- Publicidad -

La Iglesia pidió cambiar el modelo económico. El arzobispo de Mercedes – Luján llamó en su homilía a «poner la economía al servicio del pueblo» y advirtió que «nos sentimos agobiados porque hay exclusión y sufrimiento».

El arzobispo de Mercedes – Luján, Agustín Radrizzani, llamó a «poner la economía al servicio del pueblo y no del dinero» en la homilía de la misa ecuménica por Paz, Pan y Trabajo que celebró hoy ante miles de trabajadores frente a la Basílica de Luján.

Radrizzani señaló también como «tareas para este momento» fomentar «la cultura del encuentro basada en el diálogo, tejer relaciones que reconstruyen los vínculos sociales» y «unir a nuestro pueblo en el camino de la paz y de la justicia».

«Dios y la Virgen nos están escuchando, recemos con confianza, sabemos que son muchos los que necesitan la fuerza de Dios, nos sentimos agobiados porque hay exclusión y sufrimiento», expresó el arzobispo y llamó a «qué nadie quede afuera».

- Publicidad -