Cierra Polka de Adrián Suar y Clarín: repensar el negocio
Cierra Polka de Adrián Suar y Clarín: repensar el negocio

Cierra Polka de Adrián Suar y Clarín: repensar el negocio. La productora corre el riesgo de cierre o de achicamiento severo en su plantel. El Grupo Clarín es co-propietario de la empresa y optó por la cancelación de «Separadas», su última tira diaria. No se trata de un problema económico solamente sino de una decisión de no sostener determinados proyectos por parte del holding de medios.

Cierra Polka de Adrián Suar y Clarín: repensar el negocio. Eran tiempos felices. Víviamos nuestra vida normal y sabíamos que a las 18:00 hs comenzaba nuestra serie favorita a la hora de la merienda. Mazinger, Robotech, Los Pitufos o Supercampeones comenzaban religiosamente y nuestra vida a esa hora se paraba.

En 1999 pasó lo mismo a nivel país pero con gente de todas las edades, las familias. A las 21:00 hs y por El Trece comenzaba «Gasoleros», uno de los megaéxitos del año con Juan Leyrado y Mercedes Morán. El romance entre Roxy y Panigassi fue seguido por miles de hogares que lograban inyectar en El Trece ingresos cuantiosos por publicidad.

- Publicidad -
Cierra Polka de Adrián Suar y Clarín: repensar el negocio
Gasoleros, el mega-éxito de 1999

No sólo la tanda del canal era abultada sino las PNTs (Publicidades no tradicionales) que aquí conocemos como «chivos». Si Juan Leyrado mostraba un paquete de galletitas de una reconocida marca en la ficción iba directo a la facturación de la productora. No así la publicidad de los cortes que le corresponden al canal.

«Gente como uno» en pantalla

Adrián Suar se convirtió en el productor del momento y era una máquina de hacer éxitos. La fórmula «costumbrista» mostraba la necesidad de una clase media de verse en pantalla y sentirse reflejada. Que los «ellos» da la pantalla fueran como «nosotros» y viceversa.

Tiempo después vino «Campeones», que también funcionó. Más tarde «El Sodero de mi vida», «Calientes» y «Son amores». En todos estos casos eran retratos de sectores trabajadores desarrollando vivencias cotidianas, comunes, diarias, nuestras.

Si bien es cierto que entre «Campeones» y las recien mencionadas hubo tiras diarias como «Primicias» contando con frescura la intimidad de la redacción de un diario y los medios de comunicación, Suar atravesó lo que le ocurió a demasiados artistas: comenzar a repetirse.

Cierra Polka de Adrián Suar y Clarín: cuando la fórmula comenzó a agotarse

A mediados del 2001 ya había cierto cansancio con respecto al formato costumbrista. Telefé que entendió la competencia había lanzado «Buenos vecinos» con Hugo Arana y Moria Casán para hacerle frente a los tanques de El Trece.

Buenos Vecinos, la tira diaria de Telefé para competir con Suar en El Trece.

Al mismo tiempo y en ese contexto de hartazgo, el canal de las tres pelotitas pone en el aire un unitario que no era producido por Suar ni por Tinelli, sino por el propio canal en sociedad con Damián Szifrón: Los Simuladores. Su historia es ya conocida. El envío semanal rescataba el concepto de historias de aventuras y misterio, tan abandonado por la televisión.

A partir de ahí no volvió a haber un «hit» de estas características en lo simbólico. Polka produce material de forma permanente pero pocos salvo algunos recién mencionados se quedaron en el imaginario colectivo.

No hay una comunidad de fans pidiendo que vuelvan Campeones o El Sodero de mi vida, sino Los Simuladores y Casados con Hijos, que no es una idea argentina.

Algunas de sus ficciones incluso, aún tienen su cuota de pantalla en el canal Volver, propiedad de Clarín y dueña de los derechos de sus series, pero no tienen la repercusión que tuvo Los Simuladores cada vez que hubo una reposición o cuando Netflix los incluyó en su catálogo.

El modelo de negocios de tira diaria ha dejado de ser rentable, podría argumentarse que las nuevas generaciones sacían su hambre de ficción en las plataformas y no es parte de sus hábitos sentarse frente a un televisor en un horario determinado. Pero no sería cierto.

La ficción tumbera que ganó en la pantalla pública

Un fenómeno similar en términos de franjas etáreas se dió con El Marginal, de la productora Underground.

Cierra Polka de Adrián Suar y Clarín: repensar el negocio

Se repetía algo de lo que no había registro hace tiempo: tanto una chica de 22 años de Lanús como un señor de 59 en Haedo prendían al mismo tiempo la pantalla de la Televisión Pública para ver las atrocidades que se cometían en una cárcel.

Ambos que no se conocen ni tienen nada en común esperaron una semana para ver como continuaba la historia de los Borges.

