- Publicidad -

«Néstor Kirchner fue el presidente más corrupto que tuvimos. Pero el compromiso de luchar contra la corrupción es mucho más profundo y serio que sacar un monumento», dijo a través de su cuenta twitter.

Y luego agregó:

«Necesitamos cambios sistémicos más que actos que carguen tanta violencia simbólica y mediática pero que no tocan el fondo de la cuestión» para finalizar: «Se trata de tener comportamientos ejemplarizantes y una voluntad clara de gobernar de otra forma, antes que nada».

- Publicidad -