Clausura Coto de Ramos Mejía: Las fotos que no viste
- Publicidad -

Clausura Coto de Ramos Mejía: Las fotos que no viste. La sucursal ubicada sobre la avenida Rivadavia al 13.000, fue clausurada por inspectores municipales asegurando faltas en lo que en ese momento denominaron «cuestiones técnicas».

Clausura Coto de Ramos Mejía: Las fotos que no viste. Alfredo Coto denunció persecución del intendente de La Matanza. Pero en realidad, la empresa no cumplía requisitos de precios ni de limpieza.

Fue el mismo Alfredo Coto el que encabezó una protesta junto a su esposa y los trabajadores. En la puerta de la sucursal Ramos Mejía pidieron que no cierren el local y que los dejen trabajar.

Clausura Coto de Ramos Mejía: Las fotos que no viste

Pese al reclamo, la policía avanzó con la clausura por orden del gobierno municipal de Fernando Espinoza.

- SUSCRIBITE GRATIS -

La acusación fue fallas técnicas que en ese momento no se entendieron.

Clausura Coto de Ramos Mejía: Las fotos que no viste

Se dijo que había precios desmedidos en contra de las medidas de gobierno que obligan a los comercios a retrotraer los precios al 6 de marzo.

Pero las fotos que consiguió Diario Anticipos demuestran que también falta mucha higiene en la sucursal Ramos Mejía.

Clausura Coto de Ramos Mejía: Las fotos que no viste

Todo comenzó cuando un inspector municipal encontró un congelador con tortas y otros alimentos que no debían estar mezclados.

Sin embargo, el empresario Alfredo Coto aseguró que se trató de una persecución porque no tuvieron otra explicación.

Clausura Coto de Ramos Mejía: Las fotos que no viste

Las fotos acá exhibidas muestran que hubo más de un motivo.

En medio de la protesta en la que los trabajadores arengaban por «Alfredo«, el empresario acusó a Fernando Espinoza de «tener un encono personal contra mí».

Clausura Coto de Ramos Mejía: Las fotos que no viste

Y su esposa Gloria apoyó sus dichos y aseguró que se trató de un capricho del intendente.

Por otro lado, la medida de retrotraer los precios de más de 300 productos al 6 de marzo por 30 días molestó al rubro.

Clausura Coto de Ramos Mejía: Las fotos que no viste

Y se tomó por parte del Gobierno Nacional luego de las especulaciones con artículos de primera necesidad que incrementaron sus precios en los últimos días hasta un 100%.

Dentro de esos productos están incluidos alimentos, bebidas, artículos de higiene y limpieza.

Clausura Coto de Ramos Mejía: Las fotos que no viste

La medida alcanza a comercios de proximidad como almacenes, kioscos, despensas y supermercados de grandes líneas.

Pero quedaron exceptuados las «mipymes«, es decir las micro, pequeñas y medianas empresas y los mayoristas.

Alfredo Coto y sus hijos procesados

En el año 2018, el juez Sebastián Ramos, titular del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal N° 2, procesó al empresario Alfredo Coto y a su hijo Germán a raíz del hallazgo de 227 granadas dentro de tachos de basura, 41 proyectiles de gases lacrimógenos, 27 armas de fuego, dos de lanzamiento y unas 4 mil municiones en la sucursal de la calle Paysandú al 1800, Caballito.

Las municiones las encontró la Agencia Nacional de Materiales Controlados (ANMaC) el 30 de agosto de 2016.

También detectó 14 chalecos antibala, 22 cascos tácticos sin numerar, 9 escudos antimotines, un gas pimienta, un silenciador, un revólver, tres armas de fuego a nombre de otros usuarios, y un revólver a nombre de Alfredo Coto con el número de serie probablemente adulterado.

Ramos pidió, además, un embargo de tres millones de pesos. Y caratuló la causa como «tenencia ilegítima de materiales explosivos, inflamables, asfixiantes, tóxicos o biológicamente peligrosos sin la debida autorización legal».

Durante la indagatoria a la que se presentó en abril del año pasado, el empresario de 77 años, quien obtuvo la eximición de prisión, declaró que tenía las armas para ser utilizadas ante la posibilidad de saqueos. Y agregó que el arsenal pertenecía a Prefectura, Gendarmería y la Policía Federal.

Finalmente, Alfredo Coto fue procesado sin prisión preventiva por considerarlo «prima facie coautor penalmente responsable de los delitos de tenencia ilegítima de materiales explosivos, inflamables, asfixiantes, tóxicos o biológicamente peligrosos, sin la debida autorización legal o sin que medien razones que justifiquen dicha tenencia por motivos de uso doméstico o industrial, el de acopio de armas de fuego, piezas o municiones sin la debida autorización y el de adulteración y/o supresión del número o grabado de un arma de fuego». 

Y además de su hijo, Germán Alfredo, fue procesado el prefecto Cristian Javier Oscar González.

Si querés recibir las noticias de Anticipos Diario GRATIS a tu celular, envíanos un mensaje al whatsapp de la redacción haciendo click en el ícono que te aparece abajo a la derecha de tu pantalla.

También podés seguirnos vía twitter haciendo click en: @diarioanticipos

Anticipos Diario
- Publicidad -