- Publicidad -

La historia de Malevo Ferreyra y su impactante final ¿Quién fue Malevo Ferreyra y cómo se llegó a ese final que muchos ya conocen? Un final bastante fuerte.

La historia de Malevo Ferreyra y su impactante final. Mario Oscar Ferreyra, más conocido como Malevo Fereyra, nació el 17 de julio de 1945 en Los Pereyra, San Miguel, Tucumán. Siempre quiso ser policía, era su sueño de chico, sueño que rápidamente se le vino abajo ya que no pasó el examen de aptitud física para ingresar por su estatura y por su peso, pero a los 18 años un pariente logró hacerlo ingresar, moviendo algunos contactos. 

La historia de Malevo

Desde el día en que ingresó a la Policía en 1963 ya estuvo vinculado a una enorme cantidad de hechos polémicos. Diez años después, en 1973, con 28 años, dijo que se peleó él solo contra 15 manifestantes de la Juventud Peronista en el centro de Tucumán. Dijo que había un tumulto y que le dieron un botellazo en la cabeza y le dejó una cicatriz de por vida, prueba de su enfrentamiento con ellos.

Dos años después, también, según él, fusiló a Juan Carlos Alsogaray, el hijo montonero del General que encabezó el golpe contra Arturo Illia dijo que los dos tenían un Fal, un fusil de asalto liviano y que Juan Carlos perdió porque dudo entre disparar y cubrirse, pero estos hechos jamás se comprobaron y se cree que eran invención del Malevo para aumentar su curriculum. 

- SUSCRIBITE GRATIS -
Juan Carlos Alsogaray

Al momento de la dictadura militar el Malevo tenía 31 años y durante el lapso que duró la dictadura el Malevo estuvo dos años y 5 meses en situación pasiva, es decir fuera de servicio por, textualmente, matar sin razón, lo que no era poca cosa en dictadura. 

Durante esa época Ferreyra era un hombre de confianza de Antonio Domingo Bussi, el gobernador de facto de Tucumán del momento.

La historia de Malevo Ferreyra

La historia de Malevo
Antonio Domingo Bussi

El Malevo parecía salido de una serie de televisión del Lejano Oeste, siempre se vestía igual: un sombrero panamá, una camisa negra, botas, pistola y hasta un látigo. Se decía que iba a boliches y ponía a los hombres contra la pared para pegarles latigazos y que terminaba llevándose a sus mujeres. 

En 1986, ya en democracia, fue imputado por el crimen de un conocido delincuente llamado Enrique Prode Correa, pero la justicia consideró que no había pruebas en su contra y lo absolvió.

Un año después, en 1987, se convirtió en Jefe de Robos y Hurtos de la policía tucumana y durante un tiroteo se cree que mató a dos miembros de una banda narco tucumana llamada Los Gardelitos, ese clan fue el principal enemigo del Malevo Ferreyra

En 1988 fue acusado por la tortura y muerte de Daniel Carrizo, otro miembro de Los Gardelitos. Según varios testigos Carrizo fue detenido cuando salía de robar en una casa y lo llevaron a la Dirección General de Investigaciones de Tucumán.

Según el relato de otro delincuente, el Malevo torturó y mató a Carrizo, su cuerpo fue encontrado rociado con ácido y decapitado. Por supuesto que el Malevo jamás fue preso por este caso, misteriosamente no se encontraron pruebas en su contra, pero los compañeros del ladrón planearon una venganza contra el sheriff, esa venganza incluía nada más y anda menos que al Gordo Valor un famosísimo líder de una super banda que en los 80 y 90 robaba bancos y camiones blindados.

El Gordo Valor viajó hasta Tucumán con unos amigos y el plan era bastante directo: iban a  reunir a la mayor cantidad posible de delincuentes, tanto de la super banda como de Los Gardelitos para capturar y matar al Malevo Ferreyra incluso instaban a sumarse a ladrones de otras provincias, como un Congreso de ladrones.

