Luego de fundar un estado represivo, Othacehé se victimiza por una entradera violenta

Raúl Othacehé Merlo Gustavo Menéndez

Raúl Othacehé gobernó Merlo bajo bajo un estado policial que construyó rápidamente sin contemplar los sectores opositores.

A lo largo de sus intendencias, nueve miembros opositores del Concejo Deliberante fueron destituidos por medio de maniobras irregulares. ​Entre los concejales perseguidos o destituidos se encuentran:

  • Juan Carlos Pazos (Partido Justicialista).

  • María Fernanda Márquez (Frepaso).

  • Raúl Quiroz (Frente Grande).

  • Miguel Ángel Rodríguez (Partido Intransigente).

  • Rodolfo Enrique Belén (Frente Grande).

  • Fernando Aguirre (Partido Justicialista).

  • Oscar Palacios (Partido Justicialista).

  • Horacio Cepeda (Movimiento Libres del Sur).

  • Roxana Monzón (Grande Merlo).

La concejal Beatriz de Arma (UCR, mandato 1997-2001), no pudo ser destituida, pero fue víctima de una campaña difamatoria con panfletos que la acusaba de corrupta. ​

El peronista y rival de Othacehé, Oscar Palacio, concejal (1985-93), senador provincial y diputado provincial, acusó al ex intendente de perseguirlo y de haber mandado personas a robar su domicilio.

El concejal peronista Juan Carlos Pazos acusó a Othacehé de haberle “plantado” drogas y de haberlo mandado a prisión en 1995 por 26 meses, lo que fue cierto. Pazos tenía razón.

Fue sobreseído y la jueza de Morón que lo encarceló como jefe de una banda de narcotraficantes, Raquel Morris Dloogatz, debió renunciar cuando fue denunciada como encubridora de una red de policías corruptos.

El día que condenaron a 4 años a una ex jueza federal de Morón

 En 1997, durante una campaña electoral legislativa, Graciela Fernández Meijide, denunció que militantes de la Alianza fueron objeto de amenazas y acoso por parte de militantes peronistas que respondían a Othacehé. En este sentido, Fernández Meijide relató que la policía respondía al por aquel entonces intendente de Merlo, Raúl Othacehé, detuvo a militantes de la Alianza, se incautó de una camioneta del radicalismo.

En el invierno de 2002, en plena crisis económica, sobre la Avenida del Libertador del centro de Merlo, unas cincuenta personas peleaban por las sobras de comida de un local de la cadena McDonald’s.

Esta escena fue presenciada por un grupo de personas que decidieron organizar una comedor popular en la puerta misma del fast-food. Cuando el comedor popular se adhirió al Movimiento Teresa Rodríguez comenzó a ser perseguido por el gobierno municipal de Othacehé.

Cualquier comedor comunitario que no estuviese bajo la órbita del Estado Municipal de Raúl Othacehé fue atacado, o destruido, y muchos de sus organizadores intentaron denunciar ante las autoridades los atropellos por ellos sufridos.

Carmen Villafañe, la fundadora del comedor “La Estrellita” sufrió el secuestro de una de sus hijas de 16 años, la cual fue torturada por desconocidos.​

El 16 de noviembre de 2006, en un acto oficial en Casa Rosada, Marisel Vázquez, que a viva voz pedía hablar con el Presidente Néstor Kirchner, interrumpió un discurso del jefe de Estado, denunciando con lágrimas en los ojos que Othacehé le había destruido su comedor comunitario.

Denuncia ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos

La persecución contra la abogada Rosana Mattarollo se inició en 2003 cuando la empresa de colectivos Transportes del Oeste quebró y dejó a más de 80.000 usuarios sin servicio de transporte público.

Entonces florecieron el servicio de remises sin licencias.

Los autos de alquiler comenzaron a ser extorsionados por parte de la policía. Y al que no pagaba, se les quitaban el vehículo.

Los extorsionados buscaron una defensa y encontraron a la abogada Mattarollo como patrocinante. De allí en más Mattarollo y su familia comenzaron a recibir amenazas y su vida fue un infierno.

Mattarollo y su esposo a presentar una denuncia por violación a los derechos humanos ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Tiempo después Mattarollo se convirtió en referente local del ARI y defensora de perseguidos políticos del intendente Othacehé, entre ellos el sacerdote Raúl Vila.​ En la actualidad, la doctora Mattarollo milita en la agrupación política MILES de Luis D’Elía.

