Un cuento chino: Los cuadernos que ya no están

(por Andrés Llinares).- En el año 2000 gobernaba la Alianza. La fusión política recontra fracasada entre el Fre.Pa.So. y la UCR. Hubo reparto de coimas en el Senado de la Nación para votar la Ley de Reforma Laboral. Y salió a la luz con una frasecita del entonces miembro de la cámara alta, Antonio Cafiero. 

Cafiero dijo: “No tengo dudas, pero ninguna prueba”.

Dieciocho años después, la misma frase le cabe a Julio De Vido, su equipo, y el Ministerio de Planificación. No caben dudas que contra la obra pública había un retorno, pero evidentemente no hay pruebas tangibles, materiales, más bolsos, conventos, monjas y funcionarios armados mientras las boletas de servicios siguen llegando con aumentos altísimos y los funcionarios nacionales tienen el dinero en el exterior porque el país que gobiernan no es confiable.

Entonces comienza la película de Oscar Centeno, el chofer K, un tapado durante el kirchnerismo. Tan tapado, que acaba de desplazar al Orador de la Revolución Tercero, Federico Andahazi. El Segundo es el diputado nacional Fernando Iglesias y el original, el que realmente vale, Juan José Castelli, miembro de la Primera Junta, al que le pusieron ese apodo los historiadores revisionistas del siglo XX.

De Castelli a Iglesias, Fernando Iglesias, nada que ver con Julio ni Herminio, hay 200 años. Pero Centeno es contemporáneo. Gran triunfo de Centeno porque escribe a mano alzada de manera legible y sin tachaduras. Y no tiene fallas sintácticas, ni morfológicas, ni gramaticales. Y aunque esta flojo de estilo, construye tramas muy buenas. Borges tachaba sus manuscritos. Centeno no los tachó en años.

A continuación, un manuscrito de Borges:

Y este es un manuscrito de Centeno:

Como pudieron observar, Borges era un desprolijo y Centeno un capo.

Para ser militar y luego chofer, Centeno hizo un carrerón. No le veo pasta de actor, porque se esconde cuando ve una cámara. Quizás el tipo es tímido y se conecta con el mundo a través de la escritura. Conozco gente así, al menos uno más que se conecta al mundo mediante la escritura, pero no es tímido. Ese parece que actúa las 24 horas frente a las cámaras.

Pero acá el caso es Centeno. Digamos que Centeno escribía y de manera muy minuciosa. O sea que deseaba que alguien lo leyera. Una medida de seguridad muy buena la de utilizar los cuadernos Gloria. Así no me secuestran la PC,  la Tablet o la Notebook y si se corta la luz, puedo seguir escribiendo. Entonces lo meto todo en un cuadernos.

¿Quién va a revisar un cuerdo Gloria? ¿Quién? Lo va a revisar una sola persona. La persona que lee la obra de Centeno que vaya a saber uno dónde esta.

Digamos entonces que la historia de Centeno es así: escribía para alguien que leía. Es una obra literaria que se convierte en parte de inteligencia o un parte de inteligencia que se convierte en obra literaria. Sea uno u otro el caso, es un texto único pero reversible. Digo, a) de un ejemplar y b) que se puede leer como parte de inteligencia y libro al mismo tiempo.

Esta escrito, y si esta escrito, es para leer. Puede que sea un ayuda memoria. ¿Y para qué la trama? Entonces volvemos al principio. Es una obra literaria de inteligencia que alguien escribe para que otro lea.

De todos los cuadernos, faltan todos. Pero están las hojas escaneadas. Y eso vale. Vale para la Justicia. Si querés andar por la calle con la fotocopia del DNI y decís “ete choy yo”, no vale. Pero para una megacausa los cuadernos escaneados valen.

Y es más barato. Para armar el Fifagate o el Lava Jato hubo que utilizar teconología y tecnología y más teconología y reconocimiento de rostros, huellas y radares militares y cruzar datos bancarios de varios países con cuentas en paraísos fiscales y recopilar correos electrónicos.

Acá, una caja de cartón, unos cuantos cuadernos Gloria, un periodista, un diario grande y listo. Se amplía la red de sospechosos. Un capítulo de House of Cards exitosamente bizarro. Podría llamarse Homless of Cards o Mala Karta que suena bárbaro y pega más aunque sea kurdo y acá nadie habla ese idioma.

Si de todos los cuadernos falta uno, la conclusión es fácil. En el cuaderno que falta se encuentra el nombre del entregador.

El entregador no se conoce porque voló, obvio. Y entonces aparece en escena Jorge Bacigalupo, un ex sargento retirado de la Policía Federal y se hace cargo. Los entregué yo dice y listo.

Pero la Justicia puede saber cuáles son los entregadores. ¿Cómo? Fácil. Hace la tira de nombres de los sospechos, le resta los que aparecieron en los cuadernos y le da la cuenta. Los que faltan son los que los entregaron. Pero están libres como el ave que escapó de su prision y puede al fin volar, según declaró Nino Bravo.

