Historia Estación de Haedo: La destrucción de 2005

Historia Estación de Haedo

Historia Estación de Haedo: La destrucción de 2005. El 1 de noviembre de 2005, hubo fuertes incidentes en la estación de Haedo. El saldo fue dos formaciones del Ferrocarril Sarmiento en llamas, la estación destruida, 15 autos incendiados, 87 detenidos y 21 heridos.

Historia Estación de Haedo: La destrucción de 2005. Además de los autos y los 15 vagones en llamas, hubo ataques a comercios y saqueos.

Todo comenzó cuando una formación que había partido de Moreno a las 07.00 en dirección a Once, se detuvo en la Estación de Haedo por “problemas técnicos”.

El servicio fue cancelado sorpresivamente y no había sido la primera vez sino una más de una sucesión de hechos similares.

Fue así que el pasaje reaccionó de forma violenta y aunque nunca se llegó a determinar de donde provinieron, grupos violentos se sumaron para dejar la estación y el área central en ruinas.

(Hacé click para agrandar las imágenes)

En un principio, la furia del pasaje se concentró sobre los bienes que administraba la concesionaria Trenes de Buenos Aires (TBA). Pero derivó en el saqueo de comercios y destrozos de los vidrios de los bancos Itaú y Supervielle.

Los protagonistas principales también volcaron e incendiaron dos patrulleros.

La policía arrojó balas de goma y gases lacrimógenos. Pero tuvo que retroceder superados por los civiles.

Los Bomberos Voluntarios no pudieron llegar a la estación lo que generó la destrucción total de los 15 vagones. Incluso dos bomberos voluntarios fueron golpeados.

Pasaje La Porteña Incendio Intencional 2005

Y también fueron destruidas las boleterías, la sala de espera y el lugar destinado a las encomiendas.

Recién al mediodía, llegaron a Haedo 40 móviles de las policías Federal y Bonaerense y de la Gendarmería Nacional.

Se habló de un complot que nunca pudo probarse. Pese a esto, ese día el tren llevaba una demora insólita y no era la primera. El pasaje estuvo dos horas para recorrer cuatro estaciones.

Entonces se les pidió cambiar de tren y estalló la ira porque muchos no pudieron subir. Entonces se pararon sobre las vías en señal de protesta, la segunda formación no pudo seguir y comenzó la Tercera Guerra Mundial.

A lo largo de la avenida Rivadavia, todos los negocios cerraron sus puertas para evitar los saqueos.

Fue un shock para los vecinos de Haedo por que perdieron parte de su patrimonio histórico.

Solo se salvaron el mural del artista plástico Carlos Terribili que remite a los obreros de puño alzado y parte de un verso de la poetisa Teresa Moreno.

En la Estación de Haedo existían pinturas y óleos originales.

Los vecinos de Haedo reclamaron la reconstrucción de la estación que se materializó en 2006.​

Si querés recibir las noticias de Anticipos Diario GRATIS a tu celular, envíanos un mensaje al whatsapp de la redacción haciendo click en el ícono que te aparece abajo a la derecha de tu pantalla.

También podés seguirnos vía twitter haciendo click en: @diarioanticipos

Anticipos Diario

6 COMENTARIOS

  1. Lo recuerdo, imposible olvidar.
    Desde casa se veia el humo.
    Muy buenas fotos!!

  2. Vivo a dos cuadras de la estación! Justo ese día tenia Franco , me levanté más tarde no entendía nada lleno de ambulancias , sirenas, policías, humo , el tel no paraba de sonar , cuando salgo a la calle todos los medios de comunicación y que triste fue al llegar a la estación y verla destrozada! Como no acordarse…

  3. LINDA GENTUZA LA QUE VIAJA EN ESE TREN. SIMBOLO DE LA DECADENCIA DE ESTE PAIS

  4. LOS QUE DESTRUYERON ESA ESTACION SON LOS QUE QUIEREN VOLVER A GOBERNAR ESTE PAIS. LINDA ARGENTINA TENIAMOS EN ESOS AÑOS. QUE IMPUNIDAD TODO. PERO TODO TIENE UN LIMITE. YA NO COMEMOS VIDRIO Y LOS CONOCEMOS BIEN A ESOS DELINKUENTES

  5. Bella estación de Haedo el domingo 4 te vestiras de fiesta. Respetemos nuestra historia.

  6. Impresionante! No vivo cerca y no recordaba esa situación. Qué necesario es el buen funcionamiento de los servicios.

ESCRIBÍ TU OPINIÓN!

Por favor, ingrese su comentario aquí.
Por favor escribí tu nombre aquí