- Publicidad -

Luego de levantar una línea de montaje y suspender a sus trabajadores, ahora MABE echó a 60 empleados. Prefiere importar y no producir.

La fábrica de electrodomésticos de Haedo, Mabe, dejará de producir cocinas y lavarropas para importar los productos de China.

Quedará con el mínimo personal de 30 personas para ofrecer servicio técnico. Sesenta trabajadores firmaron su desvinculación mediante retiros voluntarios.

«La empresa de electrodomésticos, que había suspendido su personal, confirmó que deja de fabricar cocinas y lavarropas» por «responsabilidad de las políticas económicas del Gobierno Nacional», le dijo a este medio Sergio Souto, Secretario General de la UOM Morón.

Mabe es una multinacional de origen mexicano. Se radicó en el país en 1998 para importar electrodomésticos. A partir del año 2003 fue desarrollando producción local.

«Desde la UOM Morón, trabajamos desde el primer día junto a los delegados y los trabajadores de la empresa MABE para evitar que se profundice la crisis y lograr la reincorporación de los despedidos», agregó Souto.

La producción de línea blanca en el país cayó, obvio. Falta de crédito, de dinero en efectivo, depresión del mercado interno e inflación llevan a la caída de la producción y la baja del consumo interno.

«Lo que se vive en esta fábrica son las consecuencias de un modelo económico que destruye la industria y castiga a los trabajadores generando desempleo y exclusión», señaló el dirigente sindical.

En 2011, la empresa tenía en todo el país 702 puestos de trabajo. Ahora levanta una planta entera para convertirse en importadora y distribuidora. La planta absorvió una inversión de 45 millones de pesos que colocó en el mercado local con la china Midea. Y comenzó a fabricar sus propios y también para Patrick y General Electric.

- SUSCRIBITE GRATIS -

«Este modelo es abiertamente enemigo del trabajador y por eso estamos peleando por cada puesto de trabajo. No vamos a permitir que se llevan por delante todos nuestros derechos», le dijo Souto caliente a este medio.

Y exigió «la reincorporación de todos los trabajadores de MABE y también pedimos al Gobierno que ponga a disposición de la empresa las herramientas jurídicas y financieras necesarias para afrontar la crisis y garantizar las fuentes de trabajo».

- Publicidad -