La triste muerte

La triste muerte de «Tuqui». Tuqui nació Gabriel Gustavo Pinto en Floresta, Ciudad de Buenos Aires el 22 de marzo de 1955.

La triste muerte de «Tuqui«. Trabajó en un banco y estudió abogacía sin llegar  a terminar la carrera. Se definió como un diletante que sabía un poco de cada cosa, pero no era bueno en nada.

En la década del ’80 comenzó a relacionarse con algunos músicos de rock y a colaborar en radio. 

- Publicidad -

A los 33 años terminó desembarcando en la FM Rock & Pop donde trabajaría 20 años. En esa radio se hizo conocido conduciendo varios programas dedicados al rock, donde además aportaba un sentido del humor muy ácido e irreverente.

Era la vez erudito en lo intelectual y marginal en su conducta. Además se reía de sí mismo. El sobrenombre de “Tuqui”, que él aceptaba con gusto, era un diminutivo de Tucán por el tamaño de su nariz. 

También hacía alarde de sus excesos. Decía que se había metido el equivalente a varios viajes a Europa en los agujeros  de la nariz y que durante 20 años había tomado casi una botella de vodka por día.

Batió el récord de pasar 95 horas y 9 minutos al aire en la radio.

En 2001 fue actor de reparto en la novela “Luna Salvaje”, con Gabriel Corrado, Mili Stegman y Carina Zampini, luego se sumó al programa “Café fashion” donde contaba chistes.

Escribió columnas humorísticas en dos semanarios y publicó una novela llamada “Parapoliciales”. Formó al menos tres bandas de música, la primera llamada “Éramos tan pobres”, la segunda “Tuqui y los hijos de mil”, con la que grabó un disco de covers de rock, y la tercera llamada “Tuqui y los rastafari”.

Entre 2009 y 2011 trabajó en el programa “Justo a tiempo” con Julián Weich, también hizo apariciones como humorista junto a Susana Giménez y en el ciclo “Peligro sin codificar”.

Tuqui decía que el dinero trae problemas y que cuando ganaba mucho como cuando trabajaba en televisión se sentía culpable y lo gastaba rápidamente. Además de renegar de lo material tampoco quiso formar una familia ni tener hijos, decía que se hubiese enfermado de preocupación si hubiese tenido que cuidar a un hijo.

La triste muerte

En un momento decidió abandonar casi todas sus posesiones y vivir una vida bohemia e itinerante en distintos lugares de Argentina. Durmió un tiempo en una estación de tren abandonada y fue viviendo por cortos períodos en más de media docena de localidades en Santa Fe, Córdoba, Mendoza, Catamarca y Buenos Aires.

En los momentos en los que se quedaba sin dinero recurría a cualquier tipo de recurso para poder sobrevivir. Cuando no conseguía trabajo para tocar con su banda o para hacer humor en algún evento llegaba a vender manteles a fabricar pan casero.

En marzo de 2012 mientras andaba en moto sufrió un accidente contra un taxi, que le provocó una fractura de cadera, esta no soldó correctamente y le quedó una pierna más corta que la otra obligándolo a usar muletas para poder caminar.

Solía relatar el incidente con su particular sentido del humor y decía que la pierna le había quedado solo para usarla de llavero.

La triste muerte

Comenzó un juicio contra la aseguradora del taxi con el que había tenido el accidente pero al demorarse unos años el juicio y al tener dificultades para movilizarse comenzó a pasar serias necesidades económicas.

Comenzó a desfilar por los medios de comunicación para contar las dificultades que tenía para cobrar su juicio, conseguir una pensión por invalidez y para luchar con la burocracia.

La triste muerte

Además los tiempos habían cambiado y su tipo de humor no era apto para los medios como él mismo reconocía. Bromeaba diciendo que su pierna le había quedado más corta de tanto caminar presentando propuestas pero muchas puertas estaban cerradas.

Vivía en una casa prestada en la localidad de Mercedes a 100 km de Buenos Aires. Sobrevivía apenas con la ayuda económica de algunos amigos, y esta situación lo sumió en una depresión.

Se fue aislando y algunos de sus viejos colegas se quejaban de que no los atendía cuando querían contactarlo. 

En diciembre de 2018 dio su último show con su banda. 

La triste muerte

En abril de 2019 sufrió otro accidente, en este caso cerebrovascular y perdió la movilidad en la mitad de su cuerpo y así se desvanecieron sus salidas laborales que era tocar las guitarra y cantar con su banda de rock.

Su salud se deterioró rápidamente y el 27 de mayo de 2019 sufrió un paro cardiaco sin familia ni amigos, solo acompañado de su novia y falleció en el hospital de Mercedes a los 64 años.

Si querés recibir las noticias de Anticipos Diario GRATIS a tu celular, envíanos un mensaje al whatsapp de la redacción haciendo click en el ícono que te aparece abajo a la derecha de tu pantalla.

También podés seguirnos vía twitter haciendo click en: @diarioanticipos

Anticipos Diario

- Publicidad -
Artículo anteriorCaso Maia: Todo lo que no te quieren contar
Artículo siguienteOfrecen descuentos del 45% con Cuenta DNI de Banco Provincia

ESCRIBÍ TU OPINIÓN!

Por favor, ingrese su comentario aquí.
Por favor escribí tu nombre aquí