«El lunes por la noche nos llamaron para avisarnos que hoy martes el local no abría. Tenemos dos meses de sueldo sin cobrar y nuestras pertenencias dentro del local»,resumió ayer Victoria Nuñez la situación de los trabajadores de «Cotillón Sandra», un comercio de 40 años.

Y agregó: «No nos dejaron sacar nada y nos dijeron que en algún momento van a rematar la mercadería y nos van a pagar. Somos 28 empleados en total y la mayoría tiene entre 10 y 11 años de antigüedad. No nos piensan indemnizar, no nos mandaron telegramas de despidos y no liquidaron los sueldos. Estamos reclamando lo nuestro».

Cotillón Sandra tiene dos sucursales: una en Crisólogo Larralde 848, Morón Centro Norte, y otra en Mitre 1495, Morón Centro Sur.

Según explicó Nuñez, la propietaria «falleció en febrero y quedaron a cargo del comercio los hermanos contadores Juan Carlos y Hugo Odella y el encargado Daniel Héctor Salas. La secretaria es una señora de Brasil que se llama María Ibon Mota Ocampo».

Los empleados despedidos seguían esperando respuestas.

- Publicidad -