- Publicidad -

A partir de las imágenes registradas por los domos de seguridad del Gobierno de Morón y dos meses después del hecho, un juez declaró culpables a los dos detenidos por el caso. El intento de robo fue en mayo. Ayer, lunes, les cayó una sentencia de cinco años.
 
El juicio lo realizó el Tribunal Oral N° 3 de Morón a partir de las pruebas aportadas por las cámaras de seguridad del distrito. Y dos sujetos fueron conenados a cinco años y tres meses de prisión.

El Tribunal Oral N° 3 lo integran la jueza Raquel Renée Lafourcade, Diego Bonanno y Mariela Moralejo Rivera.

La justicia dijo que pudo realizar el juicio con rapidez a partir de la nitidez de las cámaras de seguridad y dictaminó «Flagrancia», o sea: consideró que los agresores fueron detectados en pleno robo mientras golpeaban a su víctima.

El juez Bonano, quien dictó la sentencia, indicó: «La nítida filmación, la pronta intervención policial y la coordinación del Centro de Monitoreo, va permitiendo que los jueces nos convirtamos en testigos, ya que solo debemos confrontar el acta con lo que ven nuestros propios ojos».

Y concluyó: «Los domos de seguridad terminaron siendo la madre de todas las pruebas».

Por su parte, el fiscal Patricio Pagani, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) N° 5, que tuvo a cargo la causa, añadió: «Las cámaras de Morón fueron una herramienta vital para probar los hechos como ocurrieron, su descripción fáctica. Fueron útiles para acortar los plazos y presentar esta prueba ante el juez».

La causa fue caratulada «Robo Agravado por el Uso de Arma». Los dos delincuentes fueron detenidos en el acto la noche del 1ro de mayo.

Abajo, las imágenes del día del robo y la sentencia durante el juicio:

https://www.youtube.com/watch?v=amEl1-4e6Bc

También te puede interesar:

En dos meses fueron condenados por las Cámaras de Seguridad

- Publicidad -
- Publicidad -
Artículo anteriorZafó un Gendarme en Hurlingham: Lo balearon para robarle la moto pero esta vivo
Artículo siguienteNovedades – Caso Lourdes Espíndola: Apareció la foto del presunto asesino