Vecinos de Hurlingham
- Publicidad -

Las voces en contra no son las únicas: Cada vez son más los vecinos de Hurlingham que apoyan la llegada de la cárcel. La noticia de la posible construcción de una alcaidía en los límites de Morón, Hurlingham y Tres de Febrero abrió un debate en las localidades, pero ¿qué dicen los vecinos a favor del proyecto?

(por Aldana Farinelli).- Desde que el Senado aprobó el proyecto que permite expropiar tierras para la instalación de cárceles y alcaidías en el marco del Plan de Infraestructura Penitenciaria Bonaerense, en los municipios involucrados comenzaron a oírse distintas voces: algunas se pronuncian en contra de la iniciativa, pero otros vecinos de Hurlingham apoyaron la idea.

Tito Gómez integra el armado vecinal hurlinghense “Somos Nosotros” y es parte de este segundo grupo que piensa que este proyecto puede significar un beneficio para la población.

“Hay una situación real: los detenidos están en las comisarías de Hurlingham”, analizó en diálogo con Diario Anticipos y a la vez que detalló que solo en el Departamento Judicial de Morón hay 400 presos en las comisarías, es decir cuatro centenas de personas que aguardan al dictamen de un juez.

- SUSCRIBITE GRATIS -
La alcaidía de Campana

Son personas que la policía detiene porque, o están imputados por algún delito, por averiguación de antecedentes, por portación de cara o incluso por resistencia a la autoridad. Te agarran, te meten en el calabozo y te tienen ahí hasta que el juez te dicte prisión preventiva o te condene y pasas a una penitenciaría”, explicó.

En el caso de Hurlingham el vecino señaló que se da una situación que es el reflejo de lo que pasa en el Sistema Penitenciario Bonaerense donde las comisarías cuentan con 20 presos en un calabozo de “4×4”.

“Eso es inhumano, es insostenible, la gente tiene que turnarse para dormir”, alertó.

“En las comisarías de Morris y Hurlingham los familiares de los que están detenidos les tienen que llevar la comida porque el Estado tampoco los alimenta, los viste, los abriga, ni nada, entonces esa realidad está. Los presos ya están en las comisarías desparramadas por los barrios”, sumó.

En este sentido se refirió a quienes “temen” por la llegada de los familiares de los presos a la localidad y Gómez insistió con que en la actualidad eso ya es un hecho: “ya están circulando por Hurlingham para llevarle la ropa y la comida. Esa gente está sufriendo por tener un ser querido preso”.

“Los presos que ya estaban en las comisarías ahora van a estar en un lugar más seguro, de hecho en la comisaría de William Morris el año pasado hubo un motín, porque había 19 presos en las celdas, tuvo que intervenir la Justicia y a 9 de esos presos los tuvieron que sacar y llevarlos a otro lugar”, recordó.

En referencia a la ubicación elegida para la expropiación de tierras y la construcción de dicho espacio, el vecino defendió: “Ahora es un basural horrendo lleno de cadáveres de perros, autos robados y escombros. Nunca desde que tengo uso de memoria ese lugar estuvo limpio. Ni Morón, ni Tres de Febrero que son los responsables de ese lugar. Lo cuidaron y encima es oscuro, es un peligro absoluto, te agarran, te meten en ese basural y no saben nunca más de vos”.

La ubicación informada por el Municipio de Morón (foto superior)

Por ello invitó a la reflexión: “Entre tener cinco o seis lugares por los barrios con presos a punto de amotinarse porque no pueden vivir en un lugar así y tener un lugar donde estén seguros, limpios y donde antes era un basural me parece perfecto, me parece un adelanto bastante importante”. 

“Es más seguro así que de la manera que estamos viviendo ahora”, resumió Tito, pero ¿por qué llegó a esta conclusión? El vecino advirtió que “ahora es una fábrica de delincuentes. A un tipo lo detienen por cualquier delito y está en una comisaría y le pegan, no le dan de comer, de vestir, tiene que turnarse para poder dormir, estás generando un delincuente. Si ya antes el tipo había delinquido ahora va a ser un resentido total, no sale con ganas de rehabilitarse”.

Voces en contra y prejuicio clasista

Gómez apuntó contra aquellos vecinos de Hurlingham que se pronuncian en contra y opinó que la teoría de que “va haber delincuentes merodeando por el barrio” es llevar consigo el prejuicio de que los detenidos son efectivamente delincuentes y que los familiares de la gente que está presa, también lo son.

“¿Por qué tiene que ser delincuente el familiar de un delincuente?”, cuestionó Tito e hizo referencia a los casos en los que “un tipo cae preso por portación de cara, por morocho, extraño, por un prejuicio racista, no meten tipos presos con saco y corbata, meten pibes de gorrita y equipo deportivo o las disidencias”.

En su caso vive cerca de La Leonor y afirma: “A mi me encantaría que hubiera una alcaidía en este descampado, primero porque lo hace más seguro, segundo porque la gente que va a visitar a presos va a generar un movimiento comercial en la zona”.

Por último, Gómez concluyó que “todo esto tiene que ver con que a partir del gobierno anterior de la provincia se cuadruplicó la cantidad de presos, se ve que hubo una política más punitivo desde el 2015, algo que tampoco se revirtió con el gobierno de Kicillof, sigue habiendo cada vez más presos, a pesar de la pandemia, a pesar de que nos habían dicho que iba a liberar presos, violadores y asesinos, hay más presos que antes”.

Lo cierto es que la posible llegada de la alcaidía abrió un debate entre los vecinos que cada vez se hace más fuerte, mientras los funcionarios no dieron mayores detalles al respecto.

Desde Diario Anticipos se le consultó a voceros del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Provincia por los detalles del proyecto, pero aún siguen sin dar respuestas.

Si querés recibir las noticias de Anticipos Diario GRATIS a tu celular, envíanos un mensaje al WhatsApp de la redacción haciendo clic en el ícono que te aparece abajo a la derecha de tu pantalla.

También podés seguirnos vía Twitter haciendo clic en: @diarioanticipos

Anticipos Diario

- Publicidad -

ESCRIBÍ TU OPINIÓN!

Por favor, ingrese su comentario aquí.
Por favor escribí tu nombre aquí