Farmacéuticos: Lograron frenar a Farmacity en la mitad del Gran Morón

Con la firma del intendente interino Pablo Descalzo, el Colegio de Farmacéuticos de Morón, Hurlingham e Ituzaingó logró otro pasó para frenar el desembarco de la cadena multinacional Farmacity.

Un decreto similar firmó el intendente Juan Zabaleta de Hurlingham y el viernes lo hizo Pablo Descalzo en Ituzaingó. De esta manera, Farmacity, que intenta con el respaldo de la justicia transgredir una ley vigente desde hace treinta años, encontró un nuevo obstáculo.

“Firmamos un Decreto para garantizar el cumplimiento de las normas que regulan la actividad farmacéutica. Queda prohibido el arribo de Farmacity al distrito. En una coyuntura de crisis, nuestra prioridad es proteger la actividad comercial de las PyMEs y las fuentes de empleo en Ituzaingó”, le dijo Pablo Descalzo a este medio horas después de la firma.

Pablo Descalzo como las autoridades del Colegio Profesional señalaron lo mismo. Frenar a Farmacity es defender el rol de las farmacias locales que generan trabajo a los vecinos de Ituzaingó.

La Presidenta de la entidad profesional, Elena Pott, dijo con el decreto en la mano: “Estamos felices porque nos sentimos protegidos por nuestro intendente y su equipo de trabajo. Este decreto reafirma la regulación del ejercicio de la profesión que articula como red sanitaria para que todos los pacientes tengan acceso al medicamento. Las farmacias, al estar racionalmente bien distribuidas, son accesibles a todos los pacientes. Así tienen un rápido acceso al medicamento.”

Pott explicó que si “se abre la ley, si se desregula la actividad, las farmacias de barrio no van a ser sustentables porque las grandes cadenas van a instalar negocios donde más les conviene, con precios subsidiados porque como se sabe, el modelo de negocio es recaudar para trasladar dinero al mercado financiero y las utilidades fuera del país”.

Los farmacéuticos se oponen a la desregulación de la actividad que plantea una farmacia cada 300 metros. Y desde que empezó el años se han movilizado por toda la provincia para manifestar su preocupación. La mayor protesta fue en abril en La Plata.

“Si Farmacity desembarca masivamente en la Provincia de Buenos Aires, pondría sucursales en los grandes centros comerciales y las farmacias de barrio poco a poco irían cerrando. Así, absorverían un rol sanitario que no tienen como fundamento, porque esencialmente hablan de negocio. A la concetración le va a seguir la falta de acceso”, señaló Pott.

De la firma, participó junto a Pablo Descalzo como intendente Interino, Alfredo Almeida, Secretario de Gobierno.

El 5 de mayo, el intendente de Hurlingham Juan Zabaleta, firmó un decreto similar frenando la escalada.

https://www.youtube.com/watch?v=iKsJPXOdKXg&t=17s

A su vez, el Concejo Deliberante de San Martín votó los proyectos presentados por Hernán Letcher (Unidad Ciudadana), Juan Eslaiman (Frente Renovador) y el bloque del oficialismo local que responde al intendente Gabriel Katopodis, que rechazan la “tentativa de vulneración” de la ley Provincial N° 10.606, que regula el servicio de las farmacias bonaerenses, “a efectos de lograr la apertura de la cadena Farmacity en la Provincia de Buenos Aires”.

La iniciativa impugna la pretensión de la cadena empresarial, vinculada al vicejefe de Gabinete, Mario Quintana, de instalarse en la provincia. El expediente no contó con el apoyo del interbloque Cambiemos, quienes se abstuvieron de votar y decidieron retirarse del recinto.

En tanto, el Concejo Deliberante de Berazategui aprobó por unanimidad una resolución que rechaza el ingreso de la cadena al distrito. La sesión contó con la participación de representantes del sector farmacéutico, como la presidenta del Colegio de Farmacéuticos de la Provincia y de la Confederación Farmacéutica Argentina, María Isabel Reinoso.