Elecciones 2019: Morón en el centro del debate

Elecciones 2019: Morón

Elecciones 2019: Morón en el centro del debate. Las dos principales fuerzas irán a un choque frontal en Agosto de este año. Primero en las PASO y uno mayor en las Generales de Octubre.

(por Andrés Llinares).- Elecciones 2019: Morón en el centro del debate. Morón, el distrito en el que nació el Nuevo Encuentro de Martín Sabbatella, uno de los soportes del hipercristinismo en la región, enfrentará al Cambiemos que tiene como máximo dirigente al intendente Ramiro Tagliaferro, un hombre que desde 2005 camina el conurbano con la actual Gobernadora María Eugenia Vidal y el ahora Presidente Mauricio Macri.

Elecciones 2019: Morón en el centro del debate. Tagliaferro ganó la intendencia en 2015 y las legislativas en 2017.

La pelea será fuerte. Las miradas muchas. Morón no es un experimento. Es contra tendencia en la Primera Sección Electoral. Desde 1987, Morón instala los procesos que se avecinan. Y en Morón vive la Gobernador María Eugenia Vidal que no puede perder en su distrito.

Elecciones 2019: Morón – Unidad Ciudadana por Tres

Unidad Ciudadana perdió en 2013 ante el Frente Renovador de Martín Marinucci y en 2015 y 2017 ante Cambiemos.

La elección no va a ser fácil aunque Tagliaferro tiene dos ventajas: El aparato Estatal y la gestión para exhibir. Pero el gran peso que soportará será llevar en la boleta a Mauricio Macri para su reelección.

Lo que puede sumar Tagliaferro, se lo resta Macri. Vidal esta en medio y puede frenar la caída de votos en la Primera Sección Electoral. Es una posibilidad. Pero el tiempo es el único vehículo de cambio. Hoy la Gobernadora María Eugenia Vidal no la misma que en 2015. En medio pasaron muchas cosas. Y la principal demanda pasó a ser la recuperación económica que no llega.

Pero Tagliaferro esta convencido que ser intendente sin un Presidente del mismo espacio político, no es útil para desarrollar una gestión. Sale o sale. Tagliaferro quiere meter un pleno. Llevar a Macri a Presidente en Morón aunque, esta claro, bastante disimulado.

Cada afiche callejero tiene su imagen, la de Tagliaferro, y en todas las redes sociales, se muestra con la Gobernadora Vidal, funcionarios provinciales, locales y sus hijos. Cuando Mauricio Macri pisa Morón, Tagliaferro tiene gripe, temperatura o migraña y nunca esta en la foto.

Es bastante creíble que le ocurra cada una de esas cosas. A mi me sucede lo mismo.

Por su parte, Unidad Ciudadana apuesta al “volveremos” con el ex intendente Lucas Ghi.

Ghi tiene empatía con la gente pero le reclaman liderazgo y conducción. Los halcones de Nuevo Encuentro lo aceptan. Pero tensionan con el ex intendente. Las palomas lo quisieron siempre de candidato y ahora lo tienen. Pero traccionan menos que los halcones. El complemento es necesario. Nuevo Encuentro no tiene fisuras excepto algunos problemas de campaña: fotos con lavagnitas, denarvaístas y spots a lo Capitán Marte con música de Camilo Sesto caídos del cielo para la oposición.

El problema no reside en el candidato sino finalmente en el armado final. Unidad Ciudadana a su vez tiene dos precandidatos del riñón peronista, una jungla depredadora en el que lo único que no esta permitido es rendirse.

Se trata del ex candidato a intendente 2007, Gabriel Barquero, y Hernán Solito de Peronismo Unido.

Elecciones 2019: Morón – La oposición

Los tres llegará un cierre de lista complicado. La pregunta es: ¿Unidad, PASO o boletas separadas?

Boletas separadas ya es imposible. Se acabaron las colectoras. Y la unidad es segura donde hay jefe político “del palo”, o sea, en los distritos con intendentes. Los primos hermanos de Hurlingham e Ituzaingó tienen prácticamente todo cerrado.

En Morón todo es un misterio, sobre todo teniendo en cuenta que la garantía para la distribución de espacios de poder son las bancas en el Concejo Deliberante.

Cada espacio político quiere la propia. Es la única manera, piensan, de tener participación en Departamento Ejecutivo en un eventual tercer gobierno de Lucas Ghi.