Persecusión a la prensa: Los casos Castelvi y Delbono

Emilio Castellvi y Eduardo Delbono denunciaron persecuciones. Castellvi trabajó en Radio Ciudad de Merlo entre 1989 y 1996. En 1995 conducía un programa cuando se le acercó un hombre con copias de unos cheques que daban cuenta de pagos del poder político a intendentes y a la policía. Castellvi difundió la información en su programa y empezaron los ataques contra la radio y contra el periodista.

Lo golpearon en la calle y amenazaron a su familia.

En agosto de ese año, su hermano Alejandro Castellvi murió quemado. Emilio Castelvi volvió a ser atacado en su casa e incluso fue secuestrado y torturado. En 1997 se fue a Estados Unidos y en 2001 tuvo que huir al Canadá cuando comenzó a recibir amenazas de personas supuestamente provenientes de Argentina.

Hoy es delegado de Human Rights Worldwide en Canadá.​

El periodista Eduardo Delbono también denunció persecuciones.

El jueves 18 de septiembre de 2003, a las ocho de la mañana, dos sujetos armados ingresaron en el estudio de la FM Radio Ciudad 91.1 de Merlo y el conductor del programa Buenos Días Ciudad, Eduardo Delbono, fue reducido por uno de los sujetos, que con una pistola 45 le gatilló dos disparos en la cabeza pero no salieron las balas.

La muerte del consejero escolar José Luis Knorr

Aún no se sabe cómo murió el Consejero Escolar José Luis Knorr ocurrida el 21 de abril de 1994. Knorr pertenecía a la misma agrupación política de Othacehé.

Tenía información para presentar denuncias ante la Gobernación Bonaerense por malversaciones de fondos en la municipalidad de Merlo.

Knorr y su chofer murieron en un accidente automovilístico en circunstancias nunca esclarecidas cuando volvían del Ministerio de Educación Bonaerense.

Como un desprendimiento de la red de corrupción dentro del Consejo Escolar de Merlo y la muerte de Knorr, Othacehé tuvo un enfrentamiento con su propia hermana, Zulema Othacehé, quien formaba parte del Consejo Escolar​ y exigió transparencia.

Fue desplazada del municipio y se la intentó declarar judicialmente como insana.​

Zulema Othacehé declaró que su hermano le advirtió que no se metiera debido a que tenía “comprada” a la policía, a los jueces de Morón y a la prensa.

La hermana del intendente se negó desistir con las denuncias y entonces comenzó a recibir llamadas telefónicas intimidatorias. A su vez, su hija era hostigada por personas que iban en un automóvil y su casa fue baleada.

El 11 de abril de 2001, Othacehé fue ministro de Gobierno Bonaerense. Entonces, el ex senador provincial Manuel de Arma (mandato 1987-91, miembro de la Unión Cívica Radical), se quema a lo bonzo frente al Palacio Municipal de La Plata exclamando: “¡Othacehé me presiona!”.

A los pocos días, De Arma murió y luego se supo que el ex senador acusaba a Othacehé de perseguirlo y amenazarlo.

La hermana de Manuel de Arma, la ex concejal radical Beatriz de Arma, negó que su hermano sufriera de problemas psiquiátricos y que la persecución se inició como un intento de desplazarla a ella del Concejo Deliberante de Merlo y contra la familia de ambos.​

Recién en 2010, Othacehé comenzó a ser investigado por la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados de la Nación y por el Servicio Paz y Justicia​ del Premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel.

También se peleó con la Iglesia. El presbítero Raúl Vila, quien se definió como peronista, y desde su juventud integró el Movimiento de Sacerdotes para el Tercer Mundo, fue objeto de persecuciones y campañas difamatorias contra su persona.

La persecución contra Vila se inició cuando el sacerdote patrocinó una agrupación política local llamada “Merlo Tiene Kura”, apuesta al intendente de Merlo.

También podés seguirnos en twitter haciendo click en: @diarioanticipos

Anticipos Diario

ESCRIBÍ TU OPINIÓN!

Por favor, ingrese su comentario aquí.
Por favor escribí tu nombre aquí