca percibe el cambio de rubro. Será un kiosko donde habrá «de todo» y ya no se percibirá como bar, será otra cosa cuando reabra.

Muchos tienen (tenemos) la foto de marzo pero ya hay cosas que cambiaron en materia de comercios. A lo lejos dos personas hacen fila en un café abierto para llevarse facturas. La heladería trabó sus puertas con mesas para que no ingrese nadie y los empleados puedan atender a distancia. Sentarse en cualquier lugar a tomar algo va a ser algo que tardará en volver.

En el supermercado de logo colorado en García Silva funciona con horario reducido, de 09:00 a 14:00. En el ingreso un empleado del área de seguridad nos pide amablemente que esperemos antes de ingresar y nos escanea para tomarnos la temperatura. La capacidad es limitada pero tampoco hay mucha gente en su interior. Se puede comprar con comodidad sin temor a roces.

Nadie a la vista

La fachada del Palacio Municipal tiene la estética del Día de la Bandera y en la Plaza San Martín no hay movimiento. Una pareja tomandose de la mano y una persona esperando sentada. No hay venta ambulante de panchos ni de ningun tipo.

El Teatro Municipal Gregorio Laferrere también «espera» su momento. No es este. Los espectáculos en vivo de forma presencial tardarán en volver. Por ahora está limitado a ofrecer funciones online. En la puerta una camioneta municipal tiene un cartel con la leyenda «Al virus le ganamos entre todos».

Arriba, un cartel que dice «2020 – Año del General Manuel Belgrano» y una imágen del prócer que nos mira. Imposible no pensar que espera mucho de nosotros, especialmente que nos cuidemos.

Los locales de comida rápida sólo atienden por Whatsapp o con las aplicaciones para celulares y el ingreso del público no está permitido. Lo dejan en claro con la persiana metálica abierta hasta la mitad.

Esta imagen se corresponde con un domingo calmo, de sol y temperatura aceptable para salir. No hay movimiento en el centro de Morón en el Día del Padre. El resto de la semana quizás ocurra otra cosa, pero el domingo fué de calma y de espera hasta poder volver a la normalidad. Priman la cordura y la paciencia, aún cuando una nueva etapa de la cuarentena – que se presume más dura – llegará de forma inminente.

Si querés recibir las noticias de Anticipos Diario GRATIS a tu celular, envíanos un mensaje al whatsapp de la redacción haciendo click en el ícono que te aparece abajo a la derecha de tu pantalla.

También podés seguirnos vía twitter haciendo click en: @diarioanticipos

Anticipos Diario
- Publicidad -