Morón: Lo absolvieron
- Publicidad -

Morón: Lo absolvieron tras 12 años preso por un crimen que no cometió. Jorge Enrique González Nieva había sido condenado por asesinar a una mujer en Merlo tras una salida bancaria. Estuvo condenado 12 años, pero era inocente.

Morón: Lo absolvieron tras 12 años preso por un crimen que no cometió. Nievas había sido sentenciado por el Tribunal Oral en lo Criminal N° 1 del Departamento Judicial de Morón bajo la caratula de robo seguido de homicidio y portación de arma de guerra.

Finalmente la Corte Suprema de Justicia lo absolvió argumentando que la condena se dictó desconociendo las garantías constitucionales de debido proceso por parte de la Sala II del Tribunal de casación Penal y la Suprema Corte de Justicia bonaerense: defensa en juicio y de presunción de inocencia.

- Publicidad -

El 24 de mayo de 2006, Analía Aguerre fue asesinada a balazos en la puerta de su casa de Merlo, luego de haber retirado dinero en una sucursal bancaria de Castelar. Nieva haía sido señalado como integrante de la banda.

Aparentemente, al acusado lo habían reconocido por fotos como uno de los dos hombres que había cometido el crimen. Lo cierto es que el testigo no pudo reconocerlo en persona.

Además, la defensa cuestionó que dicho  reconocimiento tuvo lugar en horas de la noche en una comisaría y sin presencia del entonces abogado de Jorge.

Por otra parte, no hubo prueba forense que vincule a Nieva con los hechos, ni se probó el vinculo con los otros miembros de la banda.

«Nunca robé, nunca asesiné a nadie: estoy pagando algo que no hice» había asegurado en una entrevista  en PPT en 2018.

 En este sentido, la Corte criticó que no se valore el resultado negativo en la rueda de reconocimiento y fueron descartadas las pruebas que daban cuenta que, al momento del hecho, Nievas se encontraba en otro lugar.

Este accionar del Tribunal fue considerado contrario a las garantías de la presunción de inocencia y defensa en juicio. Por ello Nieva debió cumplir 12 años y 8 meses privado de su libertad.

González Nieva había declarado que el policía a cargo de la investigación le había exigido que le entregara su taxi y su negativa fue el desencadenante para mantenerlo detenido.

Al momento del debate oral, los efectivos policiales que tuvieron un rol central en la instrucción del caso se encontraban detenidos por distintos hechos delictivos vinculados con la adulteración de información y la fabricación de imputaciones con fines extorsivos.

Los jueces Rosenkrantz, Rosetti, Highton, Maqueda y Lorenzetti concluyeron que la sentencia afectó el principio de inocencia y las garantías constitucionales por lo que «no corresponde que la causa sea devuelta para el dictado de una nueva decisión (conf. primera parte del artículo 16 de la ley 48), pues ello implicaría continuar dilatando una situación de indefinición reñida con el derecho de defensa y el debido proceso».

El caso más famoso: El caso Fernando Carrera

Fue reflejado en la película el El Rati Horror Show, el documental argentino de 2010 dirigida por Enrique Piñeyro y Pablo Tesoriere basada en hechos reales y que habla de Fernando Carrera, el hombre condenado a treinta años de cárcel, no por error sino de manera deliberada, por parte de los integrantes de la Comisaría 34.

Morón: Lo absolvieron

Producto de la manipulación de una judicial después de la Masacre de Pompeya, Fernando Carrera. Fue estrenada el 16 de septiembre de 2010.

Se denomina Masacre de Pompeya a la persecución policial que terminó en una tragedia y la Policía Federal trató de ocultar. Perseguían a unos ladrones, confunden a un conductor ajeno al hecho, Fernando Ariel Carrera y le disparan sin que sugiera alguna amenaza.

Fernando Carrera recibe un disparo en la mandíbula, y en estado de inconsciencia, sigue su curso con el auto en marcha cuando atropella a varias personas y mata involuntariamente a tres: Edith Custodio (41), Gastón Di Lollo (6) y Fernanda Silva (35).

Cuando el auto de Fernando Carrera se detiene, la policía le dispara a matar. Recibe 18 balazos pero increíblemente se salva.

El título del film hace referencia a la popular cinta inglesa The Rocky Horror Picture Show.

Cuando la Policía toman conciencia que no era el ladrón que buscaban, manipulan la escena. Plantan pruebas falsas y arman la causa para incriminar a Fernando Carrera con un ladrón y asesino.

El 7 de junio de 2007, Fernando Carrera fue sentenciado a 30 años de prisión por robo y homicidio agravado en tres oportunidades.

Pero gracias al documental, el 6 de junio de 2012, fue liberado por disposición del Tribunal Oral Criminal 14, luego de que la Corte Suprema revocara la sentencia a 30 años, ya que se pudo comprobar la manipulación tanto por parte de la policía y el poder judicial.

Si querés recibir las noticias de Anticipos Diario GRATIS a tu celular, envíanos un mensaje al whatsapp de la redacción haciendo click en el ícono que te aparece abajo a la derecha de tu pantalla.

También podés seguirnos vía twitter haciendo click en: @diarioanticipos

Anticipos Diario
- Publicidad -
Artículo anteriorMorón Video: Detienen una banda que hacía entraderas
Artículo siguienteHabrá clases presenciales si la circulación del virus es baja