La triste historia del imitador
- Publicidad -

La triste historia del imitador Carlitos Russo. Nació Carlos Carlos Alberto Russo en la ciudad de Buenos Aires el 10 de junio de 1959. De sus primeros pasos se guardan muy pocos registros. Se sabe que comenzó con las imitaciones como un hobby en la escuela secundaria hasta que un libretista de Canal 7 lo contrató para debutar en un programa conducido por Juan Carlos Calabro en 1980.

La triste historia del imitador. A partir de ahí tuvo algunas participaciones en programas dirigidos y conducidos por Gerardo Sofovich. También se le abrieron las puertas de la radio y a partir de 1982 comenzaría una carrera radial de 15 años trabajando con grandes figuras del medio como Héctor Larrea en su icónico programa Rapidísimo y a Enrique Llamas de Madariaga.

Carlitos russo

También trabajaría con Roberto Galán, Sergio Velasco Ferrero, Mario Sapag y Mario Sánchez. Carlitos llegó a desarrollar una galería de imitaciones con más de 100 personajes, algunas sorprendentemente exactas.

Acá podés ver rápidamente algunas de ellas haciendo click al video 👇:

- SUSCRIBITE GRATIS -

En cine sería conocido por una saga de tres películas junto a Alberto Olmedo y Jorge Porcel. En 1986 hizo “Los colimbas se divierten». El mismo año hizo también «Rambito y Rambón primera misión» y en 1987 la última película de la serie «Los Colimbas al ataque».

Carlitos russo

En televisión trabajaría en siete programas, “Calabromas”, “La peluquería de Don Mateo”, “Viva la risa”, “Facilísima” conducido por Leonardo Simmons , “Kanal K”, “Waku waku” y “Televisión Registrada” donde fue el encargado de ponerle la voz al sketch la canción de Los parecidos.

En 2011 tuvo su cuarta y última participación cinematográfica poniendo su voz al personaje de Juan Domingo Perón en la película animada “Eva de la Argentina». Por sus labores fue nominado varias veces a los premios Martin Fierro.

Alguna de sus imitaciones más populares eran las de Aldo Rico, Carlos Menem, Luis Landriscina, Juan Verdaguer, Enrique Pinti, Mirtha Legrand, Lita de Lazari, Fernando de la Rúa y Chiche Gelblung.

Carlitos russo

Tras la muerte de su padre, con el que mantenía una relación muy apegada, Carlitos, que era soltero y nunca había formado una familia, comenzó a sufrir severos problemas mentales. Esto lo llevó a estar internado en varias clínicas psiquiátricas. Su trabajo empezó a mermar.

Carlos se puso paranoico y cuando los chistes que le guiaban no causaban gracia a acusaba a sus colegas de quererlo perjudicar haciéndole decir chistes malos a propósito. Así dejaron de contratarlo en todos lados y terminó en una precaria situación económica, viviendo en una pensión. 

La triste historia del imitador

Afiliado a la Asociación Argentina de Actores desde los años 80 terminó jubilándose por discapacidad en 2014 con solo 55 años. En 2016 empezó a sufrir problemas en una pierna que terminaron con una fractura de fémur. 

Carlitos russo

A principios de 2017, luego de 2 meses de esperar el resultado de una biopsia se enteró que su fractura de fémur era debido a un cáncer de huesos. Todo había comenzado con un cáncer de pulmón o adenocarcinoma que no había sido detectado a tiempo y había hecho metástasis en los huesos. 

Carlos estaba viviendo en una situación muy precaria en un estado cercano a la indigencia, y necesitaba ayuda para moverse, bañarse y desenvolverse, en febrero de 2017 los medios se hicieron eco de su situación e hicieron pedidos a su obra social y al público para conseguir una cama ortopédica para afrontar su enfermedad de la mejor manera posible.

Carlitos russo

Luego de pasar sus últimos meses postrado, sufriendo terribles dolores y con problemas para respirar, Carlitos Russo finalmente sucumbió al cáncer el 10 de marzo de 2017. 

Sus restos descansan en el Cementerio de Flores en la Ciudad de Buenos Aires, tenía 57 años. 

Si querés recibir las noticias de Anticipos Diario GRATIS a tu celular, envíanos un mensaje al WhatsApp de la redacción haciendo clic en el ícono que te aparece abajo a la derecha de tu pantalla.

También podés seguirnos vía Twitter haciendo clic en: @diarioanticipos

Anticipos Diario
- Publicidad -