Morón: Policías se hicieron pasar por médicos para frenar una extorsión a la Clínica Agüero Diario Anticipos

Morón: Policías se hicieron pasar por médicos para frenar una extorsión a la Clínica Agüero. Actuó la Comisaría Morón Primera sobre un supuesto caso de abuso sexual seguido de una extorsión. Finalmente, el abuso se comprobó que fue una farsa por la cual una mujer y sus cómplices intentaban cobrar 4 millones de pesos. Terminaron todos presos.

Morón: Policías se hicieron pasar por médicos para frenar una extorsión a la Clínica Agüero. Paula Salomé Cortés de 25 años, residente en Pergamino 1790, Castelar Norte, denunció que semana pasada se descompuso, visitó la Clínica Agüero de Morón y fue asistida en la guardia por el médico Fabián Roberto Arce González.

Le recetó medicamentos pero Paula Salomé Cortés dijo que no había mejorado por lo tanto, el 15 de junio volvió a presentarse a las 13.30 y volvió a atenderla , donde atendida nuevamente por Fabián Roberto Arce González.

En esta oportunidad el médico le indicó que se colocara una inyección de Diclofenac y que luego regresara para hacerle unos masajes y aflojarle el nervio ciático.

Según Paula Salomé Cortés, cuando volvió, el médico Fabián Roberto Arce González la hizo recostar boca abajo en la camilla, y comenzó a realizarle masajes en la cadera, continuando por la columna, las piernas e incluso solicitándole que se baje más el pantalón para introducir sus manos en sus glúteos y luego en sus partes íntimas.

Ante este hecho, Paula Salomé Cortés se levantó de inmediato armando un «escándalo» en la Clínica Agüero y se fue directamente a la Comisaría de la Mujer Seccional Morón.

Ahí denunció al médico clínico de 33 años, Fabián Roberto Arce González, casado, vecino de Morón y se instruye una causa penal.

Pero la apoderada de la clínica, la abogada Ana Melina Fontana (37) denunció ante el Fiscal Fernando Capello que luego del «escándalo» de la joven, recibió un llamado telefónico de una persona que se identificó como Ismael Genovese y que dijo ser Fiscal Federal.

El llamado del supuesto Fiscal Federal Ismael Genovese fue para decirle a la apoderada de la Clínica Agüero que se acercaría por la tarde para acordar la  indemnización y que el caso de abuso sexual en institución no tome estado público. Fue entonces que le pidió 4 millones de pesos.

El Fiscal Fernando Capello dispuso vigilancia discreta y también pidió que la Clínica Agüero aporte el dinero (documentado en acta) para tomar a los extorsionadores in fraganti.

Con policías vestidos de médicos caminando en el interior de la clínica y personal de la fiscalía también en los pasillos se presentó el tal Ismael Genovese acompañado por Paula Salomé Cortés, el esposo de la joven, Hernán Campos, y su padrastro, Jorge Campos.

Los recibió la abogada Ana Melina Fontana, la representante legal de la Clínica Agüero y los hizo ingresar a una oficina para entregarles 170 mil pesos.

Pero una vez que Ismael Genovese tomó el dinero junto a toda la comitiva de estafadores y comenzaron a guardarlo en bolsos, ingresó el personal de la Fiscalía y del Comando de Patrulla detuvieron a todos y ahora están en prisión acusados de estafa y asociación ilícita.

Si querés recibir las noticias de Anticipos Diario GRATIS a tu celular, envíanos un mensaje al whatsapp de la redacción haciendo click en el ícono que te aparece abajo a la derecha de tu pantalla.

También podés seguirnos vía twitter haciendo click en: @diarioanticipos

Anticipos Diario
- Publicidad -