Gustavo Menéndez Merlo Ricardo Pignanelli SMATA Morón Muñíz Solito
- Publicidad -

Menéndez y Pignanelli con Muñíz y Solito estallaron SMATA. Fue en la sede Morón del Sindicato de Mecánicos de Morón. El Presidente del PJ Bonaerense, Gustavo Menéndez, junto al titular del gremio en el orden nacional, Ricardo Pignanelli, dieron una charla con motivo del Día de la Soberanía Nacional. Convocados por el Presidente del PJ Morón, Santiago Muñíz, y el ex titular del ese partido, Hernán Solito, reunieron 513 personas en el gremio de la calle 9 de Julio. 

«Este es el cierre de todo el trabajo militante que hicimos durante el 2018» y «justo lo hacemos en la casa de los trabajadores, en SMATA Morón, junto a Ricardo (Pignanelli) y a Gustavo», arrancó el titular del PJ Morón, Santiago Muñiz, para abrir el encuentro, y agregó: «qué orgullo que nuestro Presidente del PJ Bonaerense hoy este acá con nosstros».

«Porque encontramos en Gustavo un militante que escucha, que atiende, que no da vueltas, que esta conduciendo el partido», continuó Muñíz y subrayó: «Si algo podemos decir es que si el peronismo esta más unido es gracias a Gustavo Menéndez».

El encuentro organizado por la llamada Unidad Peronista Morón tuvo un correlato militante cuando Menéndez, después de hablar frente a todos los que concurrieron, bajó del escenario y habló con cada espacio político que estuvo en la chara. Uno a uno se acercó e intercambió palabras con cada referente y su grupo para animar a la militancia en dirección a las elecciones 2019.

«Hoy contamos las figuras de aquellos mártires, de aquellos hombres y mujeres que hicieron de la Soberanía Nacional una causa militante, contamos la historia de Belgrano, de San Martín, de Rosas, de Perón, de Evita, de Néstor y de Cristina, porque esa historia, que es la historia del país, es la historia del pueblo argentino», lanzó Muñíz.

Para conectar con el actual momento histórico: «Hoy la palabra soberanía esta más vigente que nunca. Si las decisiones del país se toman en otro lugar, es justo lo que tenemos que hacer, defender nuestra soberanía porque de la soberanía depende nuestra patria, pero también el destino de nuestro pueblo».

La denominada «Unidad Peronista Morón» esta conformada por por Santiago Muníz (La Néstor Kirchner), Vanina Moro (Movimiento Evita), Agustín Ramponelli (MUP), Hernán Solito (Unidad), Charly Suares (Ramón Carrillo), Silvana Da Silva (Miradas Peronistas), Daniela Burgos (Argentina Soberana), Tatiana Guzmán (Unidos por La Patria), Aníbal López (25 de Mayo), Julieta Pajón (Descamisados) y Juan Talarico (Felipe Vallese).

La presentación estuvo a cargo de Claudio Sánchez, Delegado General de SMATA Morón. Y el encuentro contó con la presencia de Néstor «Jordi» Martínez Argüello.

Muñíz hizo una descripción rápido por el modelo económico del Gobierno del Presidente Mauricio Macri y lo ancló en la especulación financiera. «Quieren romper el esquema de producción nacional, esta claro, para después ir por los gremios y someter a los trabajadores. Por eso militamos, por eso tenemos que ganar. Y para ganar, contamos con los soldados de Perón y de Evita para recuperar la Provincia de Buenos Aires y la Nación».

El salón de SMATA Morón, ubicado en 9 de Julio al 600, estuvo lleno desde el inicio hasta el final. Antes de que tomaran la palabra Muñíz, Menéndez y Pignanelli, un video recorrió acontecimientos de la historia del país en que líderes políticos defendieron la Soberanía Nacional.

Y entonces, Muñíz enumeró las «tres banderas del movimiento nacional: Independencia Económica, Soberanía Política y Justicia Social, eso es lo que el peronismo le aportó el país, eso es lo que el Presidente Mauricio Macri quiere sacarnos».

