El hombre que atacó a Cristina
- Publicidad -

Ayer, minutos antes de las 21.00, Fernando Andrés Sabag Montiel se dio a conocer en Occcidente como el hombre que atacó a Cristina Kirchner. Y tiene un tatuaje muy extraño en su codo llamado «Sol Negro» vinculado al misticismo nacionalsocialista y los movimientos de extrema derecha.

Fernando Andrés Sabag Montiel, brasileño de 35 años con antecedentes por portación de armas no convencionales y vecino de La Paternal, mostraba en su perfil de Facebook, que alguién ya cerró, su repudio al «Comunismo Satánico” y sus preferencias por las «Ciencias Ocultas Herméticas» y «Coach Antisicopatas» y a numerosos grupos vinculados a la ideología nacionalsocialista.

En las fotos que publica se destaca el tatuaje que lleva en codo y hace referencia a una rama ocultista del nacionalsocialismo. El tatuaje que Fernando Montiel tiene es el «Sol Negro» (Schwarze Sonne) y se trata de una combinación de los tres símbolos más relevantes de la ideología nazi: la rueda solar, la esvástica y la runa de la victoria, una letra del abecedario empleado por las antiguas tribus germánicas.

El hombre que atacó a Cristina
El Sol Negro tatuado en el codo izquierdo de Fernando Montiel

Heinrich Himmler, el jefe de las SS, introdujo el símbolo que muchos integrantes de esa organización paramilitar se lo grababan en el pecho. El «Sol Negro» representaba la sabiduría y fuerza de la raza aria durante los años en que Adolf Hitler gobernó Alemania, invadió prácticamente toda Europa y mató 6 millones de judíos.

- SUSCRIBITE GRATIS -

El «Sol Negro» aparece en un mosaico de mármol verde oscuro en el suelo de la antigua Obergruppenführersaal o Sala de los Generales, destinado a los líderes de las SS en la torre norte del castillo de Wewelsburg construido 1603, cerca de la ciudad de Paderborn.

El hombre que atacó a Cristina
El castillo de Wewelsburg

El mosaico parece negro por las condiciones de iluminación del lugar. En su origen tenía un disco de oro colocado en su centro. El castillo de Wewelsburg fue tomado por las SS, rehabilitado y reformado para convertirse en el Centro de Control de la organización paramilitar.

El hombre que atacó a Cristina
El mosaico en el piso en una de las torres del castillo de Wewelsburg

El «Sol Negro» también se utilizó para sustituir la esvástica prohibida en numerosos países luego de la caída del Tercer Reich en 1945.

Fernando Andrés Sabag Montiel, de nacionalidad brasilerra, no pudo estar ausente de todos estos datos al momento de hacerse el tatuaje.

El hombre que atacó a Cristina
Los papeles de ciudadanía que acreditan a Fernando Montiel como brasilero

Extrañamente, a su vez, apareció dos veces en Crónica TV en las últimas tres semanas criticando los planes sociales, cuestionando a la clase política y pidiendo la extradición de los extranjeros por lo que se lo consideró xenófobo.

“Mi novia supuestamente tenía planes sociales, pero dejó de tenerlos porque no da sacar la misma plata que es de las personas”, afirmó a un periodista de Crónica TV mientras se encontraba en Calle Corrientes frente al Teatro San Martín el mes pasado.

El ataque contra la vicepresidenta se produjo ayer pasadas minutos antes de las 21, cuando Cristina Kirchner llegaba a su domicilio en Recoleta, tras una sesión en el Senado. Mientras saludaba a militantes le Fernando Montiel le gatillo en la cara.

El hombre que atacó a Cristina
El arma de Fernando Montiel a milímitros del rostro de Cristina

Inmediatamente, Sabag Montiel fue trasladado a una dependencia policial para llevar a cabo las correspondientes indagaciones. En tanto, personal policial se encuentra peritando el arma, que según indicaron fuentes de la policía tenía cinco balas en el cargador y ninguna en la recámara.

El hombre que atacó a Cristina
El arma que utilizó Fernando Montiel en el piso está siendo peritada

Si querés recibir las noticias de Anticipos Diario GRATIS a tu celular, envíanos un mensaje al whatsapp de la redacción haciendo click en el ícono que te aparece abajo a la derecha de tu pantalla.

También podés seguirnos vía twitter haciendo click en: @diarioanticipos

Anticipos Diario
- Publicidad -