Hurlingham
- Publicidad -

Empresa privada construye un barrio en terrenos que se hunden. Son 296 viviendas inauguradas en 2008 en el barrio Nuevo Mitre que se construyó sobre una tosquera rellena de escombros. Un año después la mitad quedó con serio riesgo de derrumbe.

Una denuncia firmada por el secretario de Obras Públicas de Hurlingham Gustavo Linares, y patrocinada por el titular del Juzgado de Faltas N° 2, Xavier López, fue presentada en la justicia para que se investiguen «hechos que podrían resultar penalmente reprochables» en la construcción, desarrollada entre 2006 y 2011, de 296 viviendas en el Barrio Mitre.

La presentación se refiere a las condiciones del suelo sobre el que fue edificado el barrio Nuevo Mitre que hoy sufre peligro de derrumbe. Los denunciados son el ex intendente municipal, Luis Emilio Acuña y la empresa constructora del ingeniero Raúl Baud S.R.L.

Días atrás, Tiempo Argentino señaló que «en 2008, la entonces presidenta Cristina Fernández inauguró 296 casas en el marco de un Plan Federal de Viviendas. Menos de un año más tarde, la mitad de las unidades se habían literalmente hundido. Es que gran parte de la obra se realizó sobre una tosquera rellena de escombros».

En el mismo informe se detalla que «un estudio técnico encargado por el intendente, Juan Zabaleta, dada ‘la ruina que presentan las construcciones y la infraestructura del barrio’, arrojó resultados irreversibles: ‘La causa indiscutible de los daños producidos y con riesgo cierto de producirse en el futuro, corresponde a los vicios de suelo».

Las consecuencias de no haber tenido en cuenta la base para la construcción son, rajaduras en los frentes; los pilares de los medidores de servicios torcidos; asfaltos partidos y montados entre sí; paredes y techos partidos. En varias esquinas y bocacalles, el agua estancada forma lagunas. Esto ocurre incluso sin que llueva debido a las tuberías subterráneas que se fueron rompiendo por el movimiento de los suelos.

Lo mismo pasó con los caños de las cloacas, aunque esta situación habría sido saneada. En diferentes oportunidades la empresa intentó echar culpas, primero adujo que los propios vecinos arrojaban sólidos por las cañerías y por eso se rompían, luego argumentó que los problemas se debían a la construcción de medianeras realizadas de manera clandestina.

En la demanda, presentada en la Fiscalía 1 de Morón, a cargo de Sebastián Basso, los firmantes explicitan: «No sólo el señor Acuña y los técnicos que contrató resultarían responsables sino que la firma Ingeniero Raúl Baud S.R.L no sólo cotejó tales estudios de suelo sino que los avaló mediante la participación de su profesional designado, la arquitecta Berta Susana López, por tanto la connivencia y participación de esa empresa sería igual de reprochable penalmente».

- Publicidad -