Lo encontraron dentro del tanque de agua pero no era plomero ni buzo

Gracias a la denuncia anónima de un vecino y la confirmación aportada por los dispositivos de seguridad del Gobierno Local, se inició una investigación que logró desbaratar un grupo que comercializaba drogas en el Conurbano con sede en Haedo. Fueron secuestrados 20 kilos de marihuana y 600 gramos de cocaína.

Durante uno de los allanamientos, la policía encontró oculta a una persona dentro del tanque de agua de una de las viviendas allanadas. Pero de inmediato la detectó que no era plomero ni buzo sino dealer y fue detenido.

La banda narco fue desarticulada por la Policía de Morón luego de que las cámaras de seguridad del Centro de Operaciones y Monitoreo (COM) aportaran las pruebas necesarias para confirmar el manejo que hacían.

La Comisaría Segunda de Haedo comenzó la investigación que incluyó el rastreo de un vehículo y que, finalmente, concluyó con operativos llevados a cabo junto a las fuerzas de la Policía Bonaerense en esa localidad.

Se realizaron cuatro allanamientos. Fueron detenidos cuatro individuos como responsables de la distribución y la comercialización de las drogas. Y se incautaron 20 kilos de marihuana y 600 gramos de cocaína.

Además, los agentes secuestraron un vehículo, dos armas de fuego, balanzas de precisión para pesar las sustancias y dinero en efectivo.

En uno de los búnkers había una caja donde “los clientes” de la banda depositaban el efectivo para, luego, adquirir drogas.

La marihuana incautada se encontraba distribuida en “panes”, lista para ser cortada, embolsada y vendida.