Militar el ajuste de la mano del llamado Superministro Sergio Massa
- Publicidad -

¿Qué hará La Cámpora, el Frente Renovador y el albertismo? Militar el ajuste de la mano del llamado Superministro Sergio Massa. Algo insólito si se piensa sobre todo en el discurso de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner. Pero no encuentran otro modo y el ajuste comienza con la quita de subsidios a las tarifas de gas y electricidad.

Militar el ajuste no será fácil. Se achicará el consumo, se contraerá el mercado interno, las exportaciones seguirán bajando y la ayuda social crece o habrá más gente sufriendo frío y hambre.

La situación es compleja sobre todo porque si comparamos el 2003 con el 2022, la economía mundial actual está en baja mientras que 19 años atrás estaba en alza. El caso más famoso para Argentina fue la suba de los commodities que llevó a la Argentina a ingresar dólares que jamás tuvo.

Bien, Fondo Monetario Internacional de por medio, el Ministro de Economía Sergio Massa debe bajar el déficit del estado a menos que cero. Digo menos que cero porque incluso debe tener excedentes para pagar los 44.000 millones de dólares que tomó como deuda el Gobierno Nacional anterior.

- SUSCRIBITE GRATIS -

Militar el ajuste de la mano del llamado Superministro Sergio Massa

Acá Sergio Massa tiene tres variables.

  1. 1) Superavit en el Déficit Fiscal
  2. 2) Superavit en el Déficit Comercial
  3. 3) Superavit en el Déficit que ordena el Turismo

Ahora veamos uno por uno para aquellos que no los conocen.

Con la recaudación impositiva (de impuestos) se deben pagar todos los gastos e inversiones del Estado. No sólo los diputados y senadores. Toda la energía eléctrica el Estado Nacional y que incluye desde la energía eléctrica que utilizan los semáforos de Ushuaia a la Quiaca hasta los salarios de los porteros de las escuelas. Para lograrlo, tiene que achicar el gasto público y en general se empieza por paralizar grandes obras lo que genera desempleo y por lo tanto la contracción del mercado interno. Reducir el gigantesco gasto del estado hoy es imposible de pensar. Deberá ser a muy largo plazo a partir de inversiones privadas y una balanza comercial más que superavitaria.

El Déficit Comercial esta relacionado a las exportaciones e importaciones. Es la Balanza Comercial. La lógica sería exportar más que importar. De esa manera sobrarían dólares. Con esos dólares podrían hacerse infinidad de cosas excepto que tenemos una deuda de 44.000 millones de dólares que sigue creciendo.

Por último la Balanza Turismo que se ordena sola con un dólar blue a $ 300. El sentido común indica que tendremos más turistas extranjeros en nuestro país que argentinos recorriendo el mundo.

Por otro lado le queda a Sergio Massa frena la fuga de capitales con empresas espejo. Un sólo dueño con dos empresas. Una empresa en Argentina que compra al exterior y una empresa al exterior que importa a la Argentina. Así de fácil se van los dólares que terminan en cualquier lado menos en Argentina.

Los jubilados, un tema aparte. Ninguna mínima alcanza sino se triplica. Triplicarla es aumentar el gasto público. Cualquier argentino sabe que su película o termina mal o con fondos propios. Espantoso.

Militar el ajuste de la mano del llamado Superministro Sergio MassaMientras, en el Banco Central hay 1.458 millones de dólares de reservas líquidas, o sea, aquellas que de libre disponibilidad con que puede intervenir en el mercado, nada indica que haya una tormenta de ácido que le en el rostro al Gobierno Nacional.

Problemas no le van a faltar al Ministro Sergio Massa, entre ellos la reapertura de las paritarias, un salario mínimo universal, o un mix que tarde o temprano ocurrirá presionando más al sector privado pero a su vez, al Estado Nacional y Provincial. Los Estados Municipales tienen cada uno su paritaria individual. No hay un Salario Mínimo, Vital y Móvil para todos los municipales. Cada uno arregla cómo y lo que puede.

Si concentramos en el dólar, que es el eje de todo el problema, lo que va a procurar hacer Sergio Massa es no tener que devaluar. Ahora, lo que tenedores de granos, no venden porque espera que devalúe. Y los importadores apuran sus compras antes que esto suceda. Un mercado enloquecido e impredecible no dibuja un buen futuro. La otra opción es subir las tasas de interés en pesos por encima de la inflación para que todo el mundo se corra a nuestra moneda. Pero afectaría todo los créditos y sobre todo los gastos financieros y con tarjetas.

El mundo de los bonos es más complejo. El ANSES por caso, lo tiene en su poder y no vende. O sea, los compró al Tesoro Nacional, le dio dinero al organismo, pero no lo vende para distribuirlo entre la gente más necesitada. Por el contrario, transfirió fondos públicos en bonos al Tesoro y se quedó con bonos en pesos.

Los Banco Privados también tienen bonos pero en dólares, al 20% de su valor, a cobrar dentro de cinco años y aún no se sabe a qué tasa.

Esperar que Vaca Muerta rinda el 100% de sus recursos o que el norte argentino empiece a exportar litio, no alcanza para cambiar un plan social por un puesto de trabajo en un mundo en el que el consumo es prioritario y hedonista, el calentamiento global una amenza, la guerra en un Europa un problema en Occidente y la aldea global una trampa para las economías débiles.

El Ministro Sergio Massa la tiene muy difícil. No más que nosotros, obviamente. Pero se juega su futuro político. Sin en seis meses estabiliza la economía, tendrá pista y será presidenciable. Si fracasa, ya saben lo que ocurrirá. No hace falta ni redactarlo.

Si querés recibir las noticias de Anticipos Diario GRATIS a tu celular, envíanos un mensaje al WhatsApp de la redacción haciendo clic en el ícono que te aparece abajo a la derecha de tu pantalla.

También podés seguirnos vía Twitter haciendo clic en: @diarioanticipos

Anticipos Diario

- Publicidad -