El envío semanal tuvo un promedio de 8 puntos de rating.

Hacen falta nuevas historias, nuevos conceptos y guiones. Para que eso ocurra es imperante dejar de pensar en las series como tiras diarias por que no sólo no se sostienen sino que el conflicto central de una tira de Pol-ka se estira hasta lo insostenible y se cierra tras decenas de epiosdios.

A la audiencia internacional no le parecen atractivas nuestras producciones diarias dado nuestro extremo localismo. Distinta la situación de muchos unitarios de la misma compañía que se han vendido a Disney XD, HBO o Netflix, cuyo abismo autoral con las tiras diarias es inmenso.

¿Éxito por la cantidad o el tipo de público?

Las audiencias son importantes no sólo en función del rating en términos del número de televidentes sino la franja a la que se apunta.

Vamos a un ejemplo de otras latitudes. En Estados Unidos hubo una serie con excelentes mediciones numéricas pero que fue cancelada. Se trataba del drama legal y de aventuras Harry´s Law, protagonizado por la multipremiada Kathy Bates.

Una serie más sobre abogados que cosechaba buenos resultados. Pero tras hacer un estudio exhaustivo de esa franja horaria los productores del canal NBC, una importante cadena estadounidense, hallaron un dato revelador: la serie era vista por adultos mayores.

El problema para los canales y productoras es que ese sector no suele consumir tanto como los jóvenes a los que se desea apuntar y son el «target» de audiencias más codiciado, por lo tanto decidieron cancelar Harry´s Law, casi impiadosamente.

Pasando en limpio: 1) No les importó cuánta gente lo miraba, sino quienes lo hacían. 2) Según el criterio de los ejecutivos de la cadena NBC los adultos mayores no consumen tanto.

Ya no tenemos ganas de ver lo mismo

Volviendo a Argentina: ¿A quién se le estan vendiendo productos a través de las tiras diarias? ¿Las temáticas costumbristas siguen seduciendo al espectador?

Los números nuevamente: «Separadas» tenía un promedio de rating de 10 puntos. Un numero envidiable para esta época. Ya no existen producciones con 30 puntos de rating como antes.

Hoy esos 10 se festejan. Josué cosecha 12 y 13 puntos de audiencia con una inversión mucho menor. Los enlatados turcos vienen ganando no sólo en rating sino en calidad.

El Trece resolvió que les es más conveniente producir un ciclo de concursos que ficción y para resolver eso es más sencillo comprar una «lata» que producir algo propio.

Naturalmente se lamenta el cierre de productoras importantes como esta por que implican algo preocupante: menos trabajo argentino, menos técnicos, menos actores y actrices, maquilladores, guionistas.

Cierra Polka de Adrián Suar y Clarín: Barajar y dar de nuevo para salvar la ficción

Si se quiere salvar la industria es momento de pensar otras tramas, menos inocentes, personajes con los que uno pueda conectar.

También es necesaria la llegada de otros actores/actrices dado que el «star system» argentino ya está agotado de ver siempre los mismos rostros. Una vía legítima sería la emisión ya no diaria sino semanal de material para repensar los contenidos.

Hay antecedentes, incluso de la propia Polka con «El Puntero», «Vulnerables», «Mujeres asesinas» y «Epitafios», esta última en co-producción con HBO.

El Tigre Verón, por ejemplo, volverá a la pantalla de El Trece con su segunda temporada próximamente. En esta historia Julio Chávez hace de un sindicalista de la carne repitiendo todos los clichés sobre el mundo gremial y la vinculación del peronismo con la delincuencia, la violencia e ignorancia.

No es casual que salga por El Trece, cuya línea editorial refuerza la ideología del núcleo duro de los votantes de Juntos por el Cambio.

Cierra Polka de Adrián Suar y Clarín: repensar el negocio

Hay que arriesgarse y abrir el abanico en materia autoral. Las audiencias no somos las mismas tras Breaking Bad, Lost, Juego de Tronos, La Casa de Papel, Los Soprano y Dr House.

Series como Dexter, La lista negra, Chernobyl, La ley y el orden: Unidad de Victimas especiales, y tantas otras marcan la necesidad de otra cosa en la tele que no sea desencuentros de parejas y gente discutiendo con planos cortos en pantalla.

La tele argentina está para más sin que se apueste a lo mínimo y se subestime al espectador. Ya lo ha demostrado.

Si querés recibir las noticias de Anticipos Diario GRATIS a tu celular, envíanos un mensaje al whatsapp de la redacción haciendo click en el ícono que te aparece abajo a la derecha de tu pantalla.

También podés seguirnos vía twitter haciendo click en: @diarioanticipos

Anticipos Diario

- Publicidad -
Artículo anteriorKinesiólogos le piden a Kicillof poder trabajar
Artículo siguienteTeatro municipal de Morón cumple 70 años