- Publicidad -

Fin a las inundaciones en Barrio Nuevo con la Subcuenca Chimborá. Finalizó el saneamiento de la Subcuenca Chimborá que se encuentra limitada por Juramento, De La Tradición, Repetto, De los Payadores, De la Querencia, Del Palenque, López Buchardo y Camino del Buen Ayre, entre otras calles y pertenece a la Cuenca Las Cabañas, la cual fue saneada.

Una de las vecinas beneficiadas con la obra es Yolanda. Luego de las fuertes lluvias del domingo 25 de diciembre, que dejó varias zonas afectadas como la ciudad de Pergamino, fue consultada respecto de su cuadra y orgullosa relató que “parece mentira, ver que llueve y ya nadie se inunda, estamos tranquilos, no hay una gota de agua de más. Es un trabajo muy bien hecho».

Y consideró: «Esto hace crecer al barrio, hemos reclamado mucho pero sabíamos que el Municipio necesitaba los fondos nacionales para hacerlo porque es una obra costosa y gracias a las gestiones se logró. Ya no tenemos miedo cuando llueve, el barrio cambió por completo”.

También recordó que en 1985 tuvo “un metro y media de agua adentro de mi casa, por eso siempre sufrimos ante cada lluvia, esas cosas te dejan pánico. He perdido muchas cosas con las inundaciones. Los vecinos sufríamos mucho cuando llovía, sentíamos terror por el agua”y agregó “mi terreno es el más bajo de la cuadra entonces todo el agua caía en mi casa, yo vivía en una laguna”.

Vale destacar que la obra se concretó con el dinero del fondo de infraestructura municipal que ingresó a partir del endeudamiento de la provincia de Buenos Aires y los trabajos que se realizaron incluyeron la readecuación de los desagües pluviales existentes, la colocación de más de 500 metros lineales de cañería y la construcción de 20 de bocas de tormenta

Son más de 500 los vecinos beneficiados. Vanesa, también vive sobre la calle Chimborá desde hace tres años y cuenta que “compramos el terreno y al construir la casa lo hicimos en altura porque sabíamos lo que pasaba. Hubo momentos en los que ingresó el agua hasta la puerta y ahora con la última lluvia no pasó nada. Estamos muy contentos, ya se puede transitar perfectamente porque además nos arreglaron la calle, nos colocaron lomas de burro y arreglaron las luminarias”.

- Publicidad -