Piden perpetua para

Piden perpetua para trece expolicías federales y de seis años de prisión y penas de inhabilitación para otros dos exfuncionarios de la misma fuerza.

¿Por qué piden perpetua para los expolicías? Están acusados por haber participado de seis procedimientos ilegales, en los que fueron asesinadas diez personas y otras dos fueron desaparecidas.

Se trata de un requerimiento del fiscal general Pablo Ouviña por homicidios y desapariciones cometidas entre 1976 y 1977.

- SUSCRIBITE GRATIS -

Asimismo solicitó que el tribunal considerara acreditados los homicidios agravados de dos víctimas por cuyos casos no llegaron imputados vivos a esta instancia y que declare que «ocurrieron en el marco del plan sistemático de represión ilegal montado por la última dictadura militar y que, como los demás ventilados en este juicio, constituyen crímenes de lesa humanidad».

El pedido del fiscal general fue el cierre de cinco jornadas de alegato en el marco del juicio oral y público a los ex miembros de la Superintendencia de Seguridad Federal por homicidios y desapariciones.

El pedido de reclusión perpetua e inhabilitación absoluta fue para:

El entonces oficial inspector Rafael Oscar Romero, el entonces subinspector Daniel Pablo Amarillo y los entonces cabo 1° Juan Adolfo Ríos y Osvaldo Néstor González, a quienes acusó en carácter de coautores del homicidio doblemente agravado por su comisión con alevosía y con el concurso premeditado de dos o más personas reiterado en tres oportunidades.

El entonces subinspector Miguel Enrique Carlos Olarte, por coautor del delito de homicidio doblemente agravado por su comisión con alevosía y con el concurso premeditado de dos o más personas reiterado en cuatro oportunidades en perjuicio de Jorge Hugo Casoy, María Marta Carlota Imaz Garzón Maceda, Bernardo Levenson y Mario Lerner.

El entonces inspector Juan Carlos Carrera, los entonces subinspectores Esteban Adolfo Sanguinetti y Norberto Julio Varcasia, los entonces cabo 1° Antonio Ángel Imbrogiano y Miguel Ángel Boiffier, y los entonces agentes Guillermo Dolz y Carlos Jorge Berón: Acusados de coautores del homicidio doblemente agravado por su comisión con alevosía y con el concurso premeditado de dos o más personas reiterado en tres oportunidades.

El entonces auxiliar 3° de informaciones, Eduardo Norberto Comesaña, a quien consideró coautor del homicidio doblemente agravado por su comisión con alevosía y con el concurso premeditado de dos o más personas en perjuicio de Oscar De Cicco Cañas y de la privación ilegal de la libertad doblemente agravada por haber sido cometida por funcionario público en abuso de sus funciones y sin formalidades prescriptas por la ley, y por mediar amenazas y violencia.

Asimismo pidió seis años de prisión, inhabilitación absoluta por el tiempo de la condena e inhabilitación especial para ejercer cargos públicos por el doble tiempo de la condena para el entonces inspector Gerardo Jorge Arráez y el entonces cabo Germán Ricardo Rimoldi, a quienes acusó como coautores del delito de privación ilegal de la libertad doblemente agravada por haber sido cometida por funcionario público en abuso de sus funciones.

El alegato se inició el 5 de abril pasado donde la fiscalía expuso la prueba y la responsabilidad de los acusados en torno a cinco procedimientos ilegales:

  • Los homicidios de Jorge Hugo Casoy, María Marta Carlota Imáz Garzón Maceda de Casoy y Bernardo Levenson el 18 de mayo de 1976.
  • Los homicidios de Carlos Gabriel Federico Jeifetz y de Nora Beatriz Salvarezza el 4 de enero de 1977.
  • Los homicidios de Mario Alfredo Frías Pereira, Patricia Clariá Pedernera y Liliana Patricia Griffin el 19 de abril de 1977.
  • El homicidio de Oscar De Cicco y la privación ilegal de la libertad de María Graciela Treptow (quien permanece desaparecida) en el marco de un procedimiento realizado el 14 de abril de 1977 en la estación de servicio YPF de San Martín.
  • La privación ilegal de la libertad de Alberto Jorge Gorrini el 2 de junio de 1977.
  • El homicidio de Mario Lerner el 17 de marzo de 1977. El grupo operativo de la SSF tuvo una «violenta irrupción» en el departamento donde la víctima vivía junto a su pareja, María del Carmen Reyes, y que fue asesinado cuando corría escapando. El hombre, de 26 años, recibió dos disparos.
- Publicidad -