Mariano Ferreyra murió un 20 de octubre y sigue en el recuerdo. Lo mató una patota de la Unión Ferroviaria. Jamás pidió disculpas el gremio ni mostró arrepentimiento.

El 20 de octubre de 2010 fue asesinado Mariano Ferreyra, un joven dirigente de la Federación Universitaria de Buenos Aires (FUBA) y militante del Partido Obrero desde los 13 años.

En una manifestación de trabajadores tercerizados donde se exigía el pase a la planta permanente en la Línea Roca, Mariano Ferreyra recibió un disparo en el pecho producto de la represión de un grupo de afiliados a la Unión Ferroviaria. Su muerte fue lamentada en todo el país y el nombre y el rostro de Mariano Ferreyra invadieron banderas, graffitis, stencils, páginas de internet y marchas, convirtiéndose en un símbolo de las luchas obreras y de los derechos humanos.

El Tribunal Oral en lo Criminal Nº 21 de la Capital Federal condenó a 15 años de prisión al ex secretario de la Unión FerroviariaJosé Ángel Pedraza, al igual que a su segundo, Juan Carlos Fernández, por ser participes necesarios del crimen de Mariano Ferreyra. Mientras que Cristian Daniel Favale y Gabriel Sánchez recibieron 18 años como coautores materiales del homicidio.

El delegado Pablo Díaz recibió la misma pena pero como partícipe necesario. Sus colegas Jorge Daniel González y Francisco Pipitó fueron condenados a 11 años y Claudio Alcorcel a 8. En tanto los ferroviarios Juan Carlos Pérez Guillermo Uño fueron absueltos.

Entre los policías involucrados en el crimen del militante del Partido Obrero la pena más alta fue para Luis Mansilla y Jorge Ferreyra, quienes recibieron 10 años de cárcel por ser considerados, también, partícipes necesarios. Los policías Luis EcheverríaGastón Conti y Hugo Lompizano fueron condenados a 2 años de prisión por incumplimiento de los deberes de funcionario público, mientras Rolando Garay fue absuelto, y a David Villalba se le impuso una multa de 250 mil pesos.

Ante la protesta de algunos de los condenados, el tribunal, presidido por Horacio Díaz, decidió un cuarto intermedio para desalojar la sala, luego de lo cual completó la lectura del fallo.

El Centro de Estudios Legales y Sociales, que representó a la familia de Mariano, había solicitado la pena de prisión perpetua para 14 de los 17 imputados. Los abogados del CELS consideraron que durante el juicio oral se comprobó que Pedraza Fernández fueron quienes idearon el plan y ordenaron el ataque a los manifestantes.

- Publicidad -