¿Están libres? Y obvio, si los entregaron para zafar.  ¿Y sino para qué?

Mientras tanto, seguimos con la campaña de concientización a nivel nacional contra los cuadernos desde los medios que nos quieren y respetan y no nos extorsionan para sacarnos plata porque hacemos las cosas bien como bajar la inflación, reactivar el parque industrial, estancar el dólar y mejorar la salud y la educación pública.

El lector de Centeno, porque Centeno escribía los cuadernos para que alguien los leyera, esta en el cuaderno que falta. Ya a se va a dar cuenta el Juez Federal Claudio Bonadio. Por ahora no puede porque esta realizando una lucha titánica para allanar los domicilios de Cristina Fernández y que de una vez por todas los conozca el gran público.

Centeno entraba y salía de Olivos, y tenía contacto con Néstor, no con Cristina, dice la esposa que ya no lo quiere más al escritor. A la esposa desamorada, le dicen HH o Doble H. Pero no es un alias de agente secreto. Le dice como le dicen porque se llama Hilda Horovitz.

Así que tenemos un ex Ejército, un ex Policía Federal y una esposa que ya no quiere a su marido con el apodo de HH o Doble Hache. Con estos elementos, estamos por meter a todo el gobierno anterior preso.

China figura en los cuadernos de Centeno. China no tiene problemas con la corrupción. Ni con la propia ni la agena. Digo, ellos admiten en sus informes impositivos pagos fuera de convenio sin problema. En Estados Unidos es muy distinto. El Fisco es muy estricto. Tenés que explicar de dónde salió el dinero, dónde fue a parar y qué pagaste para ganarlo y para invertirlo. El Fisco en Estados Unidos es la maquinaria de dinero conectada a la maquinaria militar que esta conectada a la maquinaria industrial. No es un vicio, es un círculo productivo que tienen armado los norteamericanos. Sino declarás el dinero, entonces Norteamérica deja de hacer un fusil y un soldado esta desarmado. Así que vas preso porque sos un traidor. En China a nadie le importa algo excepto ganar dinero como sea. Invadiendo el Tibet o fabricando remeras Tommy Hilfiger. Pero el dinero tiene que volver siempre a China.

Esta es una ventaja competitiva para China frente al mundo. Y un peso que tiene Estados Unidos en el mercado global.

Durante el cristinismo, China hacia negocios con una empresa local: Electroingeniería. ¿Figura Electroingeniería en los cuadernos? Obvio. Entonces si Electroingeniería era socia de China, los chinos son corruptos.

Pero es lo era lo de menos. Porque Electroingeniería tenía cobertura en el país y en Oriente aplaudían a los empresarios chinos cuando llegaban con dinero.

En los cuadernos figura Gerardo Ferreyra, Gerente de Electroingeniería, socio de China en los negocios locales y otro corrupto. Gerardo es el hermano mayor de Chuck y tuvieron una infancia terrible que inció su ciclo negro cuando fueron separados al nacer. Chuck se quedó en Estados Unidos y le tomó el gusto a eso de pelear contra los malos que en general son siempre los mismos, los mapuches iraníes. A Gerardo lo escondieron en Argentina y se encontró con un país repleto de oportunidades. Se puede ser malo y recibir saludos como bueno, se puede ser perverso y gobernar. Es así de simpática y tolerante Argentina. Un país muy democrático.

Pero Gerardo y Chuck no se hablan. Menos ahora que Chuck sabe que Gerardo esta vinculado a los mapuches iraníes, o sea, a los malos. En la foto, Chuck El Combatiente y Gerardo El Empresario con el cartel de Electroingeniería detrás.

Llegó la venganza de Chuck. Y Chuck es implacable. Mientras Chuck es protagonista de muchas películas en donde enfrenta a los malos y jamás lo matan, Gerardo es uno de los malos que protagoniza un gran libro que nadie leyó pero por solo existir, su vida corre peligro.

Como Chuck odia a Gerardo, apioló a la CIA y la CIA a Donald Trump que es igual a Chuk pero viejo, de mal carácter, fuera de estado y con un peinado pop bastante extraño para un primer mandatario. ChukTrump  tienen algo en común: pelean a todos los malos en todos los terrenos y sin reglas.

¿Por dónde arrancó Chuk con la CIA y al CIA con Trump? Hay que demostrar que los chinos que son igual a los coreanos y, peor, igual a los vietnamitas que nos ganaron una guerra, son corruptos, malos.

¿Para qué? Para prohibirle a los países pobretones hacer negocios con ellos, con los Chinos, y los obligamos a hacer negocios con nosotros que somos la tierra de la libertad y odiamos a los comunistas.

El Plan Chuk, como se lo conoce en la Casa Blanca es genial, porque China ya compró media América Latina, se expande en África y tiene la mitad de la deuda externa de Estados Unidos.

