Accidente Aéreo en Castelar de 1958: El día del Gloster

Accidente Aéreo en Castelar

Accidente Aéreo en Castelar de 1958 se conoce como la caída del Gloster Meteor, de origen inglés, aviones a reacción incorporados por Argentina.

Accidente Aéreo en Castelar se produjo el 10 de marzo de 1958 cuando el Gloster Meteor impactó contra el suelo en Castelar. Murió el piloto, Teniente Raúl Piñón,y nueve civiles. Y sufrieron heridas graves cinco civiles más.

Entre los muertos, hubo un bebé, dos nenes y dos adolescentes.

El Gloster se estrelló contra la calle Maison y los restos recorrieron 400 metros, desde la calle Del Libertador hasta Anatole France.

Accidente Aéreo en Castelar

Los civiles muertos confirmados fueron:

Un obrero que trabajaba en un poste de electricidad en la intersección de las calles Maison y Del Libertador. El avión impactó contra el poste.

Teófila de Abramson: Inmigrante polaca (59 años). Casada. Murió aplastada cuando parte del avión impactó en su vivienda de la calle Del Libertador 789.

Leonor Camila Minoyetti: Tenía 13 años y vivía en Rosasco 2182.

Miguel A. Ibáñez: Tenía 1 año y 6 meses.

La adolescente Minoyetti e el bebé Ibáñez murieron al mismo tiempo cuando los embistió el Gloster Meteor en la calle Maison. La adolescente llevaba en brazos al bebé cuando regresaban a su casa.

Rodolfo Augusto Ferreira: 13 años. Vivía en Almafuerte 2525. Estaba parado con su bicicleta frente a la Escuela Nº 1, Maison 531. Esperaba que saliera su hermano.

Samuel Alberto Rott: 15 años. Vivía en Gustavo Adolfo Bécquer 2207. Esperaba que su hermana saliera de la Escuela Nº 1 cuando fue alcanzado por el poste de electricidad que arrojó el avión luego del impacto.

Armida Zunino de T Bone: 60 años. Casa. Vivía en Libertador San Martín 786 a causa del impacto de los restos del avión.

Y también murieron Haydeé Mandarini de Murias y Teófila Fritz.

El accidente aéreo en Castelar fue una hecho terrible. Y encendió todas las alarmas sobre las consecuencias de la VII Base Aérea de Morón.

Los muertos por el accidente fueron sepultados en los cementerios de Chacarita, San Martín, La Tablada, La Matanza y Morón.

La tragedia que desencadenó pudo haber sido peor. El avión se estrelló luego del ingreso de los chicos y adolescentes al Colegio Nº 1 de la calle Maison. Ninguno estaba en la puerta excepto los que murieron y fallecieron esperando a sus hermanos.

Accidente Aéreo en Castelar

Los heridos fueron cuatro:

Carlos Alberto Borzani: 15 años. Vivía en Zeballos 2523. Pasaba ocasionalmente por la calle Maison. Sufrió quemaduras en el rostro y extremidades.

María Luisa Mercado: 15 años. Se encontraba en la terraza de su casa. Se fracturó la pierna izquierda. Trabajaba como empleada doméstica.

Julia Elena Olivella: 7 años, vivía en Maison 582. Jugaba en la vereda de su casa cuando cayó el avión que le destrozó la pierna derecha. Los médicos tuvieron que amputársela a la altura de la rodilla.

Alberto Julián Izcué: 12 años. Vivía en Villa de Luján 267. Tuvo quemaduras de segundo grado en todo el cuerpo.

El accidente aéreo en Castelar fue un martes, y al día siguiente el Ministro de Aeronáutica, Comodoro Jorge Landaburu, dio una conferencia de prensa de la que participó el Comandante de la Fuerza Aérea, Pedro Rechach.

Accidente Aéreo en Castelar

Landaburu manifestó nuevas medidas para prevenir accidentes. Entre ellas, la orden de decolar y aterrizar desde y hacia la zonas no urbanas.

También se volvieron a prohibir las maniobras acrobáticas que los aviadores continuaban realizando pese a la orden contraria de la Fuerza Aérea.

A su vez, los vecinos pidieron el traslado de la VII Base Aérea pero el Ministro de Aeronáutica dijo que no lo haría porque tenía que ver con la defensa de Buenos Aires.

