- Publicidad -

Con 129 votos a favor, 125 en contra y 1 abstención, la Cámara de Diputados de la Nación dio media sanción al proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo.

Se aprobó la objeción de conciencia para profesionales pero no para instituciones y empresas de salud.

Por caso, el llamado Hospital San Juan de Dios de Ramos Mejía, empresa privada, deberá realizar interrupciones de embarazo.

El proyecto pasa a Senadores para que lo apruebe, modifique o rechace.

 

- Publicidad -