La historia de Malevo Ferreyra

Gordo Valor

Tenían en mente entrar de sorpresa al edificio de la policía y tomarlo, pero el Gordo Valor dijo que eso podía salir mal, muy mal, asique decidieron perseguir al Malevo Ferreyra sigilosamente durante todo un dia, querían, literalmente pegarle dos tiros e irse, pero el Malevo Ferreyra andaba siempre acompañado con bastante custodia. El gordo valor tuvo que volverse rápidamente con las manos vacías ya que era un hombre muy buscado por la policía.

En enero de 1990 nombraron a Malevo Ferreyra Jefe de la Dirección General de Investigaciones y al poco tiempo, tan solo dos meses después, lideró un levantamiento policial exigiendo mejores salarios al gobernador del momento, José Domato.

Esta revuelta tuvo a Tucumán bastante tenso durante varias semanas, en ese lapso unos 30 policías habían sido despedidos, pero por presión del Malevo, el gobierno dio marcha atrás con la medida. 

Mientras tanto, Gendarmería Nacional era la encargada de la seguridad de la provincia, ya que casi toda la policía estaba acuartelada en la jefatura. Finalmente el Malevo llegó a un acuerdo con el gobierno, reunió a todos los policías, les comunicó el trato que hizo y les dijo “mi tarea ha culminado y les agradezco que me hayan acompañado” con ese logro, literalmente, se compró a los policías, tanto que salió de la jefatura mientras todos lo aplaudían y coreaban su nombre.

La historia de Malevo Ferreyra

La historia de Malevo

Con ese hecho y por sus métodos crueles y poco ortodoxos como pegarle a los ladrones con un látigo, comenzó a ganar relevancia nacional.

El 10 de octubre de 1991 comenzó la peor etapa del Malevo, pero también comenzó su final. En Laguna de Robles fueron asesinados tres presuntos delincuentes, José “Coco” Menéndez, Hugo “Yegua Verde” Vera y Ricardo “el Pelado” Andrada

El Malevo se adjudicó el hecho y declaró que se había tratado de un enfrentamiento con los delincuentes y que incluso formaban parte de una peligrosa banda criminal.

El 30 de noviembre de ese año denunció públicamente a 9 comisarios, dijo que utilizaban a la policía en provecho propio y que tenían ambiciones desmedidas y que se estaban enriqueciendo ilícitamente. Al otro día y por orden del jefe de la policía, Ferreyra fue pasado a disponibilidad.

Una semana después uno de los comisarios a los que Ferreyra había denunciado afirmó que lo que había pasado en Laguna de Robles no fue un enfrentamiento, sino una ejecución. El agente Luis Dino Miranda que había formado parte del grupo del Malevo reafirmó esa acusación, diciendo que el Malevo ordenó la ejecución de los tres presuntos ladrones. 

La historia de Malevo Ferreyra

La historia de Malevo

El juicio por este hecho empezó un 26 de noviembre de 1993, y como resultado por el triple homicidio fue condenado a prisión perpetua.

El Malevo estaba de traje escuchando su sentencia. Cuando el juicio finalizó se fue al baño, se sacó el traje que tenia puesto y se puso su clásico atuendo, la camisa negra y su sombrero de vaquero, acto seguido se atrincheró en Tribunales, sacó una granada, abrió las puertas, levantó el brazo y simplemente caminó ante la mirada atónita de todos. Nadie se animó a hacer nada. Con la granada de mano en alto, cruzó la calle y escapó. 

A esta alturas ya todo el país conocía la cara del Malevo Ferreyra, su fuga duró 79 días, el 3 de marzo de 1994 fue rodeado por policías en Zorro Muerto. Ya estando en Santiago del Estero, negoció durante varias horas y hasta se tiroteó con los policías, tiroteo donde fue herido.

Finalmente hizo caso a los pedidos de su esposa y se entregó. Lo trasladaron al penal de Villa Urquiza para que cumpliera su condena, pero su amigo el gobernador Antonio Bussi, logró que su pena en prisión se redujera a 20 años ya que supuestamente Ferreyra era un hombre de ley que se excedió, pero que tenía una conducta ejemplar.