«Por, eso nosotros, hoy, desde Morón, porque Morón es la Provincia de Buenos Aires, y la Provincia de Buenos Aires parte de la patria, tenemos que darle más unidad y más organización al movimiento nacional» porque «al país lo salvamos entre todos y no por el verso de la meritocracia. La unidad y la organización no es un planteo, no es una idea, es un causa, una necesidad que hoy nosotros acá, ahora, mañana y todos los días tenemos las responsabilidad de ejercer y desarrollar.»

Cuando tomó la palabra Menéndez, arrancó saludando a Muñíz y Solito. Y destacó, entre otras cosas, que «Santiago (por Muñíz) es buena persona y que junto a Hernán (por Solito) apuestan a los colectivo» para cuestionar el modelo de la meritocracia: «¿Qué es ser exitoso?», -preguntó Menéndez y siguió-: «No es lograr méritos personales que no beneficien a la sociedad en que uno se desarrolla. Los objetivos tienen que ver con el cariño, con el trato, con los gestos que uno expresa. Dejemos de lado la satisfacción de nuestro ego por los deseos del conjunto. Y esto es lo que veo en Morón y por eso acá estoy».

Gustavo Menéndez Merlo Ricardo Pignalelli SMATA Muníz Solito Morón

- SUSCRIBITE GRATIS -

«Estudié en la Universidad de Morón, egresé como abogado. Estoy vinculado al distrito. Y cada objetivo que cumplí fue con cariño. Diferencias siempre hubo dentro y fuera de la política. Es obvio. Cómo no tenerlas. Pero lo que me guía, lo que tiene que guiarnos, es el conjunto. En el conjunto encontramos la realización. Dejemos de lado la satisfacción de nuestro ego por los deseos del conjunto», aconsejó Menéndez.

Y acto seguido dio el ejemplo de la Cumbre de Luján junto a todas las organizaciones sindicales el 20 de octubre. Ese día, el arzobispo de Mercedes-Luján, Agustín Radrizzani, dio una «misa ecuménica» durante la cual señaló que «ninguno de los problemas se puede resolver sin la interacción entre el Estado y el pueblo».

Gustavo Menéndez Merlo Ricardo Pignalelli SMATA Muníz Solito Morón

«Ese encuentro se pudo hacer con humildad para escuchar la voz de la fe cristiana. No se podría haber hecho de otro modo. Y ahí estuvieron todos los sectores que representan a los trabajadores», subrayó Menéndez.

El dirigente de Merlo, tiene un título válido para expresarse dentro del partido. Fue el hombre que enfrentó, le dio pelea y le ganó al Raúl Othacehé, uno de los intendentes más cuestionados del peronismo por el estado policial que instaló en Merlo.

Las persecuciones de Othacehé fueron tan graves que incluso terminó con causas en la Comisión Internacional de Derechos Humanos (caso  abogada Rosana Mattarollo). También fue conocido por las amenazas sufridas contra el sacerdote Raúl Vila. Incluso, un senador provincial de la UCR, Manuel de Arma, se prendió fuego delante de la Casa de Gobierno de la Provincia de Buenos Aires en La Plata, en señal de protesta. De Arma había recibido amenazas reiteradas contra sus hijos y sabía que Othacehé las haría efectivas. Nadie le dio protección. Como protestas se prendió fuego y falleciendo dos días después.

A este caudillo que instaló un estado policial, Menéndez le ganó después de 24 años de Gobierno Local para democratizar el distrito.

Durante su campaña electoral en 2015, el ahora intendente recibió desde un disparo hasta que finalmente pasó a la «clandestinidad» para proteger a su hijo y seguir en campaña.

«Sangre, sudor y lágrimas es el la militancia. No se trata de llevarnos a las patadas a cualquier lado», dijo Menéndez haciendo un contrapunto crítico entre lo que atravesó y el camino que señala el Gobierno Nacional de Mauricio Macri.

Gustavo Menéndez Merlo Ricardo Pignalelli SMATA Muníz Solito Morón

«Cuando criticamos un compañero, cuando lo tratamos de traidor, cuando hacemos de nuestras diferencias una cuestión personal, este gobierno avanza. Y avanza porque estamos divididos, por el pueblo se quedó sin representación y esa es nuestra obligación: volver a ser el alma, el cuerpo y la voz de aquellos que no la tienen», enfatizó el el Presidente del PJ.