Si Nuevo Encuentro no abre la lista, y no la va a abir, la única manera de resolver el conflicto es mediante una PASO. No la va a abir porque debe renovar cuatro bancas y si hace una buena elección, aunque pierda, tiene chances de meter cinco concejales.

Pero de la Unidad a las PASO hay un conglomerado de negociaciones, peleas y tensiones con asperezas históricas.

El principal argumento del peronismo es que si en 16 años, Nuevo Encuentro jamás abrió el Gobierno Local, ¿por qué lo va a hacer si vuelve a gobernar?

Y acá se traba la negociación por la Unidad vinculada al conducción como jefatura. Nuevo Encuentro quiere el mando y totaliza.

A su vez, los que leyeron los guiños del Frente Renovador de Martín Marinucci a Nuevo Encuentro, saben que solo son eso: guiños.

Marinucci no piensa volver a Unidad Ciudadana Morón, un espacio hegemonizado por Nuevo Encuentro hasta los límites donde no cabe ni una alfiler excepto que se sume a la estrategia común pero sin participar de la mesa de decisiones.

Marinucci, un buen candidato que en 2011 obtuvo el 23% de los votos y en 2013 ganó las elecciones locales con el 42% (sin que el PRO participara), rompió con el kiirchnerismo para no ser parte de un acuerdo con Nuevo Encuentro y marcó una camino.

Y si el Presidente del PJ, Jorge D’ Andrea le da su apoyo a Ghi, se pone en frente a Solito, Barquero y Marinucci en un abrir y cerrar de ojos y se desata o la diáspora o se pierde entusiasmo.

La unidad, que parece tan fácil ante un Macri desorientado ante una economía totalmente alterada e inestable, es tan compleja y difícil de entender que se piensa al revés.

No son los espacios más chicos lo que necesitan la unidad, por caso, los que representan Barquero y Solito. Son los grandes los que deben construirla. Esa construcción hoy no existe y faltan 45 día para el cierre de listas y cuatro meses para las PASO.

Entre los tres espacios van a sumar al menos el 80% de los votos en las PASO y un 90% en al General.

Si se da este escenario electoral, la distribución de bancas será de 5 para Cambiemos, 5 para Unidad Ciudadana y 2 para el Frente Renovador.  

Elecciones 2019: Morón – Más fuerzas en el debate

Puede haber una disrupción con una cuarta fuerza en el distrito a partir de la bajada que haga en Morón el economista Roberto Lavagna. Ya se reunió con la vecina de Castelar Margarita Stolbizer, principal referente del GEN y puede haber un armado territorial con el socialista Mario Mazzitelli y los adherentes a la concejal Sandra Yametti para competir por bancas en el Concejo Deliberante. Pero aún tienen que madurar muchas cosas.

Por último, la izquierda. El Frente de Izquierda y los Trabajadores nunca alcanzó el piso en Morón. Lo más cerca que estuvo fue en 2011 cuando Jimena Lettieri llegó al 7,5% de los votos.

Pero desde entonces se mantiene en los 6 puntos y sin tener representatividad en el Concejo Deliberante. Y nada indica que ahora, ante una polarización creciente, lo logre.

Si querés recibir las noticias de Anticipos Diario GRATIS a tu celular, envíanos un mensaje al whatsapp de la redacción haciendo click en el ícono que te aparece abajo a la derecha de tu pantalla.

También podés seguirnos vía twitter haciendo click en: @diarioanticipos

Diario Anticipos

También te puede interesar:

También te puede interesar:

3 COMENTARIOS

  1. La unidad ya está….y si es por obra, fuera del metrobus, no se q puede mostrar Tagliaferro en Morón Sur más q baches

  2. Me encanta la promoción de Ghi con la canción de Camilo Sesto! ” Enamórate de Ghi… ” 😁

  3. Adjudicar la dificultad del actual intendente de Morón sólo a la figura del presidente de la Nación, por ser del mismo cuadro político, es desconocer que Nación, Pcia y Municipio siguen el mismo modelo de gestión neoliberal y neocolonialista. No olvidar que no juraron x la Patria al asumir y se nota en las medidas que toman.

ESCRIBÍ TU OPINIÓN!

Por favor, ingrese su comentario aquí.
Por favor escribí tu nombre aquí