Violento robo en Morón
- Publicidad -

Violento robo en Morón: los ladrones se resistieron mordiendo a la policía. Todo comenzó dentro del interno de la Línea 236 y en el cruce con la Ruta 1001 e Intendente Federico Pedro Russo ayer, jueves 24 de junio, por la noche. Asaltaron al chofer y a los pasajeros. Pero fueron detectados por la Policía.

Violento robo en Morón: los ladrones se resistieron mordiendo a la policía. Efectivos de la Delegación Departamental de Investigaciones recorrían la zona cuando se cruzaron con un violento episodio a bordo del Interno 136 de la Línea 236 de la Empresa Almafuerte: dos asaltantes armados con un cuchillo y un arma de fuego amenazaban al conductor y a los pasajeros.

Durante el trayecto del colectivo amenazaron al chofer para que no detenga la marcha mientras robaban a los pasajeros. Pero los agentes con la colaboración de efectivos de la comisaría 1° de Morón, comenzaron a seguir al colectivo, mientras solicitaban apoyo a patrulleros que estuvieran en la zona.

Finalmente en el cruce de la ruta 1001 e Intendente Federico Pedro Russo, la terminal de la línea y límite entre Merlo y La Matanza, lo agentes interceptaron el colectivo y lograron detener a los dos ladrones, Gustavo Casares y Gustavo Conti (ambos en la foto), de 31 y 35 años, residentes en San Martín.

- SUSCRIBITE GRATIS -

Pero no fue fácil. Primero intentaron huir y salieron corriendo descartando el cuchillo que portaban. Y uno de los sospechosos incluso mordió en la mano a una policía que intentó detenerlo.

Los efectivos secuestraron en poder de los delincuentes un cuchillo, dinero en efectivo, celulares y relojes, todos objetos de los pasajeros.

El menos de los ladrones Gustavo Casares de 31 años tenía dos pedidos de captura activos por tres hechos de hurto simple cometidos en 2015 y por un robo agravado, con fecha de febrero 2020.

Días atrás, también en Morón, ocurrió una sangrienta persecución que terminó con la detención de una banda de ladrones. Policías del Comando de Patrullas de Morón se cruzaron en la esquina de Pastor Obligado y Virrey Liniers con un Chrysler Cruiser negro y a bordo viajaban cuatro hombres vestidos con ropa deportiva y gorras. Los policías les dieron la voz de alto, pero los tripulantes del Chrysler se negaron a detenerse y emprendieron la fuga.

Fue una carrera a velocidad durante diez cuadras a contramano hasta Rivadavia y 9 de Julio.

Los cuatro hombres desenfundaron sus armas y comenzaron a disparar. Los policías respondieron con sus pistolas reglamentarias.

Uno recibió un perdigón de escopeta en la sien que le produjo una herida leve por lo cual siguió adelante con el procedimiento. Y luego del intenso tiroteo lograron arrestar a Gonzalo Adrián Comisso, de 28 años, ex empleado de una serie de empresas como una reconocida fábrica de zapatos y con trabajos registrados en blanco hasta 2019, que recibió un disparo a la altura de la cadera y perdió mucha sangre aunque quedó fuero de peligro.

También cayó su cómplice, Jonathan Abel Urquiola, que hasta fines de 2019 había trabajado en una empresa tercerizadora; ambos eran oriundos de Fuerte Apache, en Ciudadela.

Si querés recibir las noticias de Anticipos Diario GRATIS a tu celular, envíanos un mensaje al WhatsApp de la redacción haciendo clic en el ícono que te aparece abajo a la derecha de tu pantalla.

También podés seguirnos vía Twitter haciendo clic en: @diarioanticipos

Anticipos Diario

- Publicidad -