- Publicidad -

(por Andrés Llinares).- A partir de un llamado de este medio, el concejal Domingo Bruno del Bloque Frente Renovador Tercera Posición, me dijo: «Todavía no tomé una decisión».

Cuando se votó y colocó el busto de Néstor Kirchner en la Plaza General San Martín, Bruno era presidente del Partido Justicialista de Morón.

Siempre mantuvo y conservó sus fuertes diferencias con el kirchnerismo pero «lo voy a pensar seriamente. Necesitamos un debate interno y no hacer política para otros», fue lo me dijo excusándose de ser más amplio.

A su vez, Bruno me pidió no transmitir más declaraciones al menos por ahora.

La sesión para debatir la erradicación del busto del ex Presidente Néstor Kirchner será el jueves 23 de agosto.

Cambiemos no tiene quórum propio por eso necesita que al menos un concejal ingrese al recinto para tratar el tema y votarlo. Si ese concejal entra, Cambiemos, utilizando el voto doble de la Presidencia, que ocupa Analía Zappulla, promotora del proyecto, llega a la mitad más uno.

Y es que Cambiemos tiene 12 de los 24 concejales. Pero 13 de los 25 votos porque por Ley, ante un desempate, interviene la Presidencia del Concejo Deliberante.

Acá la Ley Orgánica de las Municipales no es clara. Cabe preguntarse si el voto dobble es para desempatar, o sea, cuando un proyecto tiene 12 votos a favor y 12 en contra, o si es para instalar una mayoría más allá de si hay empate o no como sería este caso.

Más allá de lo que señala la Ley Orgánica de las Municipalidades, lo que cuenta es la decisión de un espacio político y esa decisión, incluye el modo de construir democracia.

- Publicidad -