- Publicidad -

(por Sebastián Zárate).- Lo confirmaron hace instantes a Anticipos el abogado Federico Paruolo y el padre del joven de 19 años vecino de Morón. Recuperará la libertad esta noche luego de unos exámenes médicos que le realizarán en la alcaldía de Madariaga 6900. Bonadio mantiene la causa procesal contra el joven pero sin prisión preventiva.

Luego de 43 días de detención ilegal, el joven de 19 años vecino de Morón, Esteban Rossano, recuperará la libertad esta noche. Esteban permaneció preso hasta esta mañana en la cárcel de Marcos Paz y hoy a primera hora, sin previo aviso ni a la familia ni a su abogado Federico Paruolo, lo trasladaron a los Tribunales de Comodoro Py. A partir de ahí, comenzaron a circular fuertes versiones de su posible liberación que se concretará hoy por la noche luego de los exámenes médicos que le realizarán en Madariaga 6900, Ciudad de Buenos Aires.

El 14 de diciembre de 2017, Gendarmería detuvo a Esteban en los alrededores del Congreso de la Nación en el marco de la represión a la manifestación contra la Reforma PrevisionalEsteban es hijo de Pablo, un vendedor ambulante de Morón Centro. El día que lo detuvieron había salido a pasear por Capital Federal con su amigo Esteban Titarelli. Tenían pensado ir al McDonald’s de 9 de Julio y Corrientes. Pero se equivocaron de estación. Tenían que descender en 9 de Julio y se bajaron en Sáenz Peña. Cuando salieron de la boca del subte, se encontraron con los palos, las balas y los gases de GendarmeríaEsteban, junto a su amigo y otras dos personas, intentó ayudar a una mujer. Pero inmediatamente lo detuvieron y le plantaron en su mochila piedras y panfletos de agrupaciones políticas pisoteados.

El 22 de enero, Esteban declaró ante la Secretaria del Juzgado de Claudio Bonadio lo mismo que ya había explicado inmediatamente después que lo detuvieron. Esteban dijo «que iba una vez por mes a Capital con mi amigo Esteban, que lo hacía cuando juntaba plata porque quería conocer la Ciudad de Buenos Aires, que por una equivocación nos bajamos en la estación siguiente a Congreso (Sáenz Peña), que cuando salimos del subte vimos el humo de los gases lacrimógenos, que comenzamos a caminar y llegamos hasta el Congreso, que doblamos por Callao y vimos que Gendarmería le estaba pegando a una mujer, que mi amigo, otras dos personas y yo, les pedimos a los gendarmes que no le pegaran más, y que llevaba ropa en mi mochila porque después de pasear por la Ciudad, íbamos a jugar al fútbol».

Aunque no hubo ni una prueba para mantenerlo detenido, Bonadio lo privó de su libertad 43 días. Esteban estaba por ingresar como soldado voluntario a Campo de Mayo«Me siento traicionado por mi país», le dijo a su padre en la cárcel.

- Publicidad -