- Publicidad -

Menéndez le respondió a Berni en Pergamino. Del Encuentro de la Militancia realizado el domingo 20 de mayo en Pergamino, se lanzó a las redes sociales un video en el que senador provincial Sergio Berni realiza fuertes cuestionamientos al Partido Justicialista y sus referentes. Una semana después, el titular del PJ Bonaerense, Gustavo Menéndez, subió el video en el que le responde.

La respuestas al ahora senador provincial Sergio Berni, ex Secretario de Seguridad, circula en formato video en whatsapp.

Son puntos que se plantea la principal fuerza de la oposición para organizare en dirección a las elecciones 2019.

Acá, uno por uno de los puntos que desarrolló Gustavo Méndez, Presidente del PJ Bonaerense e intendente de Merlo, como respuesta a Berni en Pergamino:

No soy de rehuirle al debate porque. Provengo de un distrito en donde nos obligaron a guardar silencio durante años.

Toda la corporación política bancó durante mucho tiempo y en muchos lugares situaciones que fueron tremendas y cuando hablo de la corporación política me refiero al Frente para la Victoria, a la UCR, al Socialismo.

Estoy seguro que si les pregunto a ustedes quienes conocían  mi cara, me van a decir diez que la inmensa mayoría no la registraba. ¿Por qué? Por que soy un producto emergente de los desheredados de la política.

Lo mejor que hicimos nosotros fue perder elecciones en Merlo durante mucho tiempo.

Estuve 22 años en la oposición de un tipo (por Raúl Othacehé) que bancaron todos, ¿eh? Todos los presidentes del PJ, todos los Presidentes de la Nación, todos los gobernadores.

En 2003 me tocó defender los colores de Néstor en Merlo. El intendente defendió los de Alberto Rodríguez Saá. Salió tercero el intendente con su candidato a Presidente. Al poco tiempo, se compra el distrito llave en mano, y todos los que sosteníamos esa política (la de Néstor) nos quedamos arafue (por afuera).

Por esto entiendo todos los compañeros que se quejan cuando no los invitan, cuando  no le avisan, cuando lo pasan por arriba.

Yo fui Congresal Partidario Nacional y Provincial siempre por la minoría porque no ganábamos una elección. Y pedí la palabra siempre.

Los Congresos se hacían muy espaciados, ¿no? Nosotros ahora estamos con toda esa necesidad de volver a discutir, pero hace cuánto, quince años que no se discute en el peronismo, que no se discute de verdad. Por eso le agradezco a los organizadores que nos hayan juntado a todos, le agradezco a Sergio (por el senador provincial Sergio Bernique hayan forzado el debate.

Me prometí a mí mismo una vez que gané no hablar mal de ningún compañero. Y transformar la realidad en positiva. Es una actitud frente a la vida porque. De otra manera nosotros no hubiéramos resistido.

En 2005 me rompieron la lista en la cara, en 2007 me dijeron que no guardaba las formas correctas, en 2009 me la volvieron a romper en la cara y en 2011 me fui. Jugué con (EduardoDuhalde que fue el único que en me daba la lista. 

Nunca fui duhaldista porque Duhalde fue el creador de los varones del conurbano, ¿eh? Pero fue el único que me dio una lista para participar porque Zannini me hechó del Frente para la Victoria en ese momento. Con Zannini me volví a amigar y es alguien que respeto y que es una barbaridad lo que le ha pasado. No esta en tela de discusión la capacidad del compañero sino lo que hacía la corporación política en ese momento.

Luego de que metimos dos concejales, el intendente del Frente para la Victoria representado por el intendente del lugar (Raúl Othacehé), a los quince días me compra un concejal a los quince días.

Nosotros veníamos de abajo y no teníamos ningún tipo de estructura. Solamente caminábamos, pateábamos, como muchos de ustedes hora. Era la única herramienta que teníamos,  el corazón y las ganas de hacer cosas.

Quise volver al Frente para la Victoria,  me cerraba las puertas ese tipo (Raúl Othacehé), entonces jugué con (Sergio) Massa y ahí gané la elección. El intendente (Raúl Othacehé) se va con Serigio (Massay abandona el Frente para Victoria. Es mi gran oportunidad de volver y ahí volví. Después, como Sergio comenzó a caer en las encuestas, vuelve al Frente para la Victoria Othacehé ¡y le abren las puertas y le dan las internas que a mí nunca me quisieron dar! Y ganamos.

Nosotros, los pibes del barrio, los que no valíamos nada, ganamos. Y les cuento una anécdota. A las 09:00 del lunes me llama Alberto Pérez, gran compañero, para preguntarme si era verdad que habíamos ganado, ¡a las nueve de la mañana del lunes!

Por eso estoy de acuerdo con todos los que hablaron de internas, bendita la interna. Nosotros logramos imponernos, conformarnos en la herramienta que la comunidad iba a utilizar para transformar la realidad de Merlo.