La historia de Malevo
Antonio Bussi

En este entonces, Bussi definía a Malevo como “un hombre del orden de la ley que seguramente se ha excedido, no me cabe ninguna duda, si la justicia lo ha condenado, pero que revela en su encarcelación una conducta ejemplar y un deseo de reintegrarse a la sociedad”.

El Malevo además tenía bastantes privilegios en la cárcel. Portaba una condena de 20 años por triple homicidio, pero había obtenido un permiso que le permitía salir todas las mañanas de la cárcel y volver por las noches.

Después de eso salió en libertad condicional y mantuvo un perfil bastante bajo.

El 23 de abril de 2006 fue denunciado por una vecina en San Andrés, dijo que fue amenazada y que los acusados le habían destrozado la casa por una discusión sobre la colocación de un alambrado, el acusado por amenazas de muerte y tenencia de arma era el Malevo Ferreyra, él se declaró inocente y la cosa quedó ahí. 

En 2008 el juez federal Daniel Bejas ordenó la detención del Malevo Ferreyra por presuntos delitos ocurridos durante la última dictadura militar en la causa por el funcionamiento de un centro clandestino de detención del ex Arsenal Miguel de Azcuénaga.

La historia de Malevo Ferreyra

En una entrevista telefónica por un programa de radio el Malevo dijo, al enterarse de esta orden de detención, que no se iba a entregar y habló de tomar una decisión drástica. Le preguntaron si era capaz de sacarse la vida y dijo: “Ustedes sacarán conclusiones después, no me gustan las palabras, voy a los hechos”.

El 21 de noviembre unos 20 efectivos de la policía fueron a su finca en San Gabriel donde vivía con su esposa e hijos para buscarlo. El Malevo agarró un revólver y se atrincheró y además, para resistirse al arresto, se trepó en el patio de su casa en un tanque de agua que estaba a unos 30 metros de altura. 

Él  estaba completamente tranquilo, acomodó una silla y accedió a una entrevista con Crónica Televisión en la que dio a entender que se iba a suicidar. 

Alrededor de las 16:30, los policías intentaron entrar por la fuerza al lugar y en un segundo, mientras desde las alturas veía ingresar a los gendarmes a su propiedad, el Malevo se llevó el arma a la cabeza y se disparó frente a su familia y frente a los periodistas. Todo quedó grabado por las cámaras 

La cobertura de Crónica TV

“Terrible situación, que se acaba de vivir, terrible lo que acaba de suceder, la familia quebró en llanto, gendarmería ha ingresado y es por eso que el Malevo ha tomado esta terrible decisión” relataban los periodistas.

Malevo fue llevado al hospital inmediatamente pero llegó muerto. Crónica televisión decidió transmitir las imágenes a los pocos minutos, todo el país estaba viendo el suicidio grabado del Malevo Ferreyra, al otro día, el Comité Federal de Radiodifusión declaró que iba a sancionar a Crónica TV por haber emitido un contenido de extrema crudeza y por haberlo transmitido en reiteradas ocasiones y fue así literalmente, el canal lo repitió durante día y noche. 

Historia de Malevo
La trasmisión de Crónica del fatal final

Dos días después el Malevo fue enterrado y unas 750 personas asistieron al entierro.

Hoy en día sobre el Malevo hay dos opiniones bastante encontradas: para un sector de la gente el Malevo es un héroes que limpio las calles de Tucumán de la delincuentes, para otros un cruel asesino. 

Si querés recibir las noticias de Anticipos Diario GRATIS a tu celular, envíanos un mensaje al WhatsApp de la redacción haciendo clic en el ícono que te aparece abajo a la derecha de tu pantalla.

También podés seguirnos vía Twitter haciendo clic en: @diarioanticipos

Anticipos Diario
- Publicidad -

ESCRIBÍ TU OPINIÓN!

Por favor, ingrese su comentario aquí.
Por favor escribí tu nombre aquí