Las causas del accidente fueron varias y no se pudieron determinar con exactitud. Pero se centraron en el piloto y el avión.

El piloto César Piñón, despegó e intentó hacer una tonel a a baja altura y sobre una zona residencial. El tonel consiste en un giro del avión de 360º sobre su eje.

Al estar el avión a 180º, en posición invertida, el piloto perdió el control, el avión descendió y se estrelló contra la tierra sobre la calle Maison.

El Ministro de Aeronáutica dijo que la causa del accidente pudo haber sido una falla del comando del avión a 25 metros de altura. Pero agregó que la falla pudo ser provocada por la maniobra acrobática.

Si querés recibir las noticias de Anticipos GRATIS en tu celular, envíanos un whatsapp (11 5 308 1445) o hacé click en el ícono que te aparece abajo a la derecha de tu móvil en este momento.

También podés seguirnos vía twitter haciendo click en: @diarioanticipos

Diario Anticipos

También te puede interesar:

3 COMENTARIOS

  1. Coincido con la observación de Priscila y en razón de haber sido testigo ocular inmediato de esta tragedia, cosa que no podré olvidar mientras viva, me permito agregar otras observaciones con el objeto de trasparentar la información para quienes pudieran estar interesados el hecho.
    1) El accidente se desarrolló no sólo entre Libertador y Anatole France, sino que se extendió poco más de dos cuadras, donde una de las turbinas, derribó el pilar de luz en la esquina de Almafuerte.
    2) Se menciona la muerte del piloto y nueve civiles, cuando en realidad nunca se pudo determinar fehacientemente la cantidad, debido a que la información oficial, fue muy escueta y direccionada, aunque existe la certeza de que fue bastante mayor.
    3) El accidente tuvo lugar no un martes, sino el lunes 10/03/58, día del comienzo del ciclo lectivo.
    4) Además no fue después del ingreso, sino previo a la salida, minutos antes del mediodía y cuando los alumnos se encontraban formados en el patio listos para salir, único hecho positivo ese día, porque cinco minutos más tarde hubiera constituído una tragedia inconmensurable.
    5) Las causas del accidente realmente nunca se conocieron y dió lugar a innumerables especulaciones, puesto que los peritajes correspondientes quedaron en una nebulosa.
    6) Lo más probable es una falla mecánica, dado que esas máquinas acusaban ya una notable fatiga y periódicamente se venía alguno abajo, lo que dió lugar a un reciclado total que posibilitó su vuelo durante varios años más.
    7) Una hipótesis probable observando la alineación de la pista con la Avda. Libertador y teniendo en cuenta la actitud normal de un piloto ante una emergencia de evitar el mal mayor, ante algún supuesto obstáculo en dicha Avda. haya intentando el viraje hacia Maisón, que se condice con el primer impacto del plano derecho en la casa de la esquina y simultáneamente el intento de estabilización al derribar con el plano izquierdo el poste de luz ubicado en la vereda opuesta.
    8) Lo que sí es totalmente descartable el supuesto tonel a que se alude, puesto que a escasos mil metros de la cabecera de pista y a veinticinco metros de altura es descabellado suponer dicha maniobra, máxime en una zona habitada y lo que además corrobora dicha imposibilidad es el no haber retraído el tren de aterrizaje ya que se verifica en el impacto el rebote de la rueda de nariz, que penetra en la planta alta de una vivienda lindera.
    9) No soy un perito ni especialista en la materia, solamente me habilita a realizar estas apreciaciones, el hecho de haber vivido mi adolescencia y parte de mi juventud, a escasos metros del trágico escenario y haber convivido de forma permanente con las más insólitas maniobras y vuelos rasantes.
    Acepten mis disculpas, por lo extenso del comentario y quedo a vuestra disposición por cualquier aclaración.

  2. Soy vecino de Castelar desde el 79 y concurrí a esa escuela. Conozco a vecinos de la zona que fueron testigos de la tragedia y lo que más me marcó es que comentan que durante días se sentía el olor a carne quemada, que hubo mucho más de 5 muertos, y muchos heridos, que los militares ocultaron todas las pruebas y que sólo queda como recuerdo una pequeña placa en una plaza cercana. Una de tantas historias argentinas chupadas por el tiempo.

ESCRIBÍ TU OPINIÓN!

Por favor, ingrese su comentario aquí.
Por favor escribí tu nombre aquí