La infografía a continuación demuestra en que países son mayores las inversiones chinas que norteamericanas. Así están las cosas.

Si de un día para el otro, China mete en el mercado mundial la deuda externa norteamericana, Trump tiene dos opociones: a) Imprimir tantos billetes que la inflación que Estados Unidos no tuvo en 200 años la va a tener en un día; b) Invadir China. Por esto, el Plan Chuck cayó bien en la Casa Blanca. Es más barato.

Así que un día, de los últimos tres años, llegaron los cuadernos a la Argentina, se los mostraron al Presidente Mauricio Macri y le dijeron:

– Mr. President, ¿está interesado en esta historia?

Macri los mandó a leer. Volvió Marcos Peña, le dijo, “esto es un golazo” y aunque Emilio Monzó se agarró la cabeza, Macri volvió a reunirse con los norteamericanos.

– ¿Y Mr. President? ¿Qué va a hacer con todos estos cuadernos? – le preguntaron. Y lo hablaron en secreto.

Como se filtró el pizarrón en donde el Presidente Macri hizo la gráfica de su plan con tiza pero borró mal porque en el colegio en que se juntaron no había luz, se pudo saber los pasos que el Gobierno Nacional va a seguir.

Primero, negociar la relación con China por una fructífera, rentable, con Estados Unidos. Esa relación no existe. Estados Unidos la exige, pero sin nada a cambio. El padre del Presidente Macri es representante comercial de China en Argentina (y esto es real). Si cambia la relación, ¿cuál será el rol del padre del Presidente? ¿Otro más que se queda sin trabajo? Presidente Macri hijo quiere evitarlo.

Resuelto este punto, ya verá el Presidente Macri hijo cómo diseña la escena de meter a Cristina presa lo que es un imposible gracias a Miguel Angel Pichetto.

Lo que le viene bien al El Presidente Macri.Demuestra que lucha y lucha contra la corrupción pero la política, la política de la oposición, claro, lo frena, le toma las calles, le hace piquetes. Por lo tanto hay que votar más a Cambiemos.

Y entonces le meten ficha a Bonadio que le cuesta poco mandar a allanar. Bonadio es a Macri lo que Oyarbide fue a Cristina con la diferencia de que los dos son como Walt Disney para los Estados Unidos.

Así como Walt Disney le dio la fantasía de Plenitud a Estados Unidos, Oyarbide primero, y Bonadio después, le dieron la fantasía de Justicia a nuestro país.

Bonadio no va a poder meter presa a Cristina porque el dueño de la ex mandataria es Miguel Angel Pichetto. Y Pichetto ya lo dijo. No va a haber desafueros. Y Carlos Menem que no fue preso durante el kirchnerismo, ayuda.

Pan y Circo frase vieja. El tema es que rindieron mucho los videos de José López armado con un fusil y dejando bolsos repletos de dólares en un convento a media noche.

Pero nadie encontró más videos y todos hablaron de la Ruta del Dinero K y entonces lo tienen que demostrar. Cómo no van a poder demostrarlo si ahora son Gobierno Nacional. Si mostraron los bolsos de López y los 4 millones de dólares de Florencia Kirchner, alguien tiene que tener más, mucho más, no bolsos, contenedores, sobre todo Cristina, contenedores de dinero enterrados en los fondos de las casas lujosas de los countries y barrios cerrados.

Pero nadie sabe dónde están esos contenedores mientras la inflación sube, el dólar no se detiene, el mercado interno se achica, las tasas de interés son impagables y los servicios públicos trepan. Y acá empieza el bolonqui para el Gobierno Nacional.

No pegamos una así que demostremos que los anteriores eran terribles, estaban endemoniados y que no pueden ni van a volver.

– ¿Cómo si no tenemos videos? ¿Y fotos tampoco hay? Tampoco. Algo, denme algo – gritó el Presidente Macri y llegaron los cuadernos vaya a saber uno de dónde y entonces inmediatamente Elisa Carrió salió corriendo a explicarlo por Twitter. Cayeron del cielo. Listo la explicación. Una genialidad. (El tuit es real).

Durán Barba que en el Gobierno Nacional lo consideran alguien así como Leonardo Da Vinci, sabe de todo, mandó de inmediato a producir un contra hit en inglés que acá muy pocos hablan pero a todos les gusta, para contraatacar este verano. Llamó a Laura Branigan para que lo cante y quedó bárbaro porque encima lo hizo vintage que gracias a Palermo esta de moda y acá lo exhibimos en exclusiva:

Y de inmediato hicieron la versión local en castellano con toda la tira costumbrista que exhibe el área metropolitana en la Costa Atlántica:

La campaña contra la intolerancia de Unidad Ciudadana esta en marcha. Arranca en 120 días. Diciembre. Y arranca en las fiestas paganas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires repletas de éxtasis y agua propiedad de abogados mediáticos y que se financian con el dinero que se recortó a la universidades nacionales públicas del conurbano.

En 4 meses, la rompemos.