En el 2008 me pegan un tiro en el techo por hacer una reunión en una casa de familia. En el 2015 le pegan 26 tiros a mi auto. Ahí toma intervención Cristina y le pide a Sergio que envíe 1400 gendarmes.

Entonces, ¿cómo no voy a querer debate después de todas experiencias? Cuántos de ustedes tiene los huevos rotos de que le digan «dijo la jefa» y la jefa nunca dice nada porque ahora que hablo con Cristina todos los días ¡es mentira! ¡son los cuatro vivos que quedan en el medio que le rompen el culo a los militantes! ¡Es todo mentira! ¡Cuántas veces les pusieron diputados de afuera! ¡Concejales que no lo conocía nadie! ¡Y todo en nombre del proyecto nacional,  sino ponemos a éste se cae la nación y el bloque intercontinental!

Yo no quiero hablar para atrás. Nos metieron presos cuatro concejales, nos destituyeron cinco concejales, balearon la casa de mi vieja, me pegaron un tiro en el pecho, le pusieron una pistola en la cabeza a mi hermana y entonces dije no voy a hablar mal nunca más de ningún compañero.

Le pusimos «Desafío Mandela». Mandela, 35 años presos, salió de la cárcel y unificó su país porque no tenía otro camino.

Entonces, no discutamos más para atrás. Es una postura frente a la vida. Esto no significa olvidarnos que hicieron los milicos con los 35 mil desparecidos que tenemos (SIC), esto no significa no revisar esa parte de la historia pero las acciones políticas y después, por una cuestión también de mirada cristiana de la vida, ¿hay alguno acá que no se haya mandado una cagada? ¿Qué no haya tenido una picardía? ¿Qué no haya embromado a un justo? Si no lo hay es un fenómeno. Yo no. Entonces, ¿alguno de nosotros esta en condiciones de no perdonar a un compañero?

Estoy de acuerdo con muchos compañero que ven actitudes cuestionables de otros. Por ejemplo, la ley que le sacó 65 mil millones de pesos a los jubilados. O la de la Caja del Banco Provincia. Pero si nos quedamos en esa y ponemos toda la energía en discutir para atrás, la verdad no nos va a alcanzar el tiempo para organizarnos.

Yo quiero discutir de hoy para adelante. Por eso tomo lo de Sergio para que los legisladores tanto en la Legislatura Provincial como en la Cámara Nacional, o tengan un solo bloque, o tengan un interbloque que les permita a todos asegurarnos por lo menos la pelea. En el Senado de la Provincia ellos (por Cambiemostienen qúorum propio y todas las leyes que son por mayoría simple no tenemos posibilidad de hacer nada.  Pero no es así en la Cámara de Diputados y no es así en el ámbito nacional, sobre todo en el senado.

En tren de sacarnos la careta, todos, todos los que estamos acá fuimos en algún momento cómplices de un acto injusto contra un justo. Todos. Esta en la esencia humana.

Si la picardía se traslada a la política entonces esta lleno de hipócritas, tomen el compromiso o hagan el ejercicio de mirarse el espejo. Piensen si todos están persiguiendo objetivos individuales o de conjunto. ¿Y quién esta dispuesto a correrse? ¿Y quién esta dispuesto a ser generoso?

El día que me toca armar las listas en mi distrito con otros compañeros, lo aborrezco, yo la paso muy mal porque uno ve en las personas las mayores muestras de nobleza y lo peor del ser humano. Entonces, pongamos todo eso arriba de la mesa.

Ya hay acuerdo en los legisladores, por lo menos lo que hablé yo, de que no dejen sin financiamiento a los municipios. Ahora muchos van a decir, ahora los intendentes (se quejan) por que le tocan  el bolsillo y tienen razón. Por eso creo que hay que mirar de acá para adelante.

No tenemos destino sino confluimos. Y si algún compañero se equivocó o jugó al revés, ¡lo necesitamos para ganar ¡muchachos!

Cristina y Néstor convalidaban a este tipo (por Raúl Othacehéque nos mandaba a matar y a perseguir.

Yo no soy kirchnerista, soy peronista, a mi me formó Antonio Cafiero, pero admiro a Cristina y a Néstor por todo lo que hicieron. Era demasiado chico Merlo como para que yo los juzgue en la historia por lo que me hacían a mi. ¿Quién carajo soy yo y todos los que militabamos en Merlo frente a lo que pasó en la Argentina esos años de transformación?

Pero muchos, a los que el kirchnerismo le dio todo, fíjense dónde carajo están.

Ojalá vuelvan todos y ojalá nos ayuden a ganarle a este tipo (por el Presidente Mauricio Macri) y pongamos en el sillón de Rivadavia a uno que venga del pueblo.

Ojalá la militancia vaya mejorando. ¡Cuántos pibes, cuántos tipos, cuántas minas hay que ustedes conocen que fueron elegidos por el pueblo porque los pusieron a dedo. Y muchos cortaban camino. ¿O ahora todos los que tenemos hicieron todo el caminito?

Hay tipos que hicieron un shock express en la política, de la nada a ser diputados.

