Violencia y dato falso
- Publicidad -

Violencia y dato falso en Ramos: Le pedían a familia 50 mil dólares. Delincuentes ingresaron en la casa donde se encontraba Mari, sus dos hijos mayores de edad y la novia de uno de ellos. Les exigían una suma de dinero por un dato equivocado.

Violencia y dato falso en Ramos: Le pedían a familia 50 mil dólares. Horas de terror vivió ésta familia el sábado por la tarde cuando seis hombres ingresaron por la fuerza y comenzaron a exigirles 50 mil dólares a punta de pistola luego de golpearlos.

«Era un robo comando, estaban muy bien organizados. Pero se habían equivocado de casa. Abrieron la puerta con una barreta y tenían intercomunicadores» relató Mari sobre el suceso que tuvo lugar entre las 14.40 y las 16.

«Desde afuera les decían que estaba todo limpio, que podían trabajar tranquilos. Estuvieron entre hicieron lo que quisieron en mi casa», continuó.

- SUSCRIBITE GRATIS -

Mari se encontraba cocinando unas galletitas cuando fue a colgar la ropa y un hombre la tomó por los hombros, le apuntó con un arma y le dijoque tenían el dato de que su marido tenía 50 mil dólares.

«Yo les dije que se habían equivocado de casa, porque mi marido falleció hace seis meses y estamos de duelo y él no tenía ese dinero», explicó. Pero el delincuente insistió.

Entonces, al alertarse por los gritos de su mamá, uno de los hijos fue a defenderla y le prometió al delincuente darle su sueldo. «Entonces uno de ellos le pone el arma en el cuello y lo sigue para que le diera el dinero», continuó la víctima.

Para ese entonces, otro de los hombres había ingresado a la habitación del hijo menor de ella en donde estaba con su novia.

«A él lo golpearon mucho, mucho. Y pobrecita la novia que había pasado a visitarlo estaba con un ataque de llanto sentadita en la cama y por suerte no le hicieron nada«, contó Mari.

Los delincuentes estaban con barbijos excepto el que «mandaba» y quien le pedía que no lo mire.

Tras percatarse de que era la casa equivocada, los encerraron en una habitación y los ataron con ropa de Mari.

A su huída se llevaron todo: computadoras, celulares, ropa, camperas puestas. «Se robaron plata ahorrada de mi hijo menor que trabaja desde los 18 años y plata mía de todos los días», lamentó .

«Antes de irse limpiaron todo lo que habían tocado con alcohol en gel y nos dijeron que esperemos 10 minutos y después salgamos. Eso hicimos y en seguida llamamos al 911».

Las víctimas debieron llamar tres veces porque no los atendían. Finalmente Mari agradeció a la policía por la contención que les brindaron.

Tras los hechos, la madre pidió a los gobernantes «que nos cuiden. Si una patrulla hubiera pasado por esta esquina a la tarde, habría visto a los delincuentes con la barreta».

Si querés recibir las noticias de Anticipos Diario GRATIS a tu celular, envíanos un mensaje al whatsapp de la redacción haciendo click en el ícono que te aparece abajo a la derecha de tu pantalla.

También podés seguirnos vía twitter haciendo click en: @diarioanticipos

Anticipos Diario
- Publicidad -