Absolvieron al cura

Se conoció la sentencia contra el exsacerdote Carlos Eduardo José (62): finalmente absolvieron al cura. Estaba imputado por «abuso sexual gravemente ultrajante triplemente agravado» contra una alumna del colegio parroquial que dirigía.

En los tribunales de San Martín absolvieron al cura acusado de agredir sexualmente a una alumna entre sus 12 y 21 años ya que «la causa prescribió».

José había permanecido tres años y medio en prisión preventiva por haber estado prófugo una semana y fue sometido a juicio por los jueces del T.O.C N° 2 de San Martín, Raúl Luchelli Ramos y Mónica María Carreira.

- Publicidad -

El tiempo que estuvo prófugo se supo que estuvo escondido en un seminario, por lo que la Justicia le denegó los pedidos de excarcelación o prisión domiciliaria.

Las denuncias datan de entre 1999 y 2008 y la víctima es Mailín, quien concurrió al Instituto San José Obrero que José dirigía. En segundo año de secundaria, la joven se cambió de colegio pero no perdió el contacto con el sacerdote, que era amigo de la familia.

El juicio oral se inició el 4 de febrero. Mailín Gobo, hoy de 33 años, denunció al cura, en abril de 2017, por abusos cometidos durante una década, la que abarcó de los 12 y a los 21 años de la joven. Tras la denuncia, el sacerdote permaneció tres años y medio en prisión preventiva.

En la primera jornada del debate oral, otras tres alumnas, que también aseguraron haber sufrido abusos por parte del cura.

Los abogados habían pedido al tribunal «la pena máxima» que va «de 8 a 20 años de prisión»., por el delito de abuso sexual gravemente ultrajante agravado por la condición de sacerdote y ser tutor del colegio.

Si querés recibir las noticias de Anticipos Diario GRATIS a tu celular, envíanos un mensaje al whatsapp de la redacción haciendo click en el ícono que te aparece abajo a la derecha de tu pantalla.

También podés seguirnos vía twitter haciendo click en: @diarioanticipos

Anticipos Diario
- Publicidad -
Artículo anteriorZabaleta en la presentación de la Ley Micaela en Hurlingham
Artículo siguienteRestringen la salida de turistas a zonas peligrosas por coronavirus