- Publicidad -

Por los aportes de campaña, la gobenadora María Eugenia Vidal primero, ordenó una auditoría, y luego pidió la renuncia a la Contadora Bonaerense que había asumida el viernes.

Fernando Inza había asumido el viernes como Contadora de la Provincia de Buenos Aires. Y le cayó la renuncia luego de que se supiera que había sido la Tesorera de la Campaña 2015.

Duró menos en el cargo que Ramón Puerta de Presidente.

La Contadora General de la Provincia, Fernanda Inza, dejará hoy el cargo hasta que se termina la auditoría por que la denuncia presentada habla de «supuestos donantes falsos durante la campaña electoral de 2017».

Vidal quiere una auditoría contable de los aportes de Cambiemos. Y dijo que iba a bancarizar todas las donaciones que reciba para las futuras campañas.

Hoy Vidal dio una conferencia de prensa y dijo: «Le he pedido hoy la renuncia a la contadora Fernanda Inza al cargo de la Contaduría General del gobierno de la Provincia. Formó parte del equipo de rendición de campaña. Hace muchos años que trabaja conmigo, la conozco, confío en ella, no tengo ningún elemento que certifique el involucramiento en este caso. Pero el haberle pedido la renuncia preventivamente responde a demostrar que no somos todo lo mismo.»

Vidal también adelantó que el Gobierno Provincial está trabajando en una nueva ley de financiamiento de partidos políticos. «La ley actual tiene lagunas y dificultades y ese proyecto incluye la bancarización de los aportes», aclaró.

Lo que a su vez fue el lanzamiento de su reelección y por lo tanto el respaldo a la de Mauricio Macri: «Mi compromiso es que si el año que viene yo soy candidata por la provincia los aportes de mi campaña van a estar todos bancarizados aunque la ley no lo exija».

- Publicidad -