Claudio María Domínguez y “Déjala Morir Adentro”

Claudio María Domínguez

Claudio María Domínguez y “Déjala Morir Adentro”: el film que escandalizó a la censura en los años ’80 y del que nadie habla.

Claudio María Domínguez y “Déjala Morir Adentro”. ¿Por qué nadie habla? Por que sobrevino la democracia con el Presidente Raúl Alfonsín y un título que podía entenderse vinculado al sexo explícito, con el destape argentino dejó de ser escandaloso para convertirse en llamativo. Gol de media cancha.

(por Santiago Alonso).- El cine argentino atravesó momentos de fuerte censura durante la época de Juan Carlos Onganía, el tercer gobierno de Juan Domingo Perón y la Dictadura Cívico-Militar que empezó el 24 de marzo de 1976.

Films como “La Naranja Mecánica”, “El Resplandor”, “El último Tango en París”, “La última tentación de Cristo” y otras fueron sometidas a “tijeretazos” por decisión del entonces conocido Miguel Paulino Tato, un censor cuya labor era eliminar escenas en las obras que – según su creencia – podían llegar a alterar la moral de los argentinos. O directamente prohibir el film.

La ecuación era simple: si a Paulino Tato no le gustaba el tono de la película, o contenía desnudos o algún tipo de ridiculización de las fueras policiales y eclesiásticas, o palabras insultantes, enviaba a un “bolsero” a las salas para el secuestro inmediato del material.

En la jerga de los dueños de los cines se le decía bolsero” a un empleado del Ente Regulador (generalmente vestido de saco y corbata) que se llevaba las latas en una enorme bolsa de consorcio sin que mediara discusión alguna.

En destacadas entrevistas, Paulino Tato afirmó haber realizado una “tarea higiénica” y haber censurado aproximadamente 180 largometrajes.

Ya en democracia, puntualmente en 1983, los distribuidores de películas compraban títulos baratos y les cambiaban el nombre para atraer espectadores a las salas con mucha avidez de ver piel contra piel, cuerpos sobre cuerpos, tras los años de plomo en Argentina.

Y lo lograban porque en 1983 no existían las tecnologías de la comunicación que surgieron 30 años después para diseminar el porno, el cine erótico y cualquier otro género.

Miguel Paulino Tato, censor.

Pero en 1983, el “negocio” era más sencillo y se basaba en comprar títulos en “oferta” para cambiarle el nombre. Y de esta manera un comerciante del rubro adquirió “Julie Darling” de Paul Nicholas (“Querida Julia”, sería su traducción literal) pero haciendo gala de su astucia y desfachatez se animó a retitularla con un nombre, cuanto mucho polémico: “Déjala morir adentro”.

Si bien el nombre hacía gala de un tremendo doble sentido el distribuidor explicó las razones del cambio. Pero ¿quién era este “valiente” con sentido de la oportunidad? Ni más ni menos que Claudio María Domínguez, el hombre que semanalmente conduce programas de radio y televisión sobre espiritualidad, el mundo “new age” y meditación.

Claudio María Domínguez Dejala Morir Adentro Diario Anticipos

Allá lejos y hace tiempo, Domínguez participaba de la actividad cinéfila con una distribuidora de su propiedad llamada “Clauen” y defendió el provocativo nombre.

En el documental “Un importante preestreno” de Santiago Calori, el propio Claudio explica “Me decían que iba a ir preso yo y Cybill Daning (una de las protagonistas).

“Pero ustedes son mal pensados y piensan en taca-taca, no. Déjala morir adentro es sobre la chica encerrada en una casa, una ratita que tienen en una jaula y sobre la fantasía que uno creía que era la vida. Eso es lo que había que dejar morir adentro”, dice Claudio María Domínguez en el documental.

El conductor de “Hacete Cargo” sostuvo que legalmente “lo podía peleary que la Comisión de Moralidad finalmente aceptó el título afirmando que “la metáfora poética vale ser considerada”.

Pero el visto bueno de los censores tuvo una condición: no podía haber ninguna imagen en los carteles promocionales. Únicamente el título con color amarillo y fondo negro. Y finalmente el diseño callejero terminó reflejado en fondo blanco y tres colores:

Claudio María Domínguez Dejala Morir Adentro Diario Anticipos

Incluso con esa metodología, los autos chocaban en la calle Corrientes producto de la distracción de los conductores sorprendidos por la enormidad de las letras del afiche que decía “Déjala Morir Adentro” y el subtítulo “El policial erótico que escandalizó al país”.

El título garantizó su éxito y permaneció en cartel por un año, una cifra impensada hasta para “Avengers: Endgame”, el mega tanque de Marvel Studios estrenado en Mayo de 2019 perteneciente al género de superhéroes.

Los diarios Clarín y Nación no permitieron bajo ningún punto de vista un aviso que llevara el nombre completo, por lo que el recorte de la época detalla que la pieza publicitaria decía “Déjala morir” a secas. Diario Popular aceptó gustosamente el aviso completo.

Al poco tiempo, Claudio María Domínguez logró estrenar “Compromising Positions”, una película de Frank Perry que data de 1985 y que cuenta con el fallecido Raúl Juliá y Susan Sarandon en el elenco.

Esta vez el nombre con el que la bautizó fue “¿Me la saca, doctor?”, amparándose en que uno de los personajes era un dentista y lo que se tenía que sacar era una muela. El resultado: salas llenas nuevamente. Un crack del negocio.

“Compromising positions” (Posiciones comprometidas) rebautizada como “¿Me la saca, Doctor?

Claudio María Domínguez fue el único que llegó a tener un diálogo amable con Paulino Tato fascinado por el nutrido bagaje cultural del joven.

El ex “Chico Odol” se reunía con el censor todos los jueves a las 11 de la mañana y hablaban sobre filósofos griegos y cine. Tato, a modo de retribución afirmaba “De cada dos películas que viene a pelearme, le regalo una, así se queda contento y viene y me sigue charlando sobre los griegos y La Ilíada y La Odisea” .

Gracias a esa relación (que no llegó a ser una amistad sino un trato amistoso) pudo estrenar “Carrie” de Brian De Palma y traer a la protagonista Sissy Spacek al país para publicitar el largometraje.

Sin embargo “Déjala Morir Adentro” fue su obra de mayor repercusión cuyas ganancias le permitieron comprar una casa en Necochea según Claudio María Domínguez contó.

Si querés recibir las noticias de Anticipos Diario GRATIS a tu celular, envíanos un mensaje al whatsapp de la redacción haciendo click en el ícono que te aparece abajo a la derecha de tu pantalla.

También podés seguirnos vía twitter haciendo click en: @diarioanticipos

Anticipos Diario