Hagamos todos el camino. Y ojo que cuando hablamos de uno, normalmente no conocemos la historia, por eso hay que tener mucho cuidado cuando descalificamos a alguien.

Yo celebro que este pasando esto. En muchos lugares los compañero se quedan con ganas de hablar, de expresarse.

Yo y otros compañeros fuimos víctimas de un peronismo en el que no se podía opinar. Porque el peronismo, después de que se murió Perón, entró en esa vorágine que cuando llegás al gobierno se acabó el debate y hay una verticalidad que lo único que genera es hacernos mierda doctrinariamente.

La ausencia de debate, de la política, de empezar barriendo hasta ser el Secretario General de la Unidad Básica, falta. Ahora, hablás con muchos y ser secretario General de una Unidad Básica es una cagada. Quieren ser diputados, senadores. Hay tipos que vienen a la política para ver si consiguen un laburo. Seamos sinceros.

De los 300 mil cargos que tiene la Nación, ¿cuántos militantes se prepararon para ocupar esos lugares y manejar el país?

Cuándo yo pedí participar de la interna, medía 16 puntos que no me alcanzaba para ganar ni loco, me decían «flaco, medís 16 puntos, mirá si te vamos a dar a vos la interna porque medís 16 puntos». ¡¿Y vos cuánto carajo medís, la tenés así grande, manejas las listas del país y sos radical?!

Yo no quiero discriminar a ningún compañero que nos pueda ayudar a ganar una votación.

Cuándo ganamos la últimas votación en diputados (Freno a los Tarifazos), nos pusimos contentos todos, ¿no? ¿Y cuántos compañeros que votaron ese proyecto antes votaron cualquier verdura?

En la política esta todo escrito por Perón y cuando un cuadro esclarecido de los nuestro se sienta a hablar con uno de ellos lo primero que se hace ahora es desconfiar. Entonces, si nosotros pensamos que somos herederos de la doctrina más importante de Occidente, ¿pensamos que un tipo de enfrente va a comprar a un cuadro nuestro? Entonces tenemos complejo de inferioridad.

En la política lo único que no se puede hacer es negarse a sentarse hablar. O Perón acaso no saltó el cerco para sentarse con Balbín cuando lo necesitó porque venía a pacificar el país. ¿Ahora que nos toca estar enfrente no podemos seguir ese mismo ejemplo?

Esta bien lo que dicen muchos, y coincidió con Sergio (Berni): Hay límites. Pensemos de acá para adelante porque así no vamos a solucionar nada.

La verdad, la verdad, la verdad, no hay nadie en condiciones de arrojar la primera piedra.

Yo celebro que este pasando esto. En muchos lugares los compañero se quedan con ganas de hablar, de expresarse.

Yo y otros compañeros fuimos víctimas de un peronismo en el que no se podía opinar. Porque el peronismo, después de que se murió Perón, entró en esa vorágine que cuando llegás al gobierno se acabó el debate y hay una verticalidad que lo único que hace es hacernos mierda doctrinariamente.

La ausencia de debate, de la política, de empezar barriendo hasta ser el Secretario General de la Unidad Básica. Ahora, hablás con muchos y ser secretario General de una Unidad Básica es una cagada. Quieren ser diputados, senadores. Hay tipos que vienen a la política para ver si consiguen un laburo. Seamos sinceros.

De los 300 mil cargos que tiene la Nación, ¿cuántos militantes se prepararon para ocupar esos lugares y manejar el país?

Cuándo yo pedí participar de la interna, medía 16 puntos que no me alcanzaba para ganar ni loco, me decía «flaco, medís 16 puntos, mirá si te vamos a dar a vos la interna porque medís 16 puntos». ¡¿Y vos cuánto carajo medís y la tenés así grande y manejas las listas del país y sos radical?!

Yo no quiero discriminar a ningún compañero que nos pueda ayudar a ganar una votación.

Cuándo ganamos la últimas votación en diputados (Freno a los Tarifazos), ¿todos festejamos? ¿Y cuántos compañeros que votaron ese proyecto antes votaron cualquier verdura?

En la política esta todo escrito por Perón y cuando un cuadro esclarecido de los nuestro se sienta a hablar con uno de ellos lo primero que se hace ahora es desconfiar. Entonces, si nosotros pensamos que somos herederos de la doctrina más importante de Occidente, ¿pensamos que un tipo de enfrente va a comprar a un cuadro nuestro? Y entonces tenemos un complejo de inferioridad.

En la política lo único que no se puede hacer es negarse a sentarse hablar. O Perón acaso no saltó el cerco con Ricardo Balbín cuando lo necesitó porque venía a pacificar Argentina. ¿Ahora que nos toca estar enfrente no podemos seguir ese mismo ejemplo?

Esta bien lo que dicen muchos, y coincidió con Sergio (Berni): Hay límites. Pensemos de acá para adelante porque así no vamos a solucionar nada.

La verdad, la verdad, la verdad, no hay nadie en condiciones de arrojar la primera piedra.

- Publicidad -