Lisandro Baladán La Matanza

Atropella, mata a un nene y le reducen la condena a menos de 4 años. Familiares de Lisandro Baladán pidieron que la Suprema Corte Bonaerense se expide por el caso del nene atropellado por Diego Hernán Gerbautz y que perdiera la vida.

El 23 de mayo de 2015, Diego Hernán Gerbautz conducía de contramano un automóvil marca Ford sobre la la avenida Vélez Sarsfield y Junín, La Matanza, cuando atropelló y mató a Lisandro.

El Tribunal Oral en lo Criminal N° 3 de La Matanza, integrado por Gustavo Omar Navarrine, Alfredo Pedro Drocchi y Sergio Polti, condenaron a Gerbautz a 9 años de prisión.

Pero el Tribunal de Casación Bonaerense Sala 4, integrada por Mario Eduardo Kohan y Carlos Natiello, le redujeron la sentencia en abril a 3 años y seis meses de prisión efectiva al recaratular la causa «Homicidio por Dolo Eventual a Homicidio Culposo».

«El padre del homicida se llevó el auto apenas ocurrió el hecho, la Policía no dijo nada y no se hizo la pericia. Casación, en uno de los argumentos de su fallo, sostuvo que al no poder hacerse la pericia no se puede precisar la velocidad», le dijo al portal especializado Alerta Provincia, Cecilia Figueroa, madre de Lisandro.

Ahora, la mamá de Lisandro pide que «la Suprema Corte Bonaerense actúe rápido, que no duerma el pedido» efectuado por el Fiscal de Casación, Jorge Roldán, en abril pasado.

La urgencia es porque se acerca la fecha de receso del Poder Judicial, que arranca el 1° de enero y recién reanuda su actividad en febrero.

«La ley 27.372 de las víctimas en uno de sus artículos pide que se actúe con celeridad a los juicios. Seguimos siendo víctimas por más que la ley se creó después porque acá no hay una sentencia», agregó Figueroa.

Según la mujer, a Gerbautz «le otorgaron la prisión domiciliaria y la cumple en el country Malibú de la localidad de Canning, Ezeiza. Y lo autorizaron a trabajar de lunes a viernes de 07:00 a 18:30 y los sábados de 7:00 a 15:30. Como no le pusieron la tobillera electrónica de inmediato, los celadores son el padre y la madre. El padre fue quien se llevó el auto para que no se hagan las pericias y la madre nos amenaza y ataca cuando puede.»

Por otro lado, Figueroa sostuvo que «el fiscal de la causa, Ariel Speranza Rossi, titular de la UFI 8 de La Matanza, nos dijo que era conveniente aceptar la prisión domiciliaria para evitar el peligro de fuga, porque estaba suelto y no le iban a dar prisión efectiva en una cárcel». Luego, señaló que: «Speranza Rossi y el juez Navarrine aceptaron la prisión domiciliaria de este asesino, todo una locura».

Gerbautz fue a cumplir la condena al country en septiembre pasado, pero antes estuvo en la comisaría de Tapiales, en La Matanza, donde según denunció la madre de Lisandro «todos los días lo visitaban y hasta dormía en la casa del comisario».

- Publicidad -