Dueño de Guaymallén: «Llegó el momento de perder». Así lo aseguró Hugo Basilotta quien garantizó que no solo no habrá despidos ni rebajas salariales sino que tomarán más empleados para la fabricación de alfajores.

Dueño de Guaymallén: «Llegó el momento de perder». Famoso tuitero y actual propietario de la marca, Basilotta declaró que estaba de acuerdo con priorizar la salud y apoyaba el manejo de crisis del coronavirus por parte del presidente Alberto Fernández

«Me gustaría ver los pasaportes y todas las propiedades que tienen muchos de los que se quejan». Con esas palabras el empresario brindó una nota a BAE Negocios donde destacó que la firma Guaymallén no solo no despedirá a ninguno de los 200 operarios sino que además contratará 100 más, según destacó en la red social Twitter.

- Publicidad -

Basilotta explica que vende dos millones de alfajores por día cuyo costo oscila entre los 10 a los 25 pesos dependiendo si el producto es doble o triple. Su más reciente innovación fue la llegada del triple de fruta, muy pedido por los fans de la famosa golosina.

Siempre hay que tener reservas para dar el ejemplo. Una empresa es como una familia, si entran 10 y gastas 11 te va a ir mal. Si a nosotros en Guayma nos entran 100 de ganancia, reinvertimos 70, gastamos 20 y guardamos 10 para cuando viene algo inesperado o una economía mala”, subrayó.

Ni rebajas ni despidos

El responsable de la empresa muestra una cara distina a la de Arcos Dorados, compañía gerenciadora de Mc Donalds que envió recibos de sueldo a sus empleados con bajas salariales.

Comunicado de la empresa, con la firma de Basilotta.

«Nos toca aguantar. No puedo exponer a los 200 trabajadores a que se enfermen. No es un producto esencial ni es arroz, ni fideos, es una golosina popular, la que más se consume en el país. Tenemos que priorizar la salud . Estoy de acuerdo con lo que dijo el presidente: Una economía que cae siempre se levanta, pero una vida que se pierde no la recuperamos más», sostuvo.

Hombre de familia, casado y con cuatro hijos a los que no ve hace 20 días, señala que «siempre que llovió, paró» y que “Es un momento malo, nadie lo esperaba. Veníamos con una economía que no estaba bien, pero vamos a salir. Argentina ha salido de muchas crisis, hay que tener esperanza y cuidar la vida. El Estado está ayudando y alguna otra ayuda».

Dueño de Guaymallén: «Llegó el momento de perder» – Guaymallén: la historia

La compañía nació en la década del 40 de la mano de Ulpiano Fernández, un inmigrante gallego que se cansó de su trabajo para dedicarse a la repostería vendiendo alfajores.

Ulpiano fue suegro de Basilotta y padre de Cristina Fernandez, esposa de Hugo. Como la aceptación de la golosina fue absoluta se animó a producirla de forma industrial para su distribución masiva.

En 1950 colocó un puesto en la cancha de Racing Club de Avellaneda

 «Ese año aparecieron unos vendedores ambulantes por la planta y se llevaron unas cien cajas -recuerda Hugo- Fue un antes y un después.

De forma simultánea, la fábrica de Guaymallén comenzaba a funcionar en Mataderos, con una extensión de 8000 metros cuadrados.

Ulpiano falleció hace 9 años y fue parte de la compañía hasta los 95, cuando su hija Cristina fue convocada para presidir la firma.

Hugo afirma que el secreto de su éxito se apoya más en la cantidad de alfajores vendidos que en el costo por cada unidad «que vengan los economistas de a uno, nosotros ganamos en cantidad y tenemos una ganancia baja, de un 5 o 6% que es lo que ganan las Pymes en el mundo», arenga.

«Tenemos dos o tres proveedores de materia y prima y les peleo los precios a muerte. Uso el dulce de leche Vacalin, el mismo que llevan los alfajores de 50 o 60 mangos. Pero ojo, yo le compro 600 toneladas por mes. Es más difícil saber comprar que saber vender.» declaró Basilotta el año pasado a InfoBAE.

El auspicio más efectivo de la historia

En el 2014 el «Chino» Maidana fue captado por cámaras de la televisión norteamericana degustando un alfajor. Guaymallén patrocinaba la labor deportiva del boxeador argentino y fue visto por todo el mundo ante el enojo del presentador que intentó boicotear el «chivo».

El origen de esto se da por la afición de Basilotta por el boxeo dado que fué íntimo amigo de Tito Lectoure, dueño del Luna Park.

 «Somos argentinos a morir, nosotros no exportamos casi nada, producimos para abastecer a nuestro país. Por estos días, un alfajor es fundamental para muchos chicos que es lo más nutritivo que tienen para desayunar, merendar o cenar«, asegura el hombre que hace unos días fue el único empresario que respondió ante un pedido de ayuda en Twitter para un comedor: «Yo ayudo a todos los comedores y merenderos que me piden. A veces mandamos alfajores al norte del país y es una satisfacción enorme verlos felices con un alfajor. ¿Te acordás lo que era cuando te daban un alfajor en tu niñez?«, destacó.

Para seguir a Basilotta en Twitter, click ACÁ

Si querés recibir las noticias de Anticipos Diario GRATIS a tu celular, envíanos un mensaje al whatsapp de la redacción haciendo click en el ícono que te aparece abajo a la derecha de tu pantalla.

También podés seguirnos vía twitter haciendo click en: @diarioanticipos

Anticipos Diario

- Publicidad -
Artículo anteriorMerlo: Falleció el primer paciente con Coronavirus
Artículo siguienteCuarentena hoy: Todo lo que tenés que saber