«Cada vez que el pueblo estuvo en peligro, el peronismo se dio una organización fuerte, sólida, compacta. Siempre nos tocó ese rol. Y hoy no lo podemos esquivar compañeras y compañeros. Por eso tenemos la obligación de dejar de lado luchas superfluas», siguió para expresar alzando la voz: «Nuestro límite son los 65 mil millones menos para nuestros jubilados, para nuestros Veteranos de Guerra, para nuestros enfermos, para nuestro chicos, ¿qué estamos esperando?».

«Mientras tanto, nos entretenemos hablando de nosotros. Señalando a quién es traidor, quién no esta de este lado, quién tiene diálogo con la oposición. La única causa es la causa del pueblo, eso tenemos que entender y recibir a todos los que quieran sumarse. El que no lo entiende, afecta la causa del pueblo y entonces afecta al movimiento nacional y popular», repasó el jefe comunal para luego realzar al movimiento obrero: «Son nuestros hermanos mayores y están dando el ejemplo».

Y acto seguido, emitió un párrafo sobre el capítulo local: «No gobernamos Morón por errores propios», para retomar: «Ya nos dividieron. Nos dividieron tres veces y las tres veces perdimos. Esa es la herida que tenemos que curar. Y la curamos con humildad y militancia porque enfrente tenemos un rival impresionante que no invierte en educación y salud para apostar a la timba financiera. Y mientras nosotros nos peleamos, nos señalamos, nos acusamos, se deteriora la sociedad o muere gente».

Y levantó el tono nuevamente para afirmar sin vueltas: «Esta aventura de volver al FMI va a terminar mal. Y ya lo sabemos. Que termine mal es que muerta gente».

Gustavo Menéndez Merlo Ricardo Pignalelli SMATA Muníz Solito Morón

«Acá se pone en juego nuestra responsabilidad porque nosotros tenemos una historia, somos producto de una historia, de una historia de amor tremendo, la historia de Juan y Eva, de Perón y Evita, la historia de amor entre un hombre y una mujer que supieron recibir y corresponder el amor del pueblo», exclamó.

«Y ahora resulta que nos quieren hacer creer que el peronismo es el mal de la Argentina. Están los números, las estadísticas. Es mentira. El crecimiento de nuestra sociedad siempre fue gracias al peronismo, a la doctrina social, al amor del pueblo y para el pueblo. Si recorremos y comparamos los índices de nuestra economía de los últimos tres años y los contraponemos a los de los doce años anteriores, las diferencias están claras».

«Pese a todos los datos, pese a la información, pese a los índices, de pronto, el peronismo, el movimiento nacional y popular, no desciende de una historia de amor sino de un par de bolsos. ¿Pero de qué se trata este discurso? ¿De qué hablan? Nosotros no tenemos nada que ver con los bolsos. Nosotros tenemos descendemos de una historia de amor. Acaso tiene legitimidad los que gobiernan para pocos de hablar de nosotros y en estos términos. Si son los mismos que están arrepentidos que echáramos a los ingles durante aquellas históricas invasiones», arremetió Menéndez que fue ovacionado en este punto.

Gustavo Menéndez Merlo Ricardo Pignalelli SMATA Muníz Solito Morón

«¿Qué nos esta pasando? ¿Cómo nos vamos a creer este discurso? ¿Cómo lo vamos a tomar para deshacer nuestras diferencias? Es el maldito ego el que nos arrastra en el mundo de hoy donde se elogia lo breve y se deshecha el esfuerzo colectivo. Vamos compañeros, vamos compañeras, no podemos quedar atrapados en el discurso de ellos. Los que están entregando a la patria son los mismos que nos señalan, esto es lo que debemos saber», insistió y cerró: «Militancia es dar. Y vamos a dar todo. Todo por la patria. Todo por el pueblo».

Por último, el sindicalista Ricardo Pignanelli que fue más breve y duro. Dijo parafraseando una de las frases de Perón que para «un argentino de Cambiemos no hay nada mejor que un extranjero».

También pidió una militancia terrenal, no por redes sociales. «Caminar, eso hay que hacer, caminar y conversar con la gente para que la unidad se de en la acción antes que en la concepción».

Y dijo con absoluta seguridad: «Seamos amplios hasta que nos duela», dejando el mensaje de apertura y unidad.

- Publicidad -