Cristina Fernández de Kirchner Ruta del Dinero K Axel Kiciloff

Devuelven los pagos hechos para recorrer «La Ruta del Dinero K» y Despechar.com puede quebrar. Hoy, viernes 9, se conoció que para el el juez Sebastián Casanello no existen pruebas para procesarla, pero tampoco para sobreseerla. Dictó «falta de mérito». 

El juez federal Sebastián Casanello, dictó la falta de mérito de la ex presidenta Cristina Kirchner en la causa conocida como la «Ruta del dinero K» por la que está preso de forma preventiva el empresario Lázaro Báez.

Lázaro Báez Ruta del Dinero K

En su fallo, el juez federal Sebastián Casanello consideró que no hay pruebas para procesar a la actual senadora, pero tampoco para sobreseerla. Por esa razón, ordenó una serie de nuevos procedimientos para continuar investigándola.

juez sebastián casanello

La noticia fue difundida por el matutino porteño La Nación. En el texto, el diario de la familia Mitre señala que no hay evidencias que demuestren que Cristina Kirchner participó de las maniobras de lavado que llevaron adelante Báez, sus cuatro hijos, Leonardo Fariña, Federico Elaskar y los otros 18 acusados que él envió a juicio oral.

Leonardo Fariña Federico Elaskar

Lo que sí se habría podido acreditar es la conexión de la ex presidenta con los contratos de obra pública adjudicados a Báez y que le permitieron hacer la fortuna que luego lavó a través de la financiera SGI, conocida como «La Rosadita».

Ese delito es investigado en otra causa conocida como «Vialidad».

El magistrado la había convocado a declarar a Comodoro Py luego de que se lo ordenaran los jueces Martín Irurzun y Rafael Llorens de la Cámara Federal.

Hasta el momento, el magistrado se había negado a citarla pese a los pedidos del fiscal Guillermo Marijuan y de la Oficina Anticorrupción, por considerar que la ex mandataria era investigada ya por los mismos hechos en la causa por fraude en la obra pública a raíz de las licitaciones con las que se benefició Báez.

Pero los camaristas Llorens e Irurzun habían considerado que sí había elementos para convocarla a indagatoria, ya que la fortuna que manejaba el empresario Lázaro Báez no hacía pensar otra cosa que era ella la verdadera dueña.

Y el 8 de octubre, el Juez Casanello ratificó el llamado a indagatoria pero sólo después de que se lo solicitara la Cámara Federal. Y antes de que Cristina Fernández de Kirchner se presentara, quedó sobreseída por falta de mérito.

Lo concreto es que Casanello asiente que el vínculo de Cristina Kirchner con esta causa tiene que ver con el origen del delito. La senadora nacional está acusada de haberle dado a Báez negocios sin ninguna norma de transparencia que le permitieron al empresario hacer una fortuna que lavó a través de Elaskar, Fariña, «La Rosadita», cuevas porteñas y sociedades nunca declaradas y que luego giró al exterior.

Pero Cristina Kirchner aparece entonces como partícipe del «delito precedente» como «Estafa al Estado». Por lo tanto, como ese delito ya es investigado por otro juez en la causa conocida como «Vialidad», según Casanello, en «las puntuales maniobras de lavado», no hay pruebas de que ella haya sido parte.

Todo indica que este fallo será apelado ahora por la fiscalía y las querellas, que habían pedido la indagatoria, y volverá a intervenir la Cámara Federal.

Entre otros puntos en que se apoyó Casanello para determinar que no hay rastros de Cristina Kirchner el la ruta del dinero k, están los dichos de Leonardo Fariña de 2016.

En esa declaración, como «imputado colaborador», Fariña dijo que Báez, era su jefe y le decía que el dinero lo había hecho él con «su amigo» Néstor Kirchner y Cristina estaba al margen.

Para el juez, corroboraría esta versión el dato de que Báez empezó a sacar dinero al exterior «inmediatamente después de la muerte de Néstor».

Otro dato importante para Casanello es Cristina Kirchner ni nadie de su entorno aparece como beneficiario del dinero lavado. No figuran en ninguna de las sociedades por las que se movieron los fondos ni en las cuentas donde se depositaron.

«En la causa se acreditó que se expatriaron clandestinamente unos 60 millones de dólares que terminaron en bancos suizos y de Bahamas a nombre de ‘sociedades de cartón’ cuyas cuentas tenían como beneficiarios finales a los cuatro hijos de Báez», afirmó el juez.

Lázaro Báez e Hijos

Los documentos que llegaron de Suiza y Panamá permitieron reconstruir el circuito del dinero desde que salió del país y demostraron que «siempre concluía en cuentas bancarias que registraban a los hijos de Báez como sus únicos beneficiarios finales».

Después, parte del dinero reingresó a la Argentina y terminó en Austral Construcciones, empresa principal de los Báez.

En el mismo fallo que dispuso que no hay «mérito suficiente como para procesar o sobreseer» a Cristina Kirchner, Casanello ordenó diez nuevas medidas de prueba tendientes a buscar posibles rastros de la ex presidenta y su entorno en las cuentas y sociedades por donde circuló el dinero lavado por Báez. Para eso, pidió ampliar y reiterar exhortos nunca respondidos.

Por esta causa, denominada la Ruta del Dinero K, los jueces Néstor Guillermo Costabel, María Gabriela López Iñiguez y Adriana Palliotti imputaron por los delitos de encubrimiento y lavado de activos a:

Lázaro A. Báez, Jorge O. Chueco, Daniel R. Pérez Gadín, Jorge L. Fariña, Martín A. Báez, Leandro A. Báez, Melina S. Báez, Luciana S. Báez, Walter A. Zanzot, Julio E. Mendoza, Claudio Bustos, Eduardo C. Larrea, Walter S. Carradori, Fabián V. Rossi, Federico Elaskar, Juan C. Molinari, Mario L. Acevedo Fernández, Daniel A. Bryn, Juan I. Pisano Costa, Sebastián A. Pérez Gadín, Alejandro Ons Costa, César G. Fernández, Jorge N. Cerrota, Christian M. Delli Quadri y Eduardo G. Castro.

- Publicidad -