- Publicidad -

Aunque dice que gobernador ya fue y que no quiere ir por la Provincia el próximo año sino por la elección nacional, el diputado Felipe Solá salió a confrontar con la estrella de Cambiemos.

Dos días después de que María Eugenia Vidal criticara al gobierno anterior por «inundar» Buenos Aires con universidades públicas cuando «todos sabemos que ningún pobre llega a la universidad» y comparara esa situación con la falta de jardines de infantes y de calidad educativa en la etapa inicial, Solá recorrió la Universidad de Hurlingham, acompañado por el rector Jaime Perczyk y el Secretario Académico, Walter Wallach.

«Esto no fue un error de Vidal, fue un aviso, sobre dónde piensan recortar gastos, sin importarle que sólo en esta Universidad estudian mas de 8.000 estudiantes, de los cuales más del 90% son de primera generacion, y un 55% son madres o padres de familia que si no tuvieran esta universidad en su zona les seria imposible mantener sus hogares y estudiar al mismo tiempo», remarcó el diputado del Frente Renovador.

«Las Universidades Públicas que pueblan la Provincia de Buenos Aires, constituyen una herramienta de movilidad social ascendente extraordinaria»,

 Tras las declaraciones de la polémica, Vidal anunció el incremento en la inscripción de adultos para completar estudios secundarios.

No alcanzó para evitar las críticas e incluso ‘reapariciones’ como la de Julián Domínguez que recordó haber salido de la pobreza, hijo de una portera de escuela (siempre cuenta que vendió sus aros de oro para mandarlo a la universidad).

«Llegué porque para poder mantenerme vendí libros; llegué porque tuve que dormir en las estaciones de tren y en las plazas; llegué porque pude conseguir un trabajo. Me tuve que esforzar mucho, pero estudié y milité siempre por las causas que creo justas», reivindicó en las redes sociales el ex presidente de la Cámara de Diputados en tiempos K.

- Publicidad -