Morón: comenzó el
- Anuncio -

Morón: comenzó el juicio de la abogada Fiorella Mucholi que denunció haber sido abusada por el colega Sebastián Moure el 23 de noviembre de 2015 en la oficina en la que ella trabaja.

Morón: comenzó el juicio de la abogada que denunció haber sido abusada. Según informaron desde Primer Plano Online se espera la declaración del acusado.

El caso es ventilado ante el Tribunal Oral Criminal N°1 de Morón, a cargo de los jueves Juan Carlos Uboldi, Claudio Chaminade y la jueza Mariana Maldonado. Leonardo Lisa, fiscal del debate, solicitó al tribunal que el imputado sea juzgado por el delito de abuso sexual agravado, aunque su defensa lo niega.

En los tres primeros días, el tiempo empleado para el testimonio de la víctima y de cuatro testigos fueron más de 18 horas.

- SUSCRIBITE GRATIS -

¿Cómo fue el caso?

Para el 23 de noviembre de 2015 Mucholi trabajaba en el consultorio del médico forense Pablo Denquiu. Ese día el acusado tocó el timbre de la oficina y le dijo que trabajaba para un reconocido abogado, lo que le dio la seguridad para abrirle la puerta.

Fue entonces que llegó Micaela, cuñada de la víctima, pero cuando ella se retiró, Mucholi volvió a la oficina, alguien la tomó del brazo y la introdujo por la fuerza. Moure le decía «no me mires» a la vez que la golpeada, la insultada y le gritaba.

Bajo la frase «Sos mia», la puso boca abajo en el escritorio y se bajo el pantalón. Entre manoseos, gritos e insultos, la abogada aseguró que fue penetrada con más de un dedo y cuando la víctima se quejó el acusado la amenazó: «Callate porque de acá te vas en una bolsa».

Morón: comenzó el

Luego la obligó a que le practique sexo oral aunque ella se negó y le manoseó los pechos.

Cuando sonó el timbre y era la cuñada de Fiorella, el atacante la increpó: «Invitala a la fiestita», pero Mucholi no la hizo pasar e inventó una excusa, siempre amenazada por Moure con un cuchillo.

Luego la obligó a masturbarlo y, tras eyacular, se levantó los pantalones e hizo como si nada hubiese pasado.

El fiscal del juicio notó algunas contradicciones en sus relatos, como que la mujer aseguró que Moure no había sido citado al consultorio de Mucholi y en la declaración dijo que si.

Además no hay elementos de pruebas al respecto porque no había restos de semen, ni encontraron el cuchillo con el que le amenazaba que, decía, era de la oficina.

La víctima ya fue sometida a pericias psiquiátricas varias veces, pero Moure ni una.

La abogada lamentó que al día de la fecha «no puede ser madre, no puede controlar esfínteres, tengo miedo, ataques de pánico y nunca pude cumplir con las expectativas de mis parejas después de este episodio».

Si querés recibir las noticias de Anticipos Diario GRATIS a tu celular, envíanos un mensaje al WhatsApp de la redacción haciendo clic en el ícono que te aparece abajo a la derecha de tu pantalla.

También podés seguirnos vía Twitter haciendo clic en: @diarioanticipos

Anticipos Diario

- Publicidad -