- Publicidad -

(por Andrés Llinares).- «El voto blanco o nulo es una medida de resistencia», fue el video que el Partido Obrero puso en YouTube el 9 de noviembre de 2015 con Nicolás del Caño como protagonista. Finalmente, ganaría el ingeniero Mauricio Macri la Presidencia de la Nación en el balotaje.

Para Del Caño del PTS, para el Partido Obrero, para el Frente de Izquierda, tanto Daniel Scioli como Mauricio Macri representaban lo mismo.

No es la primera vez que plantean el voto en blanco. Más agresivos fueron en 2003 ante la segunda vuelta de las elecciones generales. Y también lo hicieron público pero en soporte gráfico.

En julio de 2015, pero ante el balotaje porteño, Myriam Bregman hizo el mismo llamamiento: «Llamamos a votar en blanco: los dos candidatos son parte de un espacio político completamente pro empresario y cuyo referente nacional es Mauricio Macri, por más que ensayen una parodia de interna con los radicales y (Elisa) Carrió.»

El balotaje en este caso fue entre Horacio Rodríguez Larreta (Pro) y Martín Lousteau (ECO).

Acá una muestra de tres balotajes donde pidieron a su electorado votar en blanco porque los dos candidatos representaban lo mismo.

En 2003 entre Carlos Menem y Néstor Kirchner. Gana Menem en primera vuelta. Todos los partidos se vuelcan a favor de Kirchner. Pero la izquierda llama a votar en blanco.

En julio de 2015 entre Horacio Rodríguez Larreta y Martín Lousteau.

En diciembre de 2015 entre Daniel Scioli y Mauricio Macri.

Pero ahora, que el horizonte se tiñó de amarillo, la demanda es que las organizaciones sociales, gremiales y políticas de la oposición, entre ellas, del peronismo, defienda sus intereses.

Querer ocupar el centro de la escena política con el 7,5 % de los votos en Capital Federal y un número aún menor en la Provincia de Buenos Aires, traza la línea de fuga. La izquierda plantea todo en términos de resistencia y el único sujeto político que logró interpretarla y activarla fue John William Cooke.

Lo contradictorio es plantear como iguales y enemigos a aquellos a los que hoy exigen auxilio. Esta paradoja se repetirá el próximo año porque los dirigentes del FIT se fortalecen en la derrota.

 

- SUSCRIBITE GRATIS -

 

 

- Publicidad -