Ya es más barato vivir en París que en Buenos Aires
- Anuncio -

Un informe de la consultora EconViews, que dirige el economista Miguel Kiguel, predijo aumentos de aumentos de 113% en dólares en el kilo de arroz y del 103% en el paquete de harina. Las proyecciones se calcularon en la primera semana de marzo. A fin de mes y abril, los precios podrían compararse con otros países aún más caros como Inglaterra.

Ya es más barato vivir en París que en Buenos Aires. Somos un país caro en dólares, mientras ganamos en pesos lo que la carga es mucho peor. Lo insólito: ¿tenemos inflación en dólares?

Pero ese no es el dilema, sino que ganando en pesos, los productos son más baratos en los países del primer mundo que en Argentina. Algo increíble pero cierto.

El politólogo Julio Burdman expuso la situación de la siguiente manera: «El paquete de 1 kilo de arroz blanco está a $3.200 , equivalente a más de USD 3. En Estados Unidos, el mismo producto está a USD1,5 dólares. En Francia, el paquete con 5 bolsitas hervidoras de 200 gramos cada uno, a 1,8 euros», en declaraciones a La Política On Line. 

- SUSCRIBITE GRATIS -

En Punta del Este, dijo el desarrollador inmobiliario Santiago Levrio un paquete con 56 pañales XXL Pampers cuesta U$D 32 y producto dos pañales menos, en Buenos Aires, vale U$D 36 dólares blue. O esa que están más caros en Buenos Aires que en el balneario más exclusivo de Uruguay.

A todo esto, el déficit fiscal no se achica en la proporción deseada por el Gobierno de Javier Milei. ¿Qué ocurre? Los gastos corrientes son los históricos, excepto las obras públicas nacionales que las paró de lleno. Pero los docentes de la universidades nacionales, los integrantes de las tres fuerzas armadas, los jueces federales y los empleados de AFIP para enumerar algunos casos, siguen siendo los mismos. O sea, se recauda menos producto de la recesión y la cuenta corriente del Estado Nacional es la misma. Por lo tanto, a este paso, deberá seguir achicando y agravando la situación sociales y recesiva para llegar a un déficit cero.

Por otro lado se bajó los pases bancarios, los topes que deben depositar en el Banco Central, y se liberó el pago de interés por plazos fijos, que de por sí ya estaban en banda negativa. Dolarizar en una economía en esta situación sería imposible. Con un dólar planchado, los capitales extranjeros vendrían a comprarlos de manera masiva para luego llevárselos al exterior.

La recesión será peor con la importación de alimentos y bebidas. Le pegará a las pymes nacionales. Tendrán precios menos competitivos y costos más altos. Y esto afectará la producción y el poder adquisitivo de los trabajadores y por lo tanto la recaudación del Estado Nacional.

Si querés recibir las noticias de Anticipos Diario GRATIS a tu celular, envíanos un mensaje al WhatsApp de la redacción haciendo clic en el ícono que te aparece abajo a la derecha de tu pantalla.

- Publicidad -