- Publicidad -

Bajo el título de «El Colegio de que encontramos y el colegio que queremos», el flamante titular del Colegio de Abogados de Morón, evaluó cómo encontró la entidad.

A un mes de su gestión, Frega dijo: «Observamos un sinfín de gastos innecesarios. Lentamente empezamos a tratar caso por caso. Estamos dejando de lado esos gastos inexplicables y ordenando las cuentas de nuestro colegio».

Y agregó: «Hoy, el Colegio se encuentra en un estado edilicio paupérrimo, nefasto y vergonzoso. Cables sueltos, tapas de luz abiertas, pisos y techos rotos, paredes destruidas, una obra en el segundo piso inconclusa, un Colegio que se inunda (literalmente) con tormentas fuertes. (…) Años de desidia, falta de sentido común y decisiones desacertadas».  

Para luego informar: «Estamos trabajando con nuevos arquitectos y personal especializado para poner en valor nuestro inmueble, embellecerlo, arreglarlo y tener instalaciones dignas y adecuadas».

Por otro lado, señaló que en materia de comunicación «encontramos una absoluta desinformación, sobre todo en cuanto a los informes de gestión. Una página web que en el afán de mostrar algo renovado fue subida con la mayoría de servicios inconclusos y menúes vacíos, redes sociales desactualizadas y poco contacto con el Matriculado».

Por último, pidio a los matriculados «que tengan paciencia» porque el «proceso de normalización de nuestro Colegio no será sencillo. Lo vamos a lograr pero necesitamos el apoyo de todos. Estamos ordenando las cuentas, estamos arreglando nuestro edificio, estamos mejorando nuestros canales de comunicación, estamos reorganizando el área administrativa. Estamos en carrera hacia el Colegio de Abogados que los Matriculados nos merecemos».

- Publicidad -