- Publicidad -

Juicio contra el policía que mató a su ex mujer embarazada y un escribano. El hecho sucedió el 4 de diciembre de 2014 en la puerta de la Escribanía de Rondeau 161, Ituzaingó Centro Sur.

El Tribunal Oral en lo Criminal N° 1 del Departamento Judicial Morón que integran la jueza Mariana Maldonado y los jueces Claudio Chaminade y Juan Carlos Uboldi salió sorteado el 12 de agosto para realizar el juicio contra Angel Rafael Borile (42), el ex Sargento de la Policía Bonaerense que el 4 de diciembre de 2014 mató a su ex mujer, Viviana Valeria Gómez (39), y al escribano Néstor Darío Rombolá (48) en Ituzaingó.

El sorteo del tribunal se realizó después que la Sala Uno de la Cámara Penal confirmó la prisión preventiva para Borile. La Sala Uno, compuesta por los jueces Fernando Bellido y Diego Grau, también había elevado la causa a juicio, por lo que faltaba saber dónde se realizarán las audiencias.

Borile permanece preso en la Unidad Penitenciaria N° 31 de Florencio Varela. El 4 de diciembre de 2014, Borile se encontró en la puerta de la escribanía de Rondeau 161 con su ex mujer, que era Teniente de La Bonaerense y estaba embarazada. Tenían que vender una propiedad para dividir los bienes. Discutieron. Borile la golpeó y cuando el escribano Rombolá quiso intervenir para separarlos, el policía sacó un arma y lo mató. Luego, asesinó a su ex esposa de ocho balazos. Después, se fugó y la justicia pidió su captura internacional.

Borile escapó en una Volkswagen Suran y fue detenido recién el 29 de abril de 2015 en Paraguay en las inmediaciones de la terminal de ómnibus de Asunción. Estaba escondido en la casa de otro argentino, comunicó Interpol Paraguay. Trató de refugiarse en un cuarto del fondo de la vivienda allanada sobre la avenida Fernando de la Mora. «Se refugió en la casa de un amigo de su padre», dijo Miguel Leguizamón, jefe de Interpol Paraguay. «El inquilino, el argentino Abel Vicente Di Brígido, residente en Paraguay, dijo no tener conocimiento de la situación de prófugo de Angel Rafael Borile», explicó por último el jefe de Interpol.